Publicidad
Vie Mar 24 2017
23ºC
Actualizado 11:01 am

92% del pavimento está deteriorado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-13 05:00:00

92% del pavimento está deteriorado

El 92% del pavimento de los 628.33 kilómetros de los corredores viales con los que cuenta la capital santandereana, está deteriorado.
92% del pavimento está deteriorado

Es decir, la capa asfáltica de las vías que recorremos a diario registra grietas, hundimientos, zanjas, huecos u otro tipo de daños que, como es natural, dan al traste con la movilidad vehicular.

El desalentador diagnóstico fue entregado a esta Redacción por la propia Alcaldía de la capital santandereana, tras un estudio detallado hecho por la Universidad Industrial de Santander, UIS.

La radiografía revela, entre otras cosas, que ese mismo 92% de la malla vial de Bucaramanga no sólo se encuentra en mal estado sino que, además, ya superó el tránsito promedio diario para el cual fue construido en su época.

El documento hace una pequeña remembranza de la historia de la capa asfáltica de Bucaramanga y revela que fue construida hace más de 30 años y que, desde entonces, las únicas brigadas hechas no han dejado de ser ‘pañitos de agua tibia’.

El diagnóstico les hace duras críticas a las anteriores administraciones locales porque, a juicio del balance, “dejaron que las vías llegaran a este nivel de desgaste extremo, perjudicando de manera grave la movilidad de los bumangueses”.

Lo peor, revela el informe, es que para mejorar la estructura del pavimento y, por supuesto, recuperar los sectores más críticos, sería preciso invertir una suma cercana a los $480 mil millones; es decir, cuatro veces el dinero que le pagará Telebucaramanga al Municipio por su participación accionaria en esta empresa.

De acuerdo con el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, su administración tiene contemplado, dentro de su Plan de Desarrollo 2008-2011, para recuperación de la malla vial,  una suma cercana a los $48 mil millones. O sea, apenas se dispone del 10% del presupuesto necesario para el rescate del pavimento local.

Sin embargo, con los recursos disponibles, se va a programar el mantenimiento correctivo y preventivo, dando prioridad a las vías que tienen mayor flujo vehicular.

Jerónimo Díaz, ingeniero civil y quien ha trabajado en diversas plantas de pavimento del país, sostiene que la reparación de la malla vial no se puede traducir sólo en brigadas de resello: “para erradicar el problema de la constante aparición de huecos será necesario ejecutar la recuperación total de la estructura del pavimento. Lo demás, sería plata perdida”, argumenta.

Bucaramanga está llena de huecos y no hay que ir muy lejos para comprobarlo. Como nunca antes, el deterioro de la capa asfáltica es evidente. La avenida Quebradaseca con carrera 33, la propia zona de Cabecera, las vías a Morrorrico y Miraflores, el Bulevar Santander, la carrera 9, la calle 55 con carrera 21, las avenidas que conducen a La Ciudadela, la autopista que de Bucaramanga conduce a Girón e incluso la avenida González Valencia, por citar sólo unos ejemplos, confirman los desperfectos.


VOZ DEL EXPERTO

Jerónimo Díaz, ingeniero civil y experto en pavimentos, estudió la malla vial local y concluyó que los daños del pavimento en la ciudad se pueden catalogar de las siguientes formas:

1. El conocido de manera popular como ‘piel de cocodrilo’, que no es otra cosa que las fisuras registradas en el pavimento y que dan cuenta del desgaste de las vías.

2. El típico ‘ojo de pescado’. Es ese que evidencia el ‘descascare’ de la capa asfáltica.

3. Y el último es el hueco propiamente dicho, que obliga al resello inmediato.

 

¿Qué se debe hacer?

Díaz insistió en que la ciudad requiere de una recuperación total de la estructura de la malla vial.

Sin embargo, si no se cuenta con la plata ¿qué es lo más aconsejable para solucionar el problema?

Él es enfático en decir que hacer ‘resellitos’ sería sólo “paños de agua tibia’. Recomendó, eso sí, solucionar zonas álgidas, donde los obreros lleguen y hagan el respectivo cambio de la estructura”.

“El otro frente de acción es el de la repavimentación, que en ‘concreto’, es una recuperación completa de las vías; tal como se hizo hace algunos años sobre la carrera 9”.


TAMBIÉN HAY ZANJAS

Bucaramanga no sólo está llena de huecos. También tiene zanjas y por todos lados. Como si fuera poco, esas aberturas del pavimento, que usualmente obedecen a la remodelación de redes públicas, no están contando con los resellos adecuados.

Los conductores sostienen que cada día ven cómo se han formado tumultos de arena o cemento sobre la acabada capa asfáltica.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad