Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
24ºC
Actualizado 12:08 pm

La internet usada como arma peligrosa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-09-07 05:00:00

La internet usada como arma peligrosa

La internet usada como arma peligrosa

La internet es una cosa para las generaciones que nacieron antes de que ella fuera desarrollada y algo muy distinto para las generaciones que llegaron a la vida cuando ya ella era parte del activo cultural de la humanidad. Para los adolescentes y niños es algo que está desde siempre, como los anteojos y los cubiertos, ignorando que ninguna de tales cosas existieron desde un principio sino que son creaciones del desarrollo cultural de la humanidad.

Lo grave es que las nuevas generaciones están usando la internet y las otras formas de tecnología digital interactiva, como los teléfonos celulares, como peligrosas armas para causar daño irreparable a contemporáneos suyos. Los niños y los adolescentes para los sicólogos son casi iconos pero si se analiza su comportamiento colectivo en escuelas y colegios se decanta que allí el ser humano desde siempre ha maltratado, discriminado, injuriado a sus compañeros de aulas y por eso los centros de formación son frecuentemente escenario de agresiones físicas y sicológicas.

Hoy, las formas de violencia escolar han tomado una dimensión no conocida por su sofisticación y por el daño físico y sicológico que causan en las víctimas. El messenger, el facebook, myspace, teléfonos celulares y otras tecnologías digitales interactivas se volvieron los vehículos favoritos para calumniar, injuriar, insultar y burlarse de los niños y adolescentes que incurren en procederes letales para los nuevos “matones”: ser buen estudiante, ser disciplinado, ser responsable, ser atractivo para los del otro sexo. Y el espantoso daño que causan tales “armas” es inenarrable pues dejan heridas y traumas que no se curan nunca.

La internet puede tener muchas virtudes pero por la falta de control que sobre ella hay y por el anonimato en que se pueden escudar quienes la usan para causar daño, se ha convertido en nicho de insultos, chismes, ridiculizaciones, insultos que lesionan letalmente a quienes son objeto de tan despiadados comentarios.

En tanto, los autores del daño no tienen conciencia de las repercusiones de su acción. Creen que se están divirtiendo, que llevan a cabo algo “chévere”, que hicieron un chiste, mientras las víctimas sufren lesiones de orden sicológico que no sanan nunca y perturban hondamente su entorno familiar, social y el rendimiento escolar.

Ya es hora de que la academia y los estudiosos comiencen a debatir las formas de poner control a tales desmanes y a analizar la viabilidad de elevar a la categoría de delito tal tipo de actos por el terrible daño que causan a tantas personas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad