Lunes 02 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Somos basura

Columnista: Sergio Arenas

El derrame de crudo en La Lizama (Santander); un daño ecológico, según los expertos; el más grave que ha sufrido Colombia en los últimos años; y no es para menos, cuando en las fotografías y videos se evidenció como brotaba de la tierra literalmente petróleo.

Esta lamentable noticia no sólo revive la discusión sobre la conveniencia o no de la explotación de los recursos naturales, sino que deja en entredicho, para muchos, el concepto de la minería responsable.

Si revisamos la legislación colombiana, para las personas y empresas que deseen explotar recursos naturales, encontramos una enorme colección de normas ambientales; pero curiosamente no existe normatividad unificada para nosotros los habitantes de la tierra como productores de basura durante nuestro paso por ella.

Lo cierto es que el simple hecho que exista una extensa normatividad sobre explotación de recursos naturales, demuestra que nuestro país está diseñado para ser explotado y que no existe reglamentación para los ciudadanos, siendo los mayores generadores de contaminación.

Resulta curioso como algunos, según ellos, ambientalistas, indignados en sus cuentas sociales gritan y condenan la actividad petrolera e irresponsablemente asemejan lo sucedido con Ecopetrol, con toda la actividad de minería en Colombia y creen tener una sólida argumentación para oponerse a proyectos futuros de explotación, como el de Minesa.

¡Hipócritas! los mayores contaminantes somos nosotros. Se calcula que cada ciudadano genera 700 kilogramos de basura al año. Es decir, alrededor de 49 toneladas de basura a lo largo de la vida promedio. Esto sin contar las 20 toneladas adicionales de basura industrial y agrícola.

Para empezar debemos reconocer que quienes debemos ser condenados somos nosotros, por no tener una conciencia ambiental desde casa y por la falta de una cultura proambiente. Criticar la empresa privada con teorías ambientales populistas, producto del resentimiento contra las multinacionales o por razones de estrategia política, afectan el progreso y desarrollo de nuestra región.

Antes de señalar creyendo que moralmente están siendo responsables, trate de producir menos basura, empezando con los comentarios en redes sociales y deje que las empresas mineras que sí están vigiladas, hagan su trabajo.

Autor:
Sergio Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad