Lun Ene 16 2017
23ºC
Actualizado 12:45 pm

Delirios de persecución | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-13 05:00:00

Delirios de persecución

Si por ellos fuera, irían a todas partes con escoltas. No solamente porque teman ser secuestrados, sino para evadir todas las miradas, comentarios y demás ‘ataques’ que ellos se creen.
Delirios de persecución

Socialmente son personas que viven con delirio de persecución todo el tiempo. Muchas veces porque su ego les lleva a pensar que son el centro de atención de todas las miradas, que todas las personas de su mismo sexo le tienen envidia y el sexo contrario está que se derrite por ellos.

Otros se van a un plano más negativo y piensan que cualquier rumor, risa en un grupo, comentario entre compañeros de trabajo, etc, va hacia ellos.

La inseguridad o los grandes complejos los hacen pensar que siempre están hablando de lo malo que hacen, de lo mal que se visten y hasta de lo patética que puede resultar su vida.

Lo cierto es que esas personas no se concentran realmente en sus cosas, se dejan robar la tranquilidad por ellos mismos y les cuesta aceptar que nadie habla de ellos.

LISTA
Puede ser delirio de grandeza

El delirio de grandeza es una enfermedad psicológica, de la rama de la paranoia, que consiste en creerse un personaje poderoso o importante.
Usted puede estar pasando por este delirio si:

1 Está convencido que usted está por encima de los demás.
2 Le gusta hacerse notar.
3 Tiene una idea deformada de la realidad y la gente se lo ha hecho saber.
4 Aparenta una posición social elevada.
5 Crea una doble vida.
6 Les gusta que hablen de usted para saciar sus ansias de sentirse importante.
7 Se convierte en una persona insoportable para quienes lo rodean, pero eso al final le gusta.

LISTA
Puede ser delirio de inferioridad

En el otro lado de la balanza está aquella persona que vive todo el tiempo pensando en los demás, actuando por los demás y buscando de manera conciente o inconciente la aprobación social. Por eso, siente que todos se ríen de él, que todo lo hace mal, que en una reunión siempre que se levanta hablan de él, que fue rechazado, etc.

Usted está pasando por este delirio si:

1 Se compara constantemente con los demás
2 Analiza de pies a cabeza a las personas que lo rodean.
3 Se siente rechazado constantemente en los espacios sociales.
4 Siente envidia del triunfo de los demás.
5 Sobredimensiona cualquier comentario por constructivo que sea. Siempre lo verá como una ofensa.
6 Vive frustrado.

¿Qué hacer?

Si usted es o tiene una persona que vive creyendo que todo el mundo habla de él, se enamora de él, o que lo odian y quieren hacerle la vida de cuadritos, es importante que se le haga saber que debe empezar por trabajar en él mismo y no en esperar qué dicen los otros de sus éxitos.

No es lo mismo sentir deseos de que sean reconocidos los logros, el éxito y de que la persona quiera experimentar la admiración de los demás. Pero vivir en pro de las miradas de los demás es una señal de alarma.

preguntas y respuestas
Juan Gabriel Sánchez / Psicólogo

¿Por qué algunas personas viven pensando que sufren de delirio de persecución?

¿Está relacionado este comportamiento con creerse demasiado importantes o es otra razón la que las obliga a sentirse perseguidas?
Una de las razones puede ser la egolatría, porque sienten que el mundo gira en torno a ellas. También puede ser producto de la inseguridad, de sentirse con minusvalía y ser el centro de la crítica negativa de los demás.
¿Qué señales nos indican que estamos cayendo en este estado? Todo viene de la construcción de la personalidad, del súper yo.

Eso se va generando en la medida en que se construye el aparato psíquico.
¿Cuáles pueden ser las causas que lleven a que la persona quiera despertar envidia o que quiera ser el centro de las miradas en todo momento? Las personas que impulsan la imagen, tienden a que los demás se vuelvan ególatras, se quieran sentir siempre como los mejores, como los triunfadores. Pero la gente distorsiona el mensaje.

¿Qué esconden aquellos que sienten delirio de persecución porque creen que los demás hablan constantemente de ellos pero de forma negativa?
Es una necesidad de ser aceptado, de figurar, de ser tenido en cuenta, de ser parte del grupo y de no querer sentirse aislado. Pero conseguir esto con una baja autoestima se puede convertir en una hecatombe. Es difícil, pero se vive en un mundo que funciona con base en el que abre campo como sea.

Ana Juliana Becerra
Psicóloga

 

Todos hablan mal de mí; Pasé y se rieron; ¿Cómo abordar ese comportamiento? Normalmente eso tiene como base la inseguridad y la baja autoestima. Es estar comparándose con el otro, pensar que la mayoría de las personas están pendientes de él o de ella. Por lo general, tienden a ponerle mucha atención al qué dirán o a caer bien.
Esa inseguridad es la que lleva a mantener a la persona torturada todo el tiempo.

¿Qué pautas puede seguir una persona que se siente inferior a los demás? Lo primero es tener claro que no sólo las personas hablan mal de los demás; también hablan bien. Se debe entender que no todas las opciones son malas. Lo siguiente es mirar qué tan cierto es que hablan de él o de ella, si tienen un concepto errado, si no escogieron las mejores circunstancias para mostrarse como son, ya sea por timidez, porque esperan que los demás se acerquen. Estas personas deben dejar a un lado la pasividad ante las relaciones sociales.

Todas me envidian; Todos están enamorados de mí; ¿Delirio de grandeza? El deliro de grandeza es más complicado porque la persona es menos conciente del asunto. Lo que se puede hacer es ayudarla a esa persona a darse cuenta de qué está generando en los demás, qué quiere proyectar y que tengan conciencia de cómo quiere relacionarse.

El delirio de grandeza lo que esconde es un real complejo de inferioridad. Son personas que prefieren sentirme la gran cosa para no mostrarse como son, porque creen que al hacerlo, los demás no las aceptarán. A este tipo de personas les choca que las opaquen pero no saben que el mejor camino es compartir experiencias, establecer relaciones duraderas con los demás pero no vivir de cualidades agrandadas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad