Publicidad
Lun Ago 21 2017
24ºC
Actualizado 02:53 pm
Viernes 21 de Abril de 2017 - 12:01 AM

Manifestantes se enfrentaron a la guardia venezolana

Un tribunal venezolano ordenó la detención de 14 militares por su presunta responsabilidad en el asesinato de un joven en medio de las protestas del pasado miércoles.
EFE/VANGUARDIA LIBERAL
Los manifestantes se enfrentaron con agentes de la Guardia Nacional Bolivariana ayer en Caracas (Venezuela). Con gases lacrimógenos agentes del gobierno dispersaron algunas concentraciones de opositores que se congregaban en diversos puntos.
(Foto: EFE/VANGUARDIA LIBERAL )

Agentes antimotines y manifestantes se enfrentaron ayer en un fuerte cruce de bombas lacrimógenas, piedras y cocteles molotov en Caracas, donde marcharon miles de opositores contra el presidente Nicolás Maduro, luego de tres semanas de violentas protestas que dejan ocho muertos.

Un camión de la militarizada Guardia Nacional lanzó una batería de gases a los manifestantes en Chacaíto y en El Rosal, en vías de acceso a la estratégica autopista Francisco Fajardo, tras acudir en refuerzo de la Policía y hacerlos retroceder, apoyado por blindados y camiones que tiran chorros de agua.

El grueso de la manifestación se replegó hacia el este de la ciudad, pero un grupo de jóvenes manifestantes, con los rostros cubiertos con pañuelos y capuchas, se mantenía lanzando cocteles molotov y piedras, constaron periodistas de la AFP.

Un helicóptero de la Policía sobrevolaba la zona. Barricadas de basura eran quemadas en distintos puntos y algunos destrozaron una valla publicitaria para usar los restos de trinchera.

“Libertad”, pero también insultos, como “malditos” y “cobardes”, les gritaban a los efectivos policiales, protegidos con chalecos, cascos y escudos antimotines.

Desde primera hora de ayer, con tanquetas y barreras metálicas, contingentes de policías y militares fueron desplegados en vías importantes de Caracas, donde el pasado miércoles hubo disturbios.

En esa jornada murieron un adolescente de 17 años en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (ciudad fronteriza con Colombia) así como un militar en las afueras de la capital. También hubo saqueos en El Paraíso, oeste de la capital, por lo que algunos comercios no abrieron este jueves.

Elecciones en la mira

La ola de protesta se desató el 1 de abril, tras sentencias del máximo tribunal electoral que retiró la inmunidad a los diputados y se adjudicó las funciones del Parlamento, único poder público controlado por la oposición.

El presidente Nicolás Maduro, a quien la oposición acusa de hundir al país en la peor crisis económica y política de su historia, aseguró que las protestas buscan derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y llevar a una intervención militar contra Venezuela.

Su aliado, el mandatario boliviano Evo Morales, lo secundó acusando a Washington de planear el derrocamiento de Maduro, cuyo mandato termina en 2018.

Maduro dijo además querer pronto elecciones para derrotar a la oposición. Las de gobernadores debieron realizarse en 2016, pero fueron suspendidas y aún no tienen fecha, las de alcaldes están pautados para este año y las presidenciales para diciembre de 2018.

Según las encuestas, siete de cada diez venezolanos reprueban el gobierno, asfixiados por la crisis económica, con una severa escasez de alimentos y medicinas, y una inflación -la más alta del mundo- que el FMI estima en 720,5% para este año.

“La estrategia del gobierno parece ser mantenerse en el poder a costa de lo que sea y evitar que haya elecciones porque la crisis lo hizo bastante impopular”, opinó el analista Diego Moya-Ocampos.

La oposición afirma que a Maduro lo sostiene el apoyo de la cúpula de la Fuerza Armada, a la que le dio enorme poder económico y militar y que le ha ratificado “lealtad incondicional”.

GM sale ante confiscación de planta

General Motors (GM) anunció ayer que cesará sus operaciones en Venezuela y se convierte así en la última muestra de las graves dificultades económicas y operativas que están teniendo los fabricantes estadounidenses en el país suramericano.

GM informó ayer que su planta de montaje de Valencia, que hasta el año 2015 producía vehículos en Venezuela, fue “confiscada de forma inesperada por las autoridades públicas, impidiendo las operaciones normales”.

General Motors Venezolana (GMV) había dejado de montar vehículos en Valencia en 2015 ante la imposibilidad de conseguir los componentes que necesita para producir automóviles a consecuencia de las políticas gubernamentales que limitan a las compañías el acceso a dólares para llevar a cabo sus importaciones.

Voces de rechazo

“Mientras más fuertes sean las protestas, más fuerte será la represión”, auguró el analista Diego Moya-Ocampos, del centro IHS Markit Country Risk (Londres).

La Unión Europea condenó los actos de violencia y llamó a una “desescalada” del conflicto. Amnistía Internacional alertó por la “represión” y el presidente argentino Mauricio Macri lamentó “que no se haya atendido el pedido de la región de garantizar” marchas pacíficas.

“Instamos a gestos concretos de todas las partes para reducir la polarización”, afirmó el secretario general de laONU, Antonio Guterres.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad