Desierto de la Tatacoa, un encuentro con el esp铆ritu | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-18 04:39:14

Desierto de la Tatacoa, un encuentro con el esp铆ritu

Nadie conoce el Desierto de la Tatacoa como Mar铆a del Pilar Perdomo Tovar.
Desierto de la Tatacoa, un encuentro con el esp铆ritu

A sus 37 a帽os de edad, sabe exactamente cu谩les son los encantos de este para铆so colombiano.

Con tan solo 2 a帽os como gu铆a tur铆stica, ha logrado que m谩s de uno se enamore de este sitio, conocido como la cuna de la paleontolog铆a en Colombia y tambi茅n por ser el mejor sitio del pa铆s para hacer observaci贸n astron贸mica de manera aficionada.

Este ex贸tico lugar se encuentra ubicado en el norte del Huila a 40 kil贸metros de su capital, Neiva. Ofrece a quienes lo visitan la mejor experiencia, si lo que se busca es desconectarse del mundo y encontrarse con su propio esp铆ritu.

En un recorrido de 3 horas partiendo desde Villa Vieja (el casco urbano de este lugar), Mar铆a del Pilar explica que el paisaje del Desierto es el primer impacto visual que tendremos debido a la singular formaci贸n de las erosiones color rojizo y gris que se ven.

Adem谩s, aclara que la naturaleza ha sido caprichosa y que f谩cilmente encontraremos miradores donde se puede apreciar la morfolog铆a de algunas monta帽as con figuras de cocodrilos, tortugas, o con la forma de la cabeza de un perro, entre otras.

Son las 8 de la ma帽ana y ya se empieza a sentir el fuerte calor, que en 茅pocas de verano llega a ser hasta de 40 grados, pero los relatos de Mar铆a del Pilar emocionan a todos, as铆 que el 聭sofoco聮 se olvida.

Pero en m铆 est谩 todo el tiempo el principal objetivo de mi viaje al Desierto de la Tatacoa: Disfrutar de los eventos astron贸micos vistos desde el Observatorio ubicado all铆.

Nos dirigimos hacia el valle del Cuzco y s茅 que a pocos pasos se encuentra el Observatorio, as铆 que la emoci贸n y la impaciencia aumentan.

En este valle, el color rojizo de su suelo producto de su riqueza en hierro hace pensar en el planeta rojo, Marte. Los aldeanos han denominado a las formaciones de las monta帽as en forma particular: Las Catedrales, el Ojo del Desierto, el Ojo del Tigre y una en particular llamada las Curvas de Shakira.

Luego de recorrer este valle, Mar铆a del Pilar nos dirige hacia Los Hoyos, otro valle que se ubica a unos 8 kil贸metros de Cuzco.

El color gris de su terreno adornado con estoraques da la impresi贸n de un fondo marino; aqu铆 las texturas son caprichosas y el sitio conocido como El Congreso de los Fantasmas es un paraje obligado de este valle de panorama desolador.

Los Hoyos es un sitio ideal para acampar por la cercan铆a a algunos paraderos que incluso tienen piscina, que ayudar谩n a tomar un segundo aire para continuar este ex贸tico viaje.

De otro tiempo聟

El Desierto de la Tatacoa cuenta con sitos especiales para acampar, los cuales tienen 谩reas hidrosanitarias y restaurantes. Gu铆as como Mar铆a del Pilar explican sobre la vegetaci贸n de este lugar. Dependiendo del tiempo, la longitud del sendero y el n煤mero de personas, los gu铆as ofrecen tarifas que oscilan entre $25 mil y $80 mil.

Luego de Los Hoyos el recorrido contin煤a hacia La Venta, un sitio lleno de magia donde se encuentra el cementerio paleontol贸gico del Valle de las Tristezas, f贸siles de antiguos animales que se han encontrado en este lugar. 聯Desde un punto de vista biol贸gico llama la atenci贸n que dentro de una zona tan verde como corresponde a esta 谩rea del pa铆s se encuentre una de las zonas m谩s 谩ridas de Colombia. Porque tan s贸lo un poco m谩s al sur empieza el macizo colombiano, el nudo de las papas. All铆 nacen las tres cordilleras del pa铆s聰, explica otro de los gu铆as.

La hora del almuerzo se acerca y regresamos a la poblaci贸n de Villa Vieja, el casco urbano de la zona.

Humberto Moreno, secretario de cultura y turismo de Villa Vieja, explica que esta poblaci贸n es el segundo destino tur铆stico del Huila. A帽ade que no se puede dejar de visitar en esta poblaci贸n el Museo Paleontol贸gico, el Monumento Nacional de la Capilla de Santa B谩rbara y La Casona, una colonial edificaci贸n.
Por s贸lo $7 mil podr谩 degustar un plato t铆pico de la regi贸n que puede ser: Chivo y ovejo estofado y pepitoria, entre otros.

Luego del almuerzo un recorrido por los sitios mencionados de Villa Vieja y un merecido descanso, son la antesala para el momento m谩s esperado. la observaci贸n astron贸mica.

El cielo en las manos聟

Son las 6:30 de la tarde y como todos los fines de semana Javier Fernando R煤a Restrepo, director del Observatorio Astron贸mico, da inicio a sus amenas charlas. 聯Hablamos de conceptos b谩sicos de astronom铆a, explicamos qu茅 es lo que se observa cuando cualquier persona levanta la cabeza y mira al cielo, damos a conocer a qu茅 parte del cielo corresponde. Se habla de c贸mo se forman y c贸mo se acaban las estrellas, en una explicaci贸n que se acompa帽a de la pr谩ctica聰, explica el astr贸nomo.

Por su parte, Ra煤l Joya Olarte, director del Observatorio Astron贸mico de la Universidad Sergio Arboleda, explica que el Desierto de la Tatacoa es ideal para la observaci贸n 聯porque el nivel de oscuridad y la poca contaminaci贸n que encontramos all铆 permite que se puedan apreciar las estrellas fugaces con mayor facilidad. La belleza es sin igual y los eventos que en ese lugar se organizan est谩n abiertos para todo tipo de p煤blico. Por el estr茅s que produce el agitado ritmo de las ciudades esta es una buena opci贸n para retornar al esp铆ritu聰.

El encuentro con las estrellas se armoniza con charlas sobre mitolog铆a. Trazando un mapa del cielo vamos conociendo las divisiones de las constelaciones, con su nombre en griego y en 谩rabe y observamos los principales objetos que hay en estos mapas, tales como constelaciones, planetas, galaxias, c煤mulos abiertos, entre otros. Es una experiencia 煤nica que va llegando a su fin.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad