Publicidad
Mié Oct 18 2017
23ºC
Actualizado 10:00 pm
Sábado 07 de Diciembre de 2013 - 12:01 AM

O la obsesión por la palabra escrita del poeta Antonio Acevedo Linares

Ediciones Hojas de Hierba presentó recientemente al público amante de la literatura y la poesía, el último trabajo literario de Antonio Acevedo Linares, ‘La pasión de escribir’

“… Y arriesgar una metáfora para crear un universo”. Así remata su poema ‘Escribir’ Antonio Acevedo en su pequeño libro de 128 páginas. Allí se desborda contándonos de su obsesión por la palabra escrita, sus días de tejedor de versos, esos epigramas que vuelan por todos los senderos y se posan sobre las astromelias, las rosas, en las aceras húmedas de los centros urbanos, en la curva sensual de una cintura amada. En cada palabra se regodea con el dulce placer de la existencia para no dejarse morir. Es su líquido vital que nutre su espíritu y, así mismo, nutre su sangre a ritmos frenéticos, la revitaliza en un peregrinaje en redondo, en un círculo interminablemente vicioso.

“Amo las palabras con las que te amo…”, reitera en su endiosamiento a la palabra llevada a los altares, en su rendición ante ella.

“La poesía es la exploración de la palabra, como el amor es la exploración del cuerpo”, machaca nuevamente en los muchos apartes de su libro. Ese insistir obsesivo, ese ensimismamiento para empezar de nuevo es un karma que está pagando por tanto goce pagano, por tanta orgía con las palabras, por tanto placer explayado más allá de los horizontes. Con sus palabras rigurosamente paladeadas, seleccionadas, “exorcisa sus demonios”.

En ‘La pasión de escribir’, también habla de sus encuentros con colegas, se entrevista con ellos, rememora a los desaparecidos en un homenaje, en una exhumación poética; el hombre hecho verbo.

Se desparrama con los periodistas ahora en el éxtasis de la palabra hablada. Y con la escrita, se subordina ante ella y la venera en una enclaustración mística, reverencial.

En fin, el libro ‘La pasión de escribir’ se trata de páginas rutilantes, una declaración de amar las palabras hasta que la muerte los separe, un compromiso de acompañarse en la salud y en la enfermedad, en la alegría y en la tristeza, en el otoño y en el invierno.

‘A veces, poeta, la poesía es un riesgo de vida’, sería su colofón de este su libro, que cuando se abre comienza ‘La pasión de leer’.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Costillitas de cerdo en salsa BBQ
Con esta sencilla receta tendrás unas costillitas de cerdo exquisitas, con la carne tierna y en su punto.
Publicidad
Publicidad