Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 09:02 pm
Domingo 22 de Junio de 2014 - 12:01 AM

Aman ser papás, aman cada etapa

Padres muy jóvenes, padres maduros que se sienten orgullosos del resultado obtenido, padres cuyas hijas son la luz de sus ojos. Todos ven en sus hijos esos motores que los hacen amar el título de papás.

Papá, un título que llevan con orgullo esos hombres que sin pensarlo dos veces se entregaron por completo al cuidado de sus hijos, entendiendo que el ejemplo es fundamental.

Un hijo solo necesita ver a papá y seguirlo, por eso la importancia de entregar amor incondicional, valores y actitudes dignas de imitar. Hoy, en el día del padre, los abrazos y mimos son para ellos.

Papá en las diferentes etapas

Hijos: Jorge Armando Ayala León, 31 años, y Diego Andrés Ayala León, 25 años.

Padre: Jorge Eliécer Ayala Corzo

“Ser padre de hijos grandes se disfruta plenamente, pues has alcanzado el objetivo de verlos realizados profesionalmente y evidenciar esa formación de hogar en la que se les inculcó principios y valores, así como el respeto por los demás. Es ver esa misma educación que mis padres me dieron en ellos también. Eso es lo más gratificante y es lo que me hace sentir tan orgulloso de ellos”.

Cuando el hijo es adulto

Explica el psicólogo social FreddyCristancho sobre el vínculo a establecerse a temprana edad entre el bebé y papá: “En esta etapa donde se prioriza la relación mamá e hijo, es muy importante la participación del papá en el cuidado del bebé. No recargar las responsabilidades de cuidado solo a la madre, sino sentirse parte de la experiencia de afrontar nuevos retos en las primeras etapas de crianza. El papá tiene la inmensa oportunidad de crear el primer vínculo de afecto y el bebé sentirá la protección del papá. En estas etapas el bebé es muy perceptivo y siempre tendrá ligados a su tranquilidad la percepción que tiene de la voz y el calor de los padres.

Respecto a la primera infancia explica Cristancho que “esta es una etapa propicia para crear lazos afectivos que durarán toda la vida, es el momento de forjar los principales valores como el respeto, la responsabilidad y qué mejor que aprovechar esta etapa para formar esos valores a partir del amor y el tiempo que comparte con su hijo. En esta etapa es importante compartir el mayor tiempo posible con ellos, para generar la situación humana más compleja: la confianza.

Y en la preadolescencia invita a enseñar a los hijos a ver a los papás como una figura de amor, el reto más inteligente que un papá pueda tener; compartir con el hijo deportes, cine, viajes, juegos, y tener constante diálogo sobre cosas cotidianas, teniendo en cuenta que los abrazos pueden ser situación de todos los días”.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Pepinos rellenos de carne
Esta es una receta típica de Colombia. Puedes rellenar estos pepinos con los ingredientes que más te gusten.
Publicidad
Publicidad