Publicidad
Jue Jun 22 2017
24ºC
Actualizado 01:11 pm

Calor, color y cultura | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-13 05:00:00

Calor, color y cultura

El jolgorio, que comienza en noviembre con la elecci√≥n de la reina del Carnaval y del Rey Momo, que contin√ļa con la selecci√≥n de las orquestas y comparsas elegidas para hacer parte de la fiesta; el carnaval de los ni√Īos, en que participan todos los planteles educativos de la ciudad; el Garabato y la Guacherna, dos semanas antes de la fiesta grande.
Calor, color y cultura

Todo queda en el recuerdo cuando al grito de ¬ďQuien lo vive es quien lo goza¬Ē comienza el primero de los grandes desfiles que a lo largo de los seis kil√≥metros de extensi√≥n de esta v√≠a, durante cuatro d√≠as consecutivos, har√° olvidar a propios y extra√Īos de todo hecho que le sea ajeno a la tambora, el millo, las marimondas, la cumbiamba y las chirim√≠as.

Con la ¬ĎBatalla de flores¬í, cuyos or√≠genes dan fe de una fiesta organizada con motivo de la culminaci√≥n de la Guerra de los Mil D√≠as, las comparsas, los grupos, las tamboras y los bailes de tradici√≥n se toman el s√°bado de carnaval y se da rienda suelta a la fiesta de la carne, el placer, el jolgorio, el d√≠a sin noches y todo un conjunto de expresiones que, sumadas, le hacen marco a un certamen cultural que por sus dimensiones y el sentido de pertenencia con el pueblo ha sido calificado por la Unesco como Patrimonio Tangible e Intangible de la Humanidad.

El Caribe unido

Para el soci√≥logo Edgard Rey Sinning, el Carnaval de Barranquilla es el encuentro de todas las fiestas religiosas y paganas, tradicionales o incorporadas de las culturas ¬ďrianas¬Ē (del r√≠o Magdalena) y del Caribe en toda su extensi√≥n.

En el carnaval se citan manifestaciones cuyo origen tiene como referencia la naturaleza, como en el caso de la ¬ĎDanza de los coyongos¬í, especie de ave zancuda que los bailadores imitan en su danza de cortejo y de pesca.

Tradiciones de los pueblos del Valle de Upar, como la ¬ĎDanza de las pilanderas¬í, que recoge la sensual tarea de las mujeres encargadas de limpiar o pilar el arroz y el ma√≠z, mientras que al son de la puya danzan y mueven er√≥ticamente sus hombros y senos.

La cumbia, que sin duda es la reina de la fiesta, y que para Rey Sinning resume el sincretismo cultural entre √Āfrica, Europa y los indios caribes, se toma el carnaval por medio de las comparsas de barrios y clubes sociales, constituyendo versiones propias, como ¬ĎLa pollera colorada¬í, ¬ĎLa misma vaina¬í, ¬ĎLa sabrosa¬í, ¬ĎEl ca√Īonazo¬í y ¬ĎRitmo solede√Īo¬í, entre otras. Tambores, flautas, millos, sombreros vueltiados y polleras inundan de alegr√≠a el jolgorio, mientras transmiten la herencia de los siglos que soportan esta fiesta.

Las comparsas son otra de las expresiones que congregan m√°s participantes. Grupos danc√≠sticos como las ¬ĎMarimondas¬í, expresiones del pueblo neto nacidas como forma de burla de los ¬ďse√Īoritos de los clubes sociales¬Ē; los ¬ĎMonocucos¬í, que enaltecen las relaciones sexuales extramaritales, permitidas en el Carnaval, y ¬Ďel Torito¬í, que rinde homenaje a los expertos talladores de figuras de Baranoa, son algunas de las m√°s reconocidas y mejor escenificadas durante los cuatro d√≠as de la gran fiesta.

El Congo, que se remonta a la fiesta del Club del Country, con su himno danc√≠stico ¬Ďel Garabato¬í, llena de colorido al paso elegante de las damas de la sociedad barranquillera, escoltadas por sus acompa√Īantes trajeados de galas y vibrantes destellos de alegr√≠a.

Difícil, si no imposible, resumir todo lo que representa esta fiesta del folclor nacional, que desde Barranquilla invita a cerrar las cortinas a la realidad nacional y, antes de que se produzca el deceso de Joselito Carnaval, se suelten las alas al espíritu de la integración en torno a la cultura de un pueblo que lo vive y que lo goza.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad