Publicidad
Sáb Mar 25 2017
21ºC
Actualizado 09:10 am

Código Nacional de Policía: un dinosaurio de las leyes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Martes 04 de Enero de 2011 - 12:00 AM

Código Nacional de Policía: un dinosaurio de las leyes

Multas obsoletas de entre $50 y $1.000 a quienes boten basura en la calle o mantenga ganado en plena vía pública, pero ninguna sanción efectiva para quien atente contra el vecino por tener música en alto volumen en horas de la madrugada, son solo algunos de los aspectos que demuestran la necesidad urgente de reformar el actual Código Nacional de Policía.
Otras medidas complementan al viejo Código de Policía, como el Comparendo Ambiental, que permitirá imponer sanciones ejemplares a quien tire escombros o contamine las calles de la capital santandereana. Falta ver si esta medida entrega los resultados que todo el mundo espera: una Bucaramanga más limpia.
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)

Así lo ha entendido el mismo Gobierno Nacional, que viene trabajando desde hace años con el Congreso, sin que hayan podido llegar a un concenso para definir la hoja de ruta de los miles de uniformados que hay en el país.

El Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, ha indicado en reiteradas ocasiones la urgencia de aprobar este proyecto, que es clave para recuperar la tranquilidad y la seguridad en los cascos urbanos.

No obstante, el proyecto de reforma, radicado en octubre del 2010 en el Senado y la Cámara de Representantes, fue aplazado una vez más a finales de 2010 y tendrá que ser discutido este año, debido a la complejidad del estudio.


¿Qué lo hace obsoleto?

Para empezar, el viejo Código de Policía está vigente desde 1970, y si bien ha sido modificado en varias ocasiones desde entonces, se ha mantenido en su esencia en gran parte, sin que haya tenido un cambio mayor.

Es más, las sanciones económicas, definidas en pesos y no en salarios mínimos, seguramente fueron muy onerosas hace 40 años, pero pueden causarle risa a más de un infractor si se entera del valor que le toca pagar en estos días.

A esto se suma otro problema que la misma Alcaldía y la Policía han reconocido como insalvable por el momento: aún si se cobraran esas multas, no hay forma de guardar una base de datos para controlar la cartera morosa y que se cumpla el pago de éstas.

Además, sanciones como las que se plantean en contra de la falta de convivencia, la contaminación de las calles o las construcciones que se adelantan sin licencia, tampoco se aplican al pie de la letra.

A continuación, Vanguardia Liberal presenta su tercer informe sobre letra muerta con el Código Nacional de Policía.


Amonestaciones verbales, insuficientes

En el caso de riñas, peleas o acciones que atenten contra la tranquilidad del vecino, el Código Nacional de Policía dispone la posibilidad de hacer amonestaciones en privado o en público a los infractores. En caso de reincidencia, la autoridad competente puede solicitarle a la persona presentarse a la Inspección o Comando de Policía. No obstante, no se plantea ninguna sanción adicional, por ejemplo de tipo económico, lo que ha llevado a que, en ocasiones, las acciones por parte de los uniformados no sean eficientes para poder atacar estos delitos 'menores'.


"la norma se nos quedó atrás"

El nuevo Comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general José Ángel Mendoza Guzmán, explicó que los agentes cumplen con sus funciones, pero tienen las limitaciones que plantea por momentos el Código Nacional de Policía.

"El mundo ha cambiado mucho desde 1970, especialmente en materia tecnológica, y por ello hay algunos aspectos en el Código que son obsoletos y hay que actualizarlos. Éste se hizo pensando en las necesidades de la época y en cierta forma es muy inquisitivo. La globalización ya nos llegó y la están aprovechando los delincuentes. La Policía y sus hombres han estado a la par con esta modernización y sus hombres han actuado en conciencia, pero la norma se nos quedó atrás y hay conductas delictivas que no se tocan como los informáticos, que son nuevos, por ello es absolutamente necesaria la actualización", dijo el Comandante de la Mebuc.

Guzmán Mendoza también hizo referencia a otras infracciones o faltas referentes al porte de armas y a la convivencia ciudadana que, a su juicio, tienen que modificarse.


VOZ DEL EXPERTO

Carlos Virviescas / Urbanista

Para el ex alcalde Carlos Virviescas Pinzón, el Código Nacional de Policía requiere una urgente modificación para hacerlo más actual y efectivo. No obstante, el urbanista aseguró que, más que en la parte coercitiva (sanciones), es en el tema de la prevención donde se tiene que hacer mayor énfasis, especialmente en el tema de valores y en la convivencia ciudadana.

"Es ahí donde se debe comenzar, es un proceso largo, pero hay que poner los primeros granos de arena. Siempre es mejor prevenir y formar, que reaccionar cuando la falta ya se cometió", afirmó.

Virviescas indicó que hace unos años se trató de "hacer un ejercicio de esas características con el Manual de Policía y Cultura Ciudadana en Bucaramanga, pero desafortunadamente nunca tuvo una aplicación por parte de las autoridades locales y eso se dejó de lado".


El proyecto del Gobierno Nacional

En el pasado mes de octubre, el Gobierno Nacional radicó en el Congreso de la República un Proyecto de Ley para reformar el Código Nacional de Policía, en donde se hace un mayor énfasis en la convivencia y la cultura ciudadana. En la iniciativa se plantean multas que van hasta los 400 salarios mínimos legales mensuales vigentes. La novedad, no obstante, es la propuesta de mecanismos alternativos para la resolución de conflictos, con el ánimo de descongestionar la rama judicial y hacer más efectiva la acción de la Policía. Medidas similares se han iniciado en municipios como Bucaramanga (Manual de Convivencia), pero los resultados no han sido los esperados.


El Manual de Convivencia

En Bucaramanga, así como en otras ciudades del país, se adelantó un manual propio con restricciones, derechos y deberes de obligatorio cumplimiento para todos los habitantes del municipio: El Manual de Policía, Convivencia y Cultura Ciudadana, aprobado por el Concejo de Bucaramanga mediante el Acuerdo 6 de 2005 y modificado por el Acuerdo 48 del 27 de noviembre de 2006. Allí se plantean artículos en temas puntuales que no se tocan en el Código de Policía, como el espacio público, el comportamiento de los peatones, la conservación de parques y jardines, la protección del patrimonio cultural y la convivencia con los vecinos, entre otros.

No obstante, tal y como lo reflejó un informe publicado por este diario en julio de 2010, tanto la Policía como la Alcaldía reconocieron que sólo se cumplía parcialmente, a pesar de tener casi cuatro años vigente.


Algunos artículos que no se cumplen

1.    Según el artículo 50, el servicio remunerado de vigilancia sólo se podrá ofrecer con previo permiso de la Policía Nacional, el cual se concede a sociedades de comercio cuyo único objeto social sea este mismo. No obstante, debido a la inseguridad en algunos barrios, en muchos de ellos subsiste el sistema informal de vigilancia, donde los habitantes le pagan a una persona para que haga rondas nocturnas en sus calles.

2.    Según los artículos 102 a 105, la policía podrá impedir la realización de reuniones y desfiles públicos que no hayan sido anunciados con la debida anticipación. Las solicitudes se deben hacer con 48 horas de antelación y sólo 24 horas antes se pueden realizar ajustes en los recorridos. Además, no se permiten armas, ni pintar las paredes en dichas manifestaciones. Esto en la realidad, no siempre se cumple.

3.    Está prohibido dejar vagar ganado por calles, plazas, parques, zonas de los ferrocarriles y otros lugares semejantes.

4.    Artículo 202. Se amonestará con amonestación en público al que de noche permita fiesta o reunión ruidosa que moleste a los vecinos, o de cualquier modo perturbe la tranquilidad del lugar.

5.    Artículo 210. Se impondrá multa de cincuenta a cien pesos al que vuelque en vía pública caneca o recipiente con basura o las arroje en lugar público.

6.    Artículo 213. Se decomisarán los tiquetes o boletas para espectáculos cuando se pretenda venderlos por precio superior al autorizado (reventa).

7.    Artículo 215. Se suspenderá la obra al que necesitando de permiso para acometer la ejecución de obra, la inicie sin tal permiso (licencia de construcción) o la haya adelantado con violación o desconocimiento de las condiciones fijadas en el permiso.

8.    Artículo 217. Se impondrá construcción de obra al que mantenga los muros de su antejardín o los frentes de su casa o edificio en mal estado de conservación o de presentación.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad