Imaginario Popular de Santander | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-07 05:00:00

Imaginario Popular de Santander

La Cámara de Comercio de Bucaramanga, con la coordinación de la Fundación ‘Séptum Arte y Cultura’, presenta dentro del programa Nuevos Talentos 2010 la exposición de arte ‘Imaginario Popular de Santander’, que recoge el trabajo de artistas santandereanos, participantes del proyecto en los últimos años, a partir de una temática común sobre nuestra identidad cultural.
Imaginario Popular de Santander

La exposición, que incluye talleres y conversatorios, y que estará abierta al público en Girón y Bucaramanga, se constituye además en una celebración contemporánea del Bicentenario de la Independencia

Alberto Borja

La serpiente y el escorpión

Propone dos pinturas en grises, negros y blancos (‘La serpiente pico de oro’ y ‘El escorpión, patiamarillo y garrotero’), con una lectura autobiográfica que pretende hacer coincidir con varios paradigmas de la personalidad arcaica del santandereano. ‘La serpiente pico de oro’ y ‘El escorpión, pati-amarillo y garrotero’ son títulos y nombres que se cruzan para establecer un origen que no está sólo en lo geográfico, sino en el carácter a veces autodestructivo de la rebeldía y la individualidad que terminan por consumir al individuo en su propio resentimiento. En un ciclo vital que se reproduce, cada individuo termina decidiendo su comportamiento frente a la misma raíz violenta, activa el mecanismo que no se detiene o interrumpe la reacción para curarse de forma definitiva.


Claudia Amorocho

La heroína del pueblo

La heroína del pueblo es una visita al retrato posible de la mítica mujer que al lado de José Antonio Galán protagonizó el estallido comunero en Santander. Personaje histórico enseñado y aprendido desde la primera escuela por los niños generación tras generación es un modelo de la rebeldía y la combatividad asociadas culturalmente a los atributos de la mujer santandereana. La obra de Claudia Amorocho se ha nutrido de la pintura moderna y abstracta y representa también a un grupo numeroso de mujeres egresadas de la UIS, como Yadira Polo  y Silvia Espinel.

Silvia Espinel

Calle 45

La calle 45 es un eje que atraviesa la ciudad de occidente a oriente y sintetiza en su recorrido todos los estados de la vida. El cementerio central y el universal, el antiguo hospital San Juan de Dios, la sede de la Cruz Roja, el hospital psiquiátrico San Camilo, las chorreras de Don Juan y los almacenes de telas de Campo Hermoso, entre otros, son hitos históricos y urbanos de diferentes épocas de la Ciudad. Silvia Espinel recorre con su pintura un imaginario urbano a través de algunos personajes que habitan esta calle y plantea una genealogía ciudadana que se asienta desde el nacimiento hasta la muerte en el reconocimiento de este recorrido con sus singularidades locales.

 

Milton Afanador

Las mujeres de mi casa

En el mismo sentido de su trabajo reciente que pone máscaras de lucha a sus protagonistas, la fotografía de este artista testimonia con un factura impecable su propia vida, su propio pasado, y rinde homenaje al matriarcado que lo formó para la vida. Una visión autobiográfica representada en estas mujeres de diferentes generaciones con oficios humildes pero profundamente arraigados en la esencia santandereana. El relleno de los tamales fotografiado fuera de su contexto y asociado con las imágenes de estas mujeres devuelve al espectador a lo básico, sin mediaciones.


Guillermo Marconi

Territorio

Este arquitecto ha trabajado la interacción con el público, desde la intervención en el espacio y la fotografía, creando lugares en la frontera de la ilusión y dialogando con la curiosidad y la empatía con el espectador. En su propuesta, aborda las montañas y los relieves de nuestra geografía y se plantea la relación física del individuo con su paisaje abrupto. Al pie de la montaña la distancia engaña, y lo que resulta cercano para el ojo, en la realidad resulta distante. En estas cercanías y lejanías se produce también una reflexión acerca de cómo la cultura local se afecta por la geografía, esculpiendo un temperamento que se ha ido adaptando a las condiciones físicas que le han tocado.


Ruth Zary Bernal

Conócete a ti mismo

Conócete a ti mismo, parte de una reflexión desde el discurso filosófico y la lingüística para explorar en los refranes y los dichos populares las particularidades de la mente colectiva que puedan definirse como auténtica o propias. Evidenciarlas y acumularlas en una nube de léxico tipográfico propone al espectador una reflexión desde sus propios ecos. La reiteración de las frases alude a ese proceso educativo que no surge de las aulas sino de la experiencia vital consignada en esas arquetípicas formulaciones del lenguaje.


David Niño

Íconos santandereanos

La hormiga culona y el cañón del Chicamocha son tomados por este artista gráfico para proponer una nueva imaginería que se apoya en las tendencias contemporáneas de la ilustración y la gráfica. La renovación que se plantea hoy por hoy en la escena plástica internacional proviene de un lenguaje que se originó en las calles, con el grafito de las metrópolis de los ochenta y el culto subterráneo de artistas que proponen un trabajo gráfico urbano. Niño, santandereano por adopción, propone los íconos más conocidos y posicionados en la cultura popular para refrescar lo que a veces puede volverse pesado en la continuidad de las tradiciones incuestionables.

Yadira Polo

Tiendas de barrio

Tiendas de barrio es una investigación sobre los lugares tradicionales del comercio minorista  de la ciudad. Este canal de comercio representa una fuerte imagen del pequeño empresario que se refleja en los personajes que las frecuentan y las habitan y el espacio y mobiliario que las caracteriza. En otros tiempos, los tenderos emigraban a la Costa Atlántica o a Bogotá para iniciar o continuar allí su emprendimiento y su vida. El cuaderno de cuentas y el espacio cúbico que como cápsula del tiempo envuelve a los personajes que habitan estos sitios son retomados con la fotografía de Polo, representada en dos obras, ‘El oficio del gato, matar el rato’ y ‘Hoy no fío, mañana sí’, que además proponen la tri-dimensionalidad de un objeto. Las tiendas persisten hoy a pesar de la profusión de los centros comerciales y los supermercados y en algunos casos conservan un patrimonio intangible de la vida pasada reciente.

María Eugenia Jaimes

Un universo de azúcar… Y otro de papel

Imágenes basadas en los tradicionales dulces de nuestra región que se conocen en distintos sabores y presentaciones. Los dulces de Floridablanca, que constituyen uno de los pocos puntos de peregrinación permanente de los turistas al sur de la ciudad, y que también se encuentran cerca del edificio de la gobernación en combinaciones inéditas, representan una visión dulce de nuestra cultura. Empresas que en su mayoría dependen de las manos de mujeres producen objetos de azúcar que se combinan en la obra de Jaimes con esa pintura de presencias fantásticas y de reivindicación de la mujer como niña.


Óscar Medina

Habitantes pintorescos

El circo de los semáforos que recientemente habita su obra dialoga con los habitantes pintorescos de la urbe en representación de un ejército de desempleados y desplazados que habitan las calles y el espacio público que alguna vez se pudo transitar libremente. En el rebusque de los vendedores ambulantes que se repite en muchas ciudades de Latinoamérica se puede medir el pulso de la inclusión social y los resultados de políticas económicas que aumentan las desigualdades. Medina trabaja con fotografías que toma en su trabajo de campo por la ciudad y, luego de una serie de intervenciones digitales con su computador para generar patrones de corte, se disponen sobre vidrios que a veces son objetos recuperados.

Miguel Antonio Díaz

Maticas, sacas y más carreta

‘El que guarda pa’ luego, guarda pa’l perro’ y ‘El que presta lo que tiene, busca lo que es menester’ hacen referencia a la pintura pop y al diseño gráfico de marcas y nombres que representan improntas culturales fuertes. Díaz visita esa presencia de lo rural en los márgenes de lo urbano con el recuerdo de un personaje en una pequeña finca de Girón que cuida sus matas de tabaco, maíz y yuca. Con este oficio y esta vida como pretextos, Díaz propone pinturas que retoman esos objetos de una cotidianidad invisible para la mayoría, con una vocación gráfica que le permite seguir dialogando con la contemporaneidad.

Gala Navas

Canciones para la revolución

Un homenaje a Pablus Gallinazo, cantautor único de su tierra y de su tiempo, autor de las canciones para la revolución. ‘La mula revolucionaria’ y ‘Una flor para mascar’ componen un cancionero popular en los no lejanos sesenta, cuando una pequeña tribu de músicos locales comenzó una figuración nacional e internacional en cuyo centro se recuerda al maestro Pablo, con su compromiso social y su lírica rebelde y auténtica. Hoy esta artista revisita las letras y los lugares de la memoria que en este caso coinciden con la memoria colectiva vestida de música y letras familiares.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad