Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
25ºC
Actualizado 01:12 pm

El bicentenario de la Independencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-27 05:00:00

El bicentenario de la Independencia

El próximo año, 2010, será el de la celebración del bicentenario de nuestra Independencia. Se trata de conmemorar un episodio sin par en la vida de Colombia como nación soberana.
El bicentenario de la Independencia

Pero ante el alborozo que en los espíritus republicanos brota al traer a la memoria la dimensión de lo que rodeó a los hechos que culminaron en el levantamiento que se llevó a cabo en Santa Fe el 20 de julio de 1810 y en fechas cercanas a tal día en localidades cimeras de la República como El Socorro y Pamplona, surge la inquietud de cómo se va a llevar a cabo tal celebración.

En forma suelta y fraccionaria algunos medios de comunicación han informado a la opinión sobre actos que se van a llevar a cabo, respecto de obras de ornato para que tal momento no se pierda de la memoria de las actuales generaciones de colombianos.

Y sí, tal celebración debe comprender el erigir obras y monumentos que dejen una huella hacia adelante, como ocurrió hace un siglo cuando se celebró el centenario de la Independencia.

Pero eso no es todo, es sólo la parte exterior de la conmemoración, el boato. Hay aspectos mucho más importantes.
Entre ellos sobresale el que es el momento histórico más adecuado para hacer un interesante balance de lo que ha hecho el país a lo largo de su vida como nación independiente.

¿Las generaciones que ha habido desde el 20 de julio de 1810 a nuestros días acaso han cumplido con la tarea histórica que les correspondía? ¿Han sido superiores a los desafíos o por el contrario, mucho del tiempo y las energías del país se han ido en pírricas luchas internas que nos han desgastado y han hecho que desperdiciemos coyunturas sin par? ¿Económicamente el país ha tomado las mejores decisiones en cada momento  o se ha actuado con miopía? ¿Se han hecho oportunamente las reformas que el giro de los tiempos y las gentes demandaban, o nos aferramos a la defensa de privilegios que han frenado el avanzar?
Celebrar no es solo construir parques ni erigir monumentos, ni fanfarria de desfiles militares y discursos solemnes. Es un acontecimiento vivo, amplio; es el instante indicado para hacer un análisis de lo que hemos hecho, de aquello en lo que hemos atinado y de los desaciertos y golpes de ciego que históricamente hemos dado.

Estamos a puertas del año del bicentenario. Desafortunadamente, 2010 será un año de elecciones cruciales, es decir, las celebraciones se harán en medio de una aguda puja que ha polarizado al país en torno a quien debe desempeñar el cargo de Presidente entre 2010 y 2014 y por eso puede ser utilizado por más de uno con el ánimo de captar votos.

De allí la importancia de tomar conciencia de que el bicentenario comprende un desapasionado y lúcido balance y análisis de lo que hemos hecho, de en qué hemos fallado y cuál será nuestro futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad