Publicidad
Mié Nov 22 2017
25ºC
Actualizado 12:51 pm
Domingo 29 de Enero de 2012 - 12:01 AM

No fue bueno el aire que respiramos el año pasado

El aire que respiraron los bumangueses y los florideños el año pasado “no era bueno”. Esa fue la principal conclusión que arrojaron los monitoreos hechos por la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb.
No fue bueno el aire que respiramos el año pasado

De acuerdo con los registros contabilizados mes por mes en puntos estratégicos de la capital santandereana y de Floridablanca, en ningún caso el nivel de la calidad del aire estuvo en el rango que es considerado como ‘bueno’ y que, en la tabla de valores, debería medir entre 0 y 1,25. (Ver recuadro)

Los agentes que más contaminaron y también los que más enfermaron  a la comunidad fueron: el material particulado, el monóxido de carbono y los hidrocarburos.

Y fueron los buses, los camiones, las motos y  los carros los que más aportaron al problema. De hecho, a los aproximadamente 150 mil vehículos que a diario rodaron por la ciudad durante 2011 se les atribuyó el 80% de la polución.

Según Elvia Hercilia Páez Gómez, directora de la Cdmb, “el hecho de respirar un aire tan regular pudo haber tenido incidencia directa en las personas que padecieron o tienen enfermedades cardiovasculares”.

La razón: quien el año pasado se expuso durante periodos de tiempo prolongados a contaminantes detectados en el aire, tales como el ozono toposférico y el material particulado, hoy puede padecer estos problemas de salud.  

Si una persona viene una semana a la zona más contaminada de Bucaramanga, es decir, el Centro, no le pasaría nada en el papel, pero si vive o trabaja allí, con el prolongado tiempo de exposición, empieza a manifestar complicaciones respiratorias, cardiovasculares y pulmonares; es decir, se va enfermando pero ‘de a poquito’, reveló el informe.

Otros datos

Durante 2011 se presentó un leve incremento de la contaminación en el sector del centro, en comparación con el 2010.

De acuerdo con Páez Gómez, “todo se dio porque se abrieron establecimientos comerciales para la preparación de alimentos que no tenían el control adecuado para originar la menor cantidad de emisiones contaminantes posibles”.

En el caso de Cabecera, según la funcionaria, “la calidad del aire en el sector de la carrera 33 desmejoró debido a que se mantuvo la circulación de gran cantidad de buses antiguos, los cuales tienen procesos de combustión nocivos para el medio ambiente”.

El crecimiento exponencial del parque automotor en Bucaramanga, advirtió el informe, donde las motocicletas están aportando una gran cuota, implicó la presencia de más vehículos en las vías añadiendo más contaminación al aire que se respiró en 2011.

Las aproximadamente 90 mil motos que circularon a diario por las calles representaron una seria amenaza para la sostenibilidad ambiental en la ciudad. Tal medio de transporte no posee el mismo sistema, ni la misma tecnología de control de emisión de gases que sí ofrecen los automotores.

Una moto emite 16 veces más hidrocarburos que un carro, tres veces más monóxido de carbono y una cantidad desproporcionadamente alta de otros contaminantes.

OTRAS MEDICIONES

En el aseo, por citar sólo un ejemplo, se comprobó que de las 400 toneladas de basura que produce diariamente Bucaramanga, una ciudad con cerca de 598 mil habitantes, tres toneladas son arrojadas en separadores, andenes, parques, vías o cualquier espacio público.

Arrumes de desperdicios de todas las características, entre desechos domésticos y hospitalarios, escombros y hasta animales descompuestos, conforman el desagradable panorama que se observa en las calles por el ‘sucio’ comportamiento ciudadano.

El deterioro de las fuentes hídricas es otro asunto que preocupa. La calidad del agua que recorre por los afluentes y las quebradas no son para nada aceptables; ni en los aspectos físico químicos, ni mucho menos en los microbiológicos.

De hecho, las corrientes de muchas de estas fuentes hídricas fueron clasificadas como “inadecuadas” y “pésimas”; entre otras cosas, porque reciben aguas residuales domésticas provenientes del alcantarillado.

Es más, el informe realizado en 62 puntos de monitoreo, situados  en las principales corrientes del área de jurisdicción de la Cdmb, demostró que mientras en 51,6% de ellos se detectó una calidad  de agua “dudosa”, “inadecuada” y “pésima”; 46,7% presentó una clasificación “buena”; y sólo en 1,61% de ellos se registró un estado “óptimo”.

Metrolínea sí descontaminó

Metrolínea fue reconocida como una de las empresas que aportó al mejoramiento de la calidad del aire de Bucaramanga y su área metropolitana.

En el caso de la zona centro de Bucaramanga, atravesada por la Carrera 15, desde Marzo de 2010, cuando comenzaron a circular los buses de Metrolínea, la contaminación ha disminuido, al utilizar estos articulados Diesel de 50 partes por millón.

Es de resaltar que en el centro de la ciudad, donde se encuentra el corredor exclusivo para el paso del Sitm, desde la avenida Quebradaseca hasta la calle 45, la congestión vehicular disminuyó, generando menos contaminación en el ambiente.

Vale anotar que, los vehículos de Metrolínea utilizan combustibles limpios Euro3 y Euro 4 con emisiones de azufre menores a las del acpm, hidrocarburo que utilizan los buses de transporte convencional.

¿Cómo se mide la calidad del aire?

Los centros de monitoreo de la Cdmb reflejan indicadores para establecer qué tan “bueno” o “malo” es el aire de la meseta. En dichas tablas se posee una escala que va de 0 a 10, valores que dependen del grado de contaminación del aire. Tales indicadores están relacionados con la afectación que tiene la contaminación del aire sobre la salud humana. A continuación se presenta la categorización de dichos valores:

Bueno
Entre 0 y 1,25: La calidad de aire es considerada como ‘satisfactoria’ y la afectación en la contaminación del aire es mínima; lo cual no produce perjuicios en la salud humana.

Moderado
Entre 1,26 y 2,50: La calidad de aire es ‘aceptable’ y no tiene ningún efecto sobre la población en general.

Regular
Entre 2,51 y 7,50: Genera el aumento de molestias en personas con padecimientos respiratorios y cardiovasculares. También aparecen ligeras dolencias en la comunidad.

Malo
Entre 7,51  y 9,99: Produce el agravamiento significativo de la salud en personas con enfermedades. Es altamente perjudicial este nivel de contaminación.

Peligroso
10,00: Es de alto riesgo para la salud de la población; multiplica la aparición de las enfermedades.

10 áreas más contaminadas de la ciudad

1 Río de Oro: La población del área metropolitana descarga un promedio diario de 38,5 toneladas de sólidos orgánicos a las aguas de este afluente.
2 El Centro: Los exagerados pasos de carros, de motos y de buses por vías como las carreras 13, 14, 16 y 17 y las calles 33 y 34 son responsables del mal aire que respiramos.
3 Barrios del Norte / Zona de Chapinero: Las arroceras que funcionan en esta parte de la ciudad han convertido a estos barrios en áreas neurálgicas. A diario, la industria arrocera arroja centenares de partículas contaminantes al aire. Tales desechos son tóxicos y generan la degradación del medio ambiente.
4 Comuna Sur: Los barrios de que bordean a El Carrasco, a donde llega la basura que producen los habitantes de 17 municipios de la región, aparecen como otra de las grandes zonas contaminadas.
5 Chimitá: La expulsión de partículas contaminantes de muchas de las empresas que funcionan en el sector industrial de Chimitá, según los monitores hechos por la Cdmb, no contribuye para nada a la calidad del aire en la meseta de Bucaramanga.
6 Quebrada La Iglesia: Este afluente recibe aguas sanitarias e industriales, además de lixiviados provenientes de El Carrasco. Los malos olores se esparcen a lo largo y ancho de los sectores que atraviesa este afluente, entre los que se encuentran San Luis, Diamante II y la zona de la Terminal de Transportes, por citar sólo a algunos lugares.
7 Ciudadela: Esta Comuna tiene la más alta concentración de ozono troposférico en el área. Ese es un gas incoloro y muy irritante, creado por reacciones fotoquímicas entre los óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles que producen los carros. Lo anterior sin contar la escasa vegetación de la zona.
8 Vía a Matanza: La basura es otro de los focos de contaminación de la ciudad. Y uno de ellos, tal vez el más grave, según la Cdmb, se encuentra sobre el inicio de la vía a Matanza.
9 Vía a Morrorrico: La basura y las aguas residuales esparcidas por cerca de 2 mil ranchos, construidos en los cerros de Morrorrico, hacen de esta parte de la meseta otra de las zonas más contaminadas.
10 Zarabanda: El funcionamiento indiscriminado de porquerizas, las construcciones ilegales de ranchos en la escarpa, así como la basura que se riega a lo largo de esta ladera, ubican a la zona de Zarabanda como otra de las áreas más contaminadas.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (24 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO MAÑANA
Sorteo del 22 de Nov
9
8
2
5
HUILA
Sorteo del 21 de Nov
5
7
0
9
Astro Luna
Sorteo del 21 de Nov
geminis
4
7
5
9
Publicidad