Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
24ºC
Actualizado 12:17 pm

Castilla Real II ganó demanda por daños en sus viviendas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-08 05:00:00

Castilla Real II ganó demanda por daños en sus viviendas

Las 90 familias que viven en el barrio Castilla Real II de Girón ganaron la acción de grupo interpuesta el 19 de agosto de 2005 contra la Corporación de la Defensa de Bucaramanga, Cdmb, la Administración municipal y la constructora que edificó las viviendas.
Castilla Real II ganó demanda por daños en sus viviendas

El fallo en primera instancia resultó favorable a la población gironesa el pasado 25 de junio. En la sentencia, el Juzgado Cuarto del Circuito Administrativo de Bucaramanga obliga al pago de indemnizaciones a favor de los afectados por daños físicos y morales ocasionados como consecuencia de las inundaciones del 12 de febrero de 2005, al determinar que las casas fueron construidas “en zona de alto riesgo y terrenos inundables”.

El argumento principal que expone el Juez es que el proyecto se aprobó y se llevó a cabo con licencia ambiental y urbanística en oposición al real cumplimiento de estas normas; ante eso, condena “a pagar de manera solidaria al grupo de actores los perjuicios materiales”.

La suma se establece de acuerdo al avalúo comercial de cada inmueble que para enero de 2005 era de 42 millones 300 mil pesos y en octubre de 2006 bajó a 30 millones 400 mil pesos; es decir, que los daños materiales alcanzarían un total cercano a los mil 71 millones de pesos.

El Juzgado también resuelve el pago por daños morales que corresponden “a cinco salarios mínimos mensuales legales vigentes”, para cada uno de los propietarios. De esta manera, la cifra total sería de 231 millones 750 mil pesos.

Sin embargo, para el abogado defensor de Castilla Real II, Uriel Garrido, la suma deberá ser más alta como consecuencia del desbordamiento de los ríos de Oro, Frío y la quebrada Las Papas que inundó por completo el conjunto residencial: “no sólo buscamos que cada familia reciba el pago por las grietas que se presentan en su casa, tiene que haber una compensación más alta, porque continúan en peligro. Están en zona de alto riesgo, y no lo sabían”.

La indemnización está sujeta a cambios, teniendo en cuenta que el Juzgado aclara que “la suma producto del perjuicio material será objeto de indexación”.

Irán hasta la última instancia

Según Garrido, el peligro de vivir otra inundación como hace seis años es para la población del barrio la mayor preocupación y la razón principal que los lleva a continuar el proceso legal para que hasta última instancia prevalezcan los derechos de la población afectada, que alcanza los 500 habitantes entre menores de edad y adultos. “Los daños morales son muy altos. Hay peligro de pérdidas humanas, puede presentarse otra tragedia”, puntualizó el jurista.   

El reporte entregado por Ingeominas el 21 de abril de 2005 a la secretaría de Planeación de Girón con copia a la Cdmb, certifica que las lluvias del nueve y 12 de febrero de ese año, debilitaron la microcuenca de la quebrada Las Papas lo que contribuye, cada vez más, con el deterioro de las viviendas.

Uno de los apartes del estudio geotécnico indica: “las viviendas construidas dentro de la cuenca son altamente vulnerables, pues presentan alta exposición a los deslizamientos y flujo ya que se localizan bien al pie de las laderas inestables o sobre el cause de la quebrada. Bajo estas condiciones, la zona se puede calificar como de riesgo alto”.

Lo que han vivido 90 familias en Castilla real II

Las casas fueron compradas en obra negra por un valor aproximado a los 42 millones de pesos en 1996. Con el desbordamiento del los ríos y la avalancha que cubrió a Castilla Real II, hubo daños materiales y afectaciones sicológicas.

Liliana Castellanos es una de las víctimas. En su casa, la número 19-33, encontraron a borde de piso acumulación de agua, zapatos y telas. La sorpresa fue cuando “nos enteramos que estamos en un terreno que fue rellenado. Por eso y la inundación las casas se están hundiendo. A mi casa han venido muchas veces la constructora a arreglar grietas, pero no dan solución real, por eso pedimos la indemnización”, dijo Castellanos.

La vivienda 19-26 es la más averiada del conjunto, debido a que le han hecho varios ajustes, pero las grietas continúan, a tal punto, que Luz Mery Silva, habitante de Castilla Real II, aseguró que “el constructor dijo que esta casa (19-26) hay que tumbarla y volverla a construir”.

El Río de Oro está a menos de 30 metros de distancia de las casas y la quebrada Las Papas a menos de cuatro. Tras la inundación, construyeron un muro de más de cinco metros como obra de mitigación.

Los tres demandantes apelaron primer fallo

Cuando Ingeominas realizó en 2001 el estudio de microzonificación sismo geotécnico para el área metropolitana, la urbanización ya estaba construida, argumentó la Corporación para la Defensa de la Meseta dentro del proceso: “Se realizaron los estudios pertinentes para expedir la licencia ambiental en un terreno apto para la construcción conforme lo certificó el municipio de Girón”.

La Administración local ante las pretensiones del demandante señaló: “Respecto a los hechos, son ciertos y deben probarse porque la licencia se otorgó el 15 de noviembre de 1995 y lo acontecido el 12 de febrero de 2005 fue obra de la naturaleza, más no por la acción del hombre”.

La constructora que llevó a cabo el proyecto aseguró que las casas se levantaron bajo las normas técnicas como dejar el aislamiento de 30 metros del área del río. Además, agregó en las pretensiones del fallo, que es cierto lo relacionado con la inundación. No se opone a las pretensiones, “siempre que se determine que no tiene la carga de indemnizar”.

La secretaria de Gobierno de Girón, María del Pilar Flórez, anunció a esta redacción que apelaron el fallo con la disposición de acatar la sentencia una vez termine el proceso. Por el momento “la Administración no comparte ciertos argumentos; se deberán revisar los fundamentos técnicos y de hecho del caso porque se alega la caducidad de la acción de grupo, la inasistencia de los perjuicios que no están probados en el expediente (…) En algún momento la constructora cumplió con los requisitos, pero la obra no la ejecutó el Municipio”, argumentó la funcionaria.

La Cdmb manifestó a Vanguardia Liberal que apeló el fallo y sólo hasta el pronunciamiento final del Juzgado dará testimonio formal sobre el hecho.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad