Publicidad
Jue Ago 17 2017
25ºC
Actualizado 04:11 pm
Viernes 02 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

De dos disparos, sicarios asesinaron a un hombre

El atentado fue letal. Un disparo en el cuello y otro en la espalda, efectuados por un sicario que vestía camiseta, bermuda y tenis, acabaron con la vida de Víctor Arias Santamaría, de 41 años.
De dos disparos, sicarios asesinaron a un hombre

El asesinato, que se convierte en el quinto crimen registrado en la última semana en el área metropolitana, tuvo lugar el miércoles a las 9:00 de la noche en la caseta del puente El Bueno, ubicada en el kilómetro 4 de la vía entre Bucaramanga y Girón, cerca de la Terminal de Transportes.

La víctima fatal era un empleado de la caseta, quien desde hace cuatro años venía trabajando como administrador del negocio, que además tiene otro punto en el sector industrial de Chimitá.

Aunque por ahora las autoridades tienen pocas pistas sobre los móviles del asesinato, las primeras hipótesis apuntan a que éste estaría relacionado con una venganza de tipo personal.

Basados en testigos y en las evidencias halladas en la escena del crimen, la Unidad Investigativa de Homicidios de la Sijín, trabaja en la identificación de los sicarios.

Los sicarios
Fueron varias las personas que alcanzaron a ver detalladamente los movimientos de los sicarios que perpetraron el asesinato.

Algunas de ellas le aseguraron a la Policía  que a las 8:55 de la noche, una motocicleta se detuvo sobre el puente El Bueno, en el carril que de la Terminal de Transportes conduce a la Ciudadela Real de Minas. Según testigos, de la moto descendió un sujeto que lentamente bajó por las escaleras hasta llegar a la  caseta.

Una vez allí miró a su víctima, le pidió que le diera dos cervezas y cuando Arias Santamaría se volteó para sacarlas de la nevera, el sicario desenfundó un revólver y le disparó en dos oportunidades.

En medio de los gritos y el pánico, el asesino subió por las escaleras y se montó a la motocicleta en la que era esperado por su cómplice. Los dos, afirman algunos testigos, huyeron hacía el barrio Bucaramanga. Aunque Arias Santamaría fue trasladado en un vehículo al área de urgencias de la Clínica SaludCoop, cuando ingresó ya no tenía signos vitales.

Dolor y rabia
Ayer en la mañana los familiares de ‘El Mono’, como le decían de cariño a Víctor Arias Santamaría, llegaron a reclamar el cadáver a la morgue del Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses, seccional Bucaramanga.

Embargado por el sufrimiento, el padre del occiso expresó el dolor que lleva su alma. “Estoy dolido con la vida, me mataron al más querido de mis hijos, eduqué a mis hijos por el buen camino, pero mire, de qué sirve ahora si está metido en una morgue”, dijo Luis Enrique Arias, padre del fallecido.

El hombre asesinado estaba casado, era padre de dos hijos y vivía en el barrio La Esperanza, en el Norte de Bucaramanga.

“Los asesinos son unos cobardes, mataron a mi hijo a traición, esperaron que les diera la espalda para dispararle… mi hijo era puro trabajo, no le debía nada a nadie…”, añadió el padre de la víctima fatal.

Por lo pronto la investigación del caso quedó en manos de la Policía que desde la noche del miércoles analiza las pistas y confronta las declaraciones entregadas por los testigos.

“Estamos investigando el hecho, ya tenemos buenas pistas y esperamos lo más pronto posible capturar a los responsables del crimen”, indicó el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier general José Ángel Mendoza Guzmán.

Publicada por
Su voto: Ninguno (6 votos)
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad