Estos trámites son los más engorrosos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 05:51 am

Estos trámites son los más engorrosos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-25 05:00:00

Estos trámites son los más engorrosos

En verdaderas pruebas de resistencia  se han convertido para los bumangueses, diligencias tales como la denuncia de la pérdida de un documento, el paz y salvo, las ‘vueltas’ en los bancos, la expedición de los antecedentes disciplinarios, las solicitudes de asistencias médicas, los pagos de multas o las quejas ante las empresas de servicios públicos, entre otras.
Estos trámites son los más engorrosos

 Por culpa de ellas, más de un bumangués se ha visto obligado a hacer filas interminables. Tan desesperante es la situación que, a muchos les toca recurrir a tramitadores para conseguir los papeles que necesitan.

La Página Bucaramanga, en su tradicional ‘ranking’ semanal, presenta hoy el ‘Top 10’ de los  trámites más engorrosos que se realizan en la capital santandereana.

Derecho a la salud

Quienes afrontan algún quebranto de salud, para ser atendidos viven un ‘calvario’, casi peor que la enfermedad que padecen.
Desde la misma solicitud de la cita médica, pasando por las demandas y las ‘colas’ que deben hacer, todo resulta ser una maratónica jornada. Lo primero que le dicen al paciente es: “usted no tiene derecho a que se le cubra el tratamiento; debe asumir el costo porque no es patología POS”. Y aunque eso no sea cierto, al enfermo le toca demostrar que el medicamento que necesita es vital y que, por supuesto, se le debe entregar.

Ante la negativa de un servicio de carácter vital, a la gente le toca acudir a la oficina de atención de su EPS y exigir el amparo de su derecho fundamental a la vida.

Después tiene que dirigirse a la gerencia y agotar allí otras instancias. Por último, y casi como último recurso, termina en la Superintendencia de Salud para plantear su problema, hasta que, al fin, termina instaurando un proceso de tutela. Y para que tenga un fallo positivo, en dicho recurso judicial el enfermo debe demostrar con exámenes que el tratamiento es vital y que se le está vulnerando el derecho a la vida.
Lo peor es que, aunque en muchos casos las tutelas fallan a favor del paciente, son pocas las oportunidades en las que las disposiciones judiciales se cumplen a tiempo.

Denuncia de un documento de identidad perdido

Si a usted se le pierde un documento, es mejor que se ‘persigne’. No se trata sólo del peligro que representa el hecho de que el papel caiga en manos de delincuentes, sino de la verdadera tragedia que implica el simple hecho de denunciar la pérdida. La ‘vuelta’ le representa cuatro eternas ‘colas’: la primera, es la de la compra de una estampilla; después debe pagar una suma de dinero en un banco. Luego le corresponde ir a la Inspección de Policía y someterse a tres chequeos más, que incluyen firmas de ‘aquí y allá’.

La firma de un contrato

Esta es otra de las pruebas máximas de los trámites. Alguien que vaya a contratar con una entidad pública o privada que maneje de recursos del Estado, debe someterse a un ‘viacrucis’ para conseguir la rúbrica de aprobación.
Todo porque el Decreto 2474, del 7 de julio del 2008, obliga a cualquier persona a diligenciar una especie de ‘antología’ de diligencias para recibir la firma oficial. Debe expedir el certificado judicial, el registro único tributario, hacer los aportes a seguridad social (salud y pensión), presentar el certificado de riesgos profesionales, solicitar los certificados de antecedentes fiscales y el certificado de actos disciplinarios, así como hacer la declaración de bienes. Todo, sin contar que tiene que presentar los papeles certificados. En esa ‘maratón’, una persona puede durar hasta 30 días.

‘Vueltas’ en Tránsito

Pagar un comparendo en la Dirección de Tránsito es un ‘lío’. Para hacerlo, usted debe llegar muy puntual a las oficinas de la citada entidad, en donde se verá obligado a hacer la primera ‘cola’. Una vez supere ese escollo, le informarán que debe ir a la Inspección, con fotocopias de cédula y otros documentos y, después de una nueva fila, tendrá que firmar un documento de aceptación de la multa. Para entonces, a lo mejor ya habrá pasado una hora. Más tarde tendrá que asistir a una nueva oficina al “curso didáctico”, no sin antes haber pagado y hacer la respectiva ‘cola’ en el banco.

Papeles en la DIAN

Diligenciar el RUT, hacer la solicitud de devolución de saldos a favor, así como la presentación de Declaraciones Tributarias, son trámites cada vez más engorrosos en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DiAN. Es tan caótica la situación que, en la actualidad, cursa un proyecto de ley que intenta unificar procedimientos, de tal forma que sea más ágil la atención a los contribuyentes.

Denuncia en una empresa de servicios públicos

Este es el ‘dolor de cabeza’ de todos los usuarios. Además de demostrar hasta la saciedad que existen errores en la facturación, en las oficinas de Quejas y Reclamos de las empresas de servicios públicos no atienden las peticiones de la comunidad. Después de muchas ‘colas’, a los afectados no les queda otra que plantear el reclamo ante la Superintendencia, una demanda que puede durar hasta 20 días para ser resuelta.

Cambio de placas

El dueño del carro debe verificar que está a ‘paz y salvo’ por concepto de multas a nivel nacional.
Luego debe dirigirse a los puntos de atención y presentar documentos tales como: autorización escrita del concesionario, importador o propietario con su firma y huella, así como la del autorizado, cuando el trámite no se realice de manera personal. También debe diligenciar el Formulario Único Nacional, FUN, con improntas, firmas y huellas. Además, debe presentar la fotocopia del pago de impuesto del vehículo del año en curso (auto avalúo), para lo cual se le exigirán las copias de declaración y el formulario para la declaración sugerida del impuesto de vehículos automotores (impreso desde Internet) con sellos de pago visibles y autoadhesivos de la entidad receptora, además del SOAT vigente.

Trámites bancarios

Por la poca presencia de cajeros, hacer una diligencia en un banco se ha convertido en otro trámite complicado para cualquiera. Basta ver las enormes ‘colas’ que se forman cada vez que alguien intenta adelantar algún tipo de transacción.

Autenticaciones

Las famosas autenticaciones de firmas aparecen, en el ‘ranking’ de los trámites engorrosos, como las diligencias más aburridoras en las notarías de Bucaramanga. Son fastidiosas, entre otras cosas, por las excesivas demoras que se presentan a la hora de hacer estos papeleos.

‘Paz y Salvo’

¿Alguna vez le ha tocado reclamar un ‘Paz y Salvo’?
Hacer esta diligencia es atravesar un camino tortuoso en cualquier entidad. La verdad es que este documento, indispensable para la firma o cancelación de algún contrato, es ordenado por muchas firmas para ‘saldar viejas cuentas’.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad