Publicidad
Jue Mar 30 2017
19ºC
Actualizado 07:43 am

Las colonias más representativas en la ciudad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-10 05:00:00

Las colonias más representativas en la ciudad

Al ritmo de acordeón y tamboras, con el olor del petróleo y el sabor del bollo y el bocachico, los nacidos en Barrancabermeja se constituyen en la colonia más influyente que ha echado raíces en la capital santandereana.
Las colonias más representativas en la ciudad

Además de los paisanos de la tierra del ‘oro negro’, sobresalen los provincianos de Vélez, quienes sin perder sus costumbres amén del célebre bocadillo envuelto en hoja de plátano, se han ganado un importante espacio en la ciudad.

Hoy por hoy, Bucaramanga, con más de un millón de habitantes, alberga distintos nichos culturales con toda una diversidad musical, folclórica y gastronómica a su haber.

Víctor Suárez, periodista y experto en el tema de las colonias, opina que Bucaramanga se resume en una ciudad de posibilidades abiertas: “le dio la oportunidad para los venidos de otras partes, para forjar un proyecto académico, laboral, establecer un familia e incluso un proyecto de vida”.

Según el gestor de la Fundación Folclórica, Gastronómica y Turística de Santander, Fogata, no es posible establecer cuál es la colonia o el grupo de coterráneos más nutrido, porque en algunos casos es una población flotante.

En nuestro tradicional ‘ranking’, la Página Bucaramanga publica hoy el ‘Top 10’ de las colonias más representativas asentadas en nuestra ciudad, que conservan sus raíces, se reúnen en determinadas épocas del año y sacan a flote sus tradiciones en procura de mantenerlas con vida.


Colonia de Barrancabermeja

Con raíces también costeñas, los habitantes de esta tierra ribereña del Magdalena Medio santandereano, de la india Yarima y el cacique Pipatón, conforman la colonia más nutrida en la capital de Santander. Sus miembros están bien estructurados y acostumbran a realizar encuentros deportivos de softbol, de comida típica y festivales de música de tamboras y de vallenatos.


Colonia de Vélez

Se distinguen por su organización: Están agrupados en la Corporación Pro Desarrollo de la Provincia de Vélez, Coprovel.

La colonia veleña marca la tradición y la diferencia. Tanto, que en cada encuentro, los veleños se visten a la usanza de sus paisanos. Tienen una marcada tradición musical, institucionalizada con el Festival Nacional de la Guabina y el Tiple. No en vano el municipio es conocido como la “Capital Folclórica de Colombia”. El bocadillo veleño, ese manjar hecho de guayaba, arequipe  y azúcar, es la base de su economía y producto de exportación.

Colonia de San Gil

Los sangileños provienen de un municipio que tiene bien ganada la fama de foco turístico de Santander, donde el sabor de la carne oreada, la yuca y la arepa, el plato típico santandereano, se mezclan con el folclor de una región con fuerte arraigo por la música instrumental y de duetos.

Colonia de Socorro

Los oriundos de la tierra de los Comuneros, donde su linaje forjó la gesta revolucionaria en el país, se caracterizan por hacer eventos de comida típica, con su inigualable sazón por su famoso tamal socorrano. La cuna de José A. Morales hace que Socorro sea sede anual del Concurso Nacional de la Canción Inédita.


Colonia de Málaga

Si bien no es la colonia más numerosa, sí es la más organizada. La Fundación para el Desarrollo de la Provincia de García Rovira, Fundegar, es la gestora del ‘Carnaval del Oriente Colombiano’, el desfile de carrozas de las distintas colonias de Santander que se realiza cada año, en el marco de la ‘Feria Bonita’. Es más, ha creado una ONG para jalonar proyectos en beneficio de la provincia de García Rovira. De esa región, se destacan el cabrito y el sudado de ovejo.

Colonia de Barbosa

Aunque no tiene la misma figuración que Vélez, la colonia de los paisanos de este municipio, conocido como la “Puerta de Oro de Santander”, se distingue por la alegría durante sus eventos culturales en la capital santandereana y su gastronomía, en la que no puede faltar el piquete barboseño.

 

Colonia de Zapatoca

Como las hormigas culonas, esas que abundan en su territorio, la colonia zapatoca se distingue por su laboriosidad a la hora de emprender encuentros de sus coterráneos. La artesanía del “pauche” se ha convertido en la insignia de Zapatoca, así como sus dulces (cocadas).

Colonia de San Vicente de Chucurí

Sobre las faldas de las montañas de la serranía de los Yariguíes, emergen los oriundos de este municipio. La sopa de arroz con gallina es lo más característico de su gastronomía, que ha sido incluida en el menú en Bucaramanga. Además, en esta localidad se produce el mejor cacao del país.

Colonia de Sabana de Torres

Esta colonia tiene similitudes con su similar de Barrancabermeja por su espíritu alegre y ribereño, así como su música de tamboras. Pese a que sólo tiene 36 años de vida municipal, la colonia radicada en Bucaramanga está bien estructurada.

Colonia de Mogotes

Con las características particulares de ser gente trabajadora, sencilla y amable, los paisanos mogoteños radicados en la capital del departamento, se destacan por impulsar las artesanías de fique y reivindicar este oficio generacional a través de ferias y festivales.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad