Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

Los billetes no alimentan | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-20 05:00:00

Los billetes no alimentan

Los billetes no alimentan

Este viejo proverbio indígena, que plasma con su humildad característica una de esas verdades incuestionables del mundo moderno, podría aplicarse letra a letra a la realidad de la capital de los santandereanos.

De hecho, la advertencia en esta oportunidad la lanzó el mismo Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, que emitió su voz de alerta sobre el peligro inminente en el que se encuentran las fuentes hídricas de la ciudad por cuenta de la explotación minera.

Sí. De acuerdo al Acueducto, los movimientos de tierra de grandes magnitudes, la utilización de químicos, la alteración de la capa vegetal y el uso de químicos por parte de esa industria permitidos por Ingeominas mediante contratos de concesión precisamente en las cuencas que proveen de agua a Bucaramanga, están poniendo en serio peligro el abastecimiento futuro.

Incluso, es de tal dimensión la permisividad del Instituto Colombiano de Geología y Minería, encargado en teoría de controlar y regular las actividades de explotación en el país, que ha otorgado licencias en 60 mil de las 80 mil hectáreas que abastecen de agua a Bucaramanga y su Área Metropolitana.

Y eso no es todo. Además de poner en peligro el abastecimiento, el gerente del Acueducto, Germán Augusto Figueroa, advierte que la explotación minera alterará los ecosistemas, reducirá los humedales y contaminará el área con metales pesados y sustancias tóxicas.

El panorama, entonces, no es nada alentador. Y lo es aún menos si se tiene en cuenta que Ingeominas ya expidió 30 licencias pero tiene aún 29 solicitudes nuevas.

Y es precisamente en ese punto donde debe manifestarse la ciudadanía entera y no solo los ambientalistas, que debe cerrar filas con el Acueducto y exigir de todas las maneras posibles que no se prosiga por este camino que no solo destruirá la naturaleza, sino que pone en serio peligro la existencia de la urbe misma.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad