Publicidad
Mié Feb 21 2018
20ºC
Actualizado 05:21 am
Sábado 16 de Diciembre de 2017 - 12:20 PM

Escándalo por ‘lobby’ que involucraría al hijo del Alcalde de Bucaramanga en fallido contrato de basuras

Ante la Procuraduría Segunda Delegada de Contratación fue radicada el 14 de noviembre pasado una queja disciplinaria en contra del mandatario de Bucaramanga, en la que se señala a su hijo, Luis Carlos Hernández, de presuntamente haber suscrito un acuerdo de corretaje en la firma del millonario contrato entre la Emab y Vitalogic RSU, para construir una planta que transformaría los residuos sólidos.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Escándalo por ‘lobby’ que involucraría al hijo del Alcalde de Bucaramanga en fallido contrato de basuras
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, y su hijo, Luis Carlos Hernández, están involucrados en un escándalo nacional por un presunto  acuerdo de corretaje, es decir una especie de ‘lobby’ vinculado al proceso de adjudicación de un contrato para el tratamiento de tecnología alternativa con el manejo de los residuos sólidos en El Carrasco, avaluado en cerca de 250 millones de dólares y que finalmente no se adjudicó.

Un acuerdo de corretaje es una especie de pacto por medio del cual una persona se convierte en intermediario para poner en contacto a dos o más personas, con el objetivo de que celebren un negocio. Quien realiza esta intermediación, lobby o cabildeo recibe una compensación a cambio.

Ante la Procuraduría Segunda Delegada de Contratación fue radicada, el pasado 14 de noviembre, una queja disciplinaria en contra del Mandatario de Bucaramanga, en donde señalan a su hijo Luis Carlos Hernández de presuntamente suscribir un acuerdo de corretaje en la firma del millonario contrato entre la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, y Vitalogic RSU, para construir una planta que transformaría los residuos sólidos en energía eléctrica, en una concesión de 30 años. Acuerdo que no se celebró por una solicitud de la Procuraduría de postergar la adjudicación de ese contrato y que el Alcalde acató.

Una copia de este presunto acuerdo de corretaje se conoció esta semana. En el documento, autenticado aparentemente en una notaría de Bucaramanga, uno de los hijos del alcalde de la ciudad, Rodolfo Hernández y otros particulares habrían pactado repartir millonarias comisiones devengadas de la firma del millonario contrato de tecnificación de las basuras en el relleno sanitario de El Carrasco.

Vanguardia Liberal indagó sobre este documento, las implicaciones legales que tendría, habló con algunas de las personas involucradas y encontró nuevas revelaciones de este escándalo que deberá ser investigado por los organismos de control.

Contrato de basuras y el acuerdo de corretaje

En julio pasado, el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, anunció que entregaría directamente el contrato a Vitalogic RSU para la implementación de una nueva tecnología en el manejo de residuos sólidos por medio de la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab.  Esta entrega a dedo del contrato se haría con base en el manual de contratación de la Emab, el cual fue cuestionado tiempo atrás por el mismo Jefe del Gobierno Local, debido a que permite la adjudicación directa cuando una licitación se declara desierta.

En entrevista con Vanguardia Liberal Rodolfo Hernández explicó que Vitalogic superó todos los requerimientos técnicos y financieros en la litación de la Emab, pero fue descartado porque no presentó una póliza.

El 27 de julio pasado se declaró desierta la subasta pública para la contratación de la nueva tecnología para la disposición final de residuos sólidos por parte de la Emab. La Empresa de Aseo de Bucaramanga dijo que estudiaría acciones inmediatas para hallar una solución a la emergencia sanitaria.

Un día después, el 28 de julio, en el barrio El Porvenir, el alcalde Rodolfo Hernández anunció que se firmaría una contratación directa para implementar una nueva tecnología para el tratamiento y disposición final de las basuras en la capital santandereana con Vitalogic RSU. “El próximo 10 de agosto vamos a firmar el contrato para transformar las basuras en energía”, aseguró.

Pero ese 10 de agosto, el mandatario de Bucaramanga anunció en una rueda de prensa que suspendía por 20 días la firma del millonario contrato entre la Emab y Vitalogic RSU para construir una planta que transformará los residuos sólidos en energía eléctrica, en una concesión de 30 años. El plazo obedeció a la petición de postergar la adjudicación de esta concesión que realizó la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales, quien indagaba el proceso.

El pasado 3 de noviembre el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, informó que el proceso para instalar una planta que buscaba trasformar la basura en energía en la ciudad y los municipios cercanos no se podrá llevar a cabo. Según el mandatario, el proyecto se vio frustrado por una nueva normativa que regula estos procedimientos en Colombia. El alcalde habría tenido una reunión con un delegado de la Comisión de Regulación y Agua Potable, CRA, quien le explicó que según la norma: los riesgos del operador serán trasladados a la comunidad.

Lea también: Alcalde de Bucaramanga anunció que se frustró el proyecto para convertir basuras en energía

Esto significa, que en caso de que la planta de tratamiento no funcione, el municipio tendría que afrontar una demanda que podía ascender a cerca de 300 mil millones de pesos. “Yo creo que ese proceso terminó hoy. Triunfó la politiquería, que me impuso las condiciones", manifestó Hernández Suárez en ese momento.

El tema quedó allí, hasta que esta semana se conoció una queja instaurada ante Procuraduría Segunda Delegada de Contratación contra el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández y su hijo Luis Carlos Hernández, quien fue involucrado en un acuerdo de corretaje del contrato entre la Emab y Vitalogic RSU.   

La denuncia ante la Procuraduría

Luis Andelfo Trujillo Rodríguez radicó una denuncia ante la Procuraduría General de la Nación donde adjunta una copia de un presunto acuerdo de corretaje, donde se acuerda que uno de los hijos del alcalde Rodolfo Hernández y otros particulares supuestamente pactaron repartir comisiones por obtener el millonario contrato de tecnificación de las basuras.

En el presunto acuerdo de corretaje se consigna la distribución de comisiones por la asignación del contrato de más de 250 millones de dólares. En estas comisiones aparecen presuntamente señalados Luis Carlos Hernández, hijo del Alcalde, Luis Andelfo Trujillo Rodríguez, denunciante y Jorge Hernán Alarcón, asesor contratado por la Emab para el proceso de adjudicación de la licitación de las basuras de El Carrasco. 

Según la denuncia, antes de iniciar el proceso de licitación para el tratamiento de las basuras de los municipios de Bucaramanga y el área metropolitana, Luis Carlos Hernández, hijo del Alcalde, así como Jorge Hernán Alarcón, asesor de la Emab para el diseño de la Invitación Pública para la adjudicación del contrato, firmaron con Carlos Gutiérrez, un contrato de corretaje por más 100 millones de dólares que, al parecer, serían entregados al hijo del mandatario local como prima de éxito de llegarse adjudicar el contrato para Vitalogic.

“Antes de que se iniciara la licitación de las basuras en Bucaramanga, ya el alcalde Rodolfo Hernández había designado unas ‘calaveras’ como vulgarmente las llama; es decir unas personas para que realizaran los pliegos de la licitación y la misma fuera adjudicada a la empresa de su preferencia, esto con el fin de que su hijo Luis Carlos Hernández, recibiera un pago de 100 millones de dólares. Sobre este tema existen pruebas documentales autenticadas ante notaría pública”, consigna la denuncia en poder de la Procuraduría.

 

Reglón seguido, el denunciante asegura que “toda esta negociación se tendría que hablar con su hijo; es decir, el señor Luis Carlos Hernández, y éste por sugerencia que le realizara su mamá, señora Socorro Oliveros de Hernández, se reunieron en las oficina de la Constructora HG… (SIC). Este documento (acuerdo de corretaje) se firmó en privado y se autenticó en secreto con el fin de ganarse una comisión de 100 millones de dólares…”.  

Pocos hablan ahora

Vanguardia Liberal intentó comunicarse con Luis Carlos Hernández, hijo del Alcalde de Bucaramanga, pero no fue posible conocer su versión.

Por su parte, Jorge Hernán Alarcón, asesor de la Emab para el diseño de la invitación pública para la adjudicación del contrato de las basuras, y quien presuntamente recibiría comisión por la adjudicación de Vitalogic RSU, no respondió a nuestras llamadas. Una persona, que se identificó como su asesor dijo que se comunicaría con Vanguardia Liberal. Luego apagó su teléfono celular.

Sobre la relación entre Jorge Hernán Alarcón y la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, su gerente, José Manuel Barrera, señala que este escándalo no tiene “nada qué ver con la Emab. Conozco por redes sociales un documento que firman aparentemente unas personas naturales. De eso no tengo nada qué decir. Jorge Hernán Alarcón no está vinculado en la actualidad a la Emab. Él estuvo en la consultoría respectiva (para la licitación del operador de residuos sólidos) y está en proceso de liquidación con la Emab”.

El paradero de Luis Andelfo Trujillo Rodríguez, denunciante y quien presuntamente se beneficiaría del acuerdo de corretaje por la firma del contrato con Vitalogic RSU es desconocido. 

Hay otro contrato de corretaje

Quien sí habló con Vanguardia Liberal es José Manuel Hormaza, representante legal de la Unión Temporal Vitalogic RSU, quien aseguró que no tiene conocimiento del presunto acuerdo de corretaje y la denuncia instaurada ante la Procuraduría. 

Hormaza agregó que se reunió en abril de 2016 en una oficina privada del alcalde Rodolfo Hernández, ubicada en el barrio Cabecera de Bucaramanga, para presentarle su propuesta para el manejo de la basura.

“Cuando el Alcalde (Rodolfo Hernández) ganó las elecciones, que fue sorpresa para mucha gente en el país, tratamos de contactarlo. Le enviamos mensajes por Whatsapp y redes. Esa fue la forma que pudimos llegar a reunirnos con él”, precisó José Manuel Hormaza.

Al preguntarle al representante legal de la Unión Temporal Vitalogic RSU si conoce o se había reunido con Luis Carlos Hernández Oliveros, hijo del Alcalde de Bucaramanga, éste expresó que “conocerlo, que haya tenido conversación con él, no. Si no estoy mal, en la reunión en la que estuvimos en abril de 2016 con el Alcalde de Bucaramanga, él estaba. Creo que él estaba en esa reunión, de resto no lo he visto más en la vida”.

El representante de Vitalogic RSU añadió que “tengo serias dudas sobre la veracidad de ese supuesto contrato, se habla de cuatro intervinientes, pero solo firman dos personas. Además las cifras son completamente incoherentes, al inicio se habla de una comisión de 100 millones de dólares, luego de 300 millones de dólares y en otra parte de 666 mil dólares, lo que me hace tener serias dudas sobre el mismo. Dejando en claro en que sí el documento es válido en ningún momento se ve involucrada Vitalogic RSU en ese contrato”, señaló el representante de Vitalogic.

Aunque en teoría es cierto que en ninguna parte del acuerdo de corretaje aparece el nombre de la Unión Temporal Vitalogic RSU, en el documento sí se relaciona a la empresa “J.C. De Colombia E.U.” como una de las firmas encargadas de pagar la presunta comisión al hijo del Alcalde de Bucaramanga. Dicha compañía es representada legalmente por Héctor Hernando Muñoz, quien también fungió en el año 2012 como representante legal de Aviaton Specialities Unlimited, una de las tres empresas que conforman la Unión Temporal Vitalogic RSU.

Es decir, Héctor Hernando Muñoz sería el “puente” entre el acuerdo de corretaje del hijo del Alcalde de Bucaramanga y Unión Temporal Vitalogic RSU, que inicialmente fue anunciada por la Emab como la única firma que cumplía los requisitos para manejar los residuos sólidos de la ciudad. Para Hormaza, esta relación no tiene nada de irregular debido a que considera “una persona puede ser representante legal de dos empresas al mismo tiempo sin incurrir en una falta”.

A pesar de poner en duda la veracidad del documento, José Manuel Hormaza, representante de Vitalogic RSU, reconoció que sí existió un acuerdo de corretaje entre Vitalogic y Carlos Gutiérrez, con el fin de adelantar las “gestiones necesarias” para la remoción de tierra en caso de que a Vitalogic se le adjudicara la operación del tratamiento de los residuos sólidos de Bucaramanga y su área metropolitana en los próximos 30 años.

“Sí hubo un contrato de corretaje el cual fue firmado únicamente entre dos partes: Vitalogic y Carlos Gutiérrez, el contrato fue firmado en junio de 2016 y tenía como único fin adelantar las gestiones necesarias para trabajos de remoción de tierras, que es a lo que se dedica el señor Gutiérrez, en caso tal de que Vitalogic fuera adjudicada con el contrato para el tratamiento de basuras. Ese contrato era intransferible, confidencial y solo se dio entre esas dos partes. Como no se dio la adjudicación el contrato ya feneció”, agregó Hormaza.

Según el representante legal de Vitalogic RSU, este nuevo contrato de corretaje cuenta con uso de confidencialidad y solo se lo dará a conocer a las autoridades que así  lo requieran.

“Proceso sin garantías”

Además de la queja ante la Procuraduría, Vanguardia Liberal pudo conocer el testimonio de una de las firmas interesadas en participar en la invitación pública para la concesión del tratamiento de residuos sólidos en Bucaramanga. Sin embargo, por considerar que el proceso no brindaba las garantías de transparencia, la compañía decidió desistir de la invitación.

“Nosotros desde un principio le mostramos a la Alcaldía de Bucaramanga nuestro interés para presentar a consideración nuestra propuesta de transformación de residuos sólidos a través del uso de nuevas tecnologías. Aunque en un principio todo se avanzaba a paso lento pero con expectativas de que podría ser un proceso equitativo, la contratación del señor Jorge Alarcón como experto para la elaboración de los pliegos de requisitos para la invitación pública del manejo de los residuos cambió todo el panorama. Nosotros nos reunimos con el señor Alarcón en Bogotá para explicarle nuestra propuesta, después de casi una hora dando a conocer nuestra propuesta, el señor Alarcón nos interrumpió y solo nos dijo: “no digan nada más, este contrato no es para ustedes”, y se fue”, advirtió la fuente.

“Ante esta situación sentimos que no había garantías en el proceso, porque al parecer el señor Alarcón lo que esperaba es que nosotros le hiciéramos otro tipo de oferta, me imagino yo, y por eso decidimos no continuar en el proceso de las basuras”, agregó la fuente.

lea también: 'Alcalde no cumplió con su palabra': vecinos de El Carrasco

¿Qué dijo el Alcalde de Bucaramanga?

Vanguardia Liberal intentó en reiteradas oportunidades hablar con el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández y preguntarle sobre la presencia de su hijo Luis Carlos Hernández, en la reunión con representantes de Vitalogic RSU en su oficina privada. No obstante, el mandatario no atendió nuestras llamadas.

Mediante un comunicado de prensa oficial, que reproduce una entrevista a Caracol Radio, el mandatario de Bucaramanga aseguró que “no conoce al ciudadano Luis Andelfo Trujillo Rodríguez, y que dichas acusaciones responden a presiones de la politiquería y de la corrupción. En mi conciencia está que he hecho todo lo posible para erradicar todo lo que son mandatos de terceros y representaciones. Eso simplemente son presiones para que yo ceda, pero se equivocan porque ellos me han visto, pero no me conocen. Seremos inflexibles en ir a pretender adjudicar un contrato que vaya en contravía de los intereses de la comunidad”.

El Alcalde de Bucaramanga agregó que “no permitimos ninguna intervención, ni del Papa, ni de mi mamá, ni mi tía, ni mi hijo, ni mi abuelita, que tenga que ver con preferencias en utilizar plata pública para beneficiarse. Eso cero conmigo”.

Lo que no incluye el comunicado de prensa es que cuando le preguntan sobre el presunto acuerdo de corretaje donde se menciona a su hijo, el Alcalde de Bucaramanga responde “si creen que soy indelicado, que me pongan las denuncias en la Fiscalía y yo responderé. Yo sé que ustedes siguen en eso (denuncias) para tener más audiencia y me ponen de payaso. A eso no le voy a ceder…”.

Implicaciones legales

Abogados administrativistas consultados por Vanguardia Liberal explicaron que las autoridades tendrán que determinar la veracidad de estos documentos y determinar responsabilidades de funcionarios públicos y particulares.

“Habría que demostrar que el Alcalde de Bucaramanga tenía conocimiento de la actuación de su hijo. El hecho que no se celebrara el contrato de alguna forma favorece a los servidores y funcionarios. La situación es delicada para los particulares. Sobre la presencia del hijo del Alcalde en la reunión con estos contratistas, se debe indagar una presunta participación indebida, un presunto tráfico de influencia, pues un particular pudo acceder a información privilegiada, que es sancionada por el estatuto anticorrupción”.

Vea archivo(s)

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (13 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad