Precios de alimentos irán palo arriba en la próxima década | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 10 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm

Precios de alimentos irán palo arriba en la próxima década | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-11 05:00:00

Precios de alimentos irán palo arriba en la próxima década

Si en el mundo se tienen mil millones de personas que sufren de desnutrición, es factible que esa cifra en los  próximos 10 años se incremente sustancialmente.
Precios de alimentos irán palo arriba en la próxima década

¿Por qué?

Por la imposibilidad de acceder económicamente a los alimentos.
Cada día serán más costosos y lejanos de sus paupérrimos bolsillos.

La situación para esa gran masa de personas no será alentadora si se mira el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde, y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación, FAO, que da cuenta de manera conjunta que los precios de los productos básicos en el mundo tendrán una tendencia alcista en la próxima década.

En el informe “Perspectivas agrícolas Ocde- FAO 2010-19” se dan cifras que son más que preocupantes.

Por ejemplo, los precios medios del trigo y los cereales secundarios aumentarán entre 15% y 40% (ajustados a la inflación), respectivamente, frente a los que se tuvieron en 1997 y 2006.

Y los aceites vegetales no se quedan atrás. Estarán por encima del 40% y los lácteos oscilarán entre 16% y 45%.

A lo anterior se suma una merma en el crecimiento de la agricultura mundial; sin embargo su volumen debe crecer un 70%, lo que garantizará la demanda de alimentos en 2050.

En su informe Ocde y FAO dan cuenta que “la continua expansión de la producción de biocombustibles supondrá también una demanda adicional de trigo, cereales secundarios, aceites vegetales y azúcar”. Serán más escasos.

No se volverán a ver

De acuerdo con el director general de la FAO, Jacques Diouf, si bien es cierto que los precios de los alimentos básicos han bajado desde su trepada en 2008 no volverán a sus niveles de la pasada década, que se estimaron razonables y paralelos a la situación económica que se tenía.

“El crecimiento económico sostenido en los mercados emergentes posterior a la crisis es un factor que podría impulsar la demanda de alimentos y el aumento de los precios”, agregó.

Frente a las cotizaciones futuras de la ganadería los expertos estimaron que serán mucho menores que los cereales, debido a la capacidad de oferta de ese sector sustentada en el  aumento de la productividad, la cual le ha permitido atender una demanda creciente, incluso mayor que la que se tiene con otros productos del sector agrícola.

Según Ángel Gurría, secretario general de la Ocde, “el sector agrícola ha mostrado su capacidad de resistencia a los recientes vaivenes de precios y la crisis económica. En conjunto, las perspectivas de este año son moderadamente más positivas que en años recientes. Pero en adelante, los Gobiernos deben poner en práctica medidas para garantizar que los productores cuentan con las herramientas para hacer frente a los riesgos futuros, como contratos de producción, sistemas de seguros y mercados de futuros”.

Para los expertos, la intermediación es una piedra en el camino para el acceso a los alimentos.

Más gente, más alimento

En el Foro Económico Mundial de Cartagena se dijo que en el planeta tierra hoy habitan 6.800 millones de personas, pero esa cifra llegará a 9.200 millones en el 2050.

En consecuencia, para atender la demanda de alimentos es necesario producir más que en los últimos 10 años.

Ese abastecimiento tiene un enemigo mortal: el cambio climático y la disponibilidad de agua.

Esos dos factores, sumados a otros, conllevaron al crecimiento de los precios internacionales de los alimentos.

Según los expertos, ese incremento desde 2004 no tiene comparación con otro en los últimos 100 años.

Para la FAO, la crisis económica mundial frenó el incremento, pero superada esa etapa han vuelto a tomar su tendencia alcista.

Mercados inciertos

La cadena especulativa de los mercados de futuros está sobre la mesa de discusión.

Para la FAO, el alza mundial de los precios de los alimentos que se vivió en 2008 “pudo verse amplificada por la especulación en los mercados de futuros organizados. Sin embargo, limitar o prohibir los mercados especulativos puede traer más inconvenientes que ventajas”.

Por lo anterior, estima que esos mercados de productos básicos deben tener algún tipo de regulación.

“Esa intervención debe efectuarse con cautela y alejarse de una limitación estricta o su simple prohibición”, agrega el informe.

Según los expertos, “solamente el 2% de los contratos de futuros finalizan realmente con la entrega de la mercancía física, ya que en general suelen negociarse antes de su fecha de caducidad”.

Esa modalidad, considera la FAO, atrae un buen número de “especuladores financieros e inversores, ya que sus beneficios pueden ser más atractivos en relación a cómo se comportan los de acciones y bonos”.

“Los grandes fondos de productos básicos suponen hoy un 25% y 35% de todos los contratos de futuros agrícolas, y junto a otros inversores se han convertido en una importante fuente de liquidez para el mercado”, agrega la FAO.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad