Publicidad
Mar Jun 27 2017
20ºC
Actualizado 06:13 pm
Miércoles 27 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

¡Soy caprichoso!

“Algunas veces mis estados de ánimo me hacen sufrir. En algunas ocasiones la gente dice que soy caprichoso y que piensen así me enoja”, es el testimonio de Ricardo, de 16 años. Es verdad que muchas veces no podemos controlar nuestros impulsos y actuamos sin razón, pero si siempre es así, puede ser que estemos cayendo en un comportamiento caprichoso.
¡Soy caprichoso!

La vida puede resultar muy difícil a los 15 años y muchas veces los padres no lo entienden. Hay tantas emociones por descubrir, tantas decisiones qué tomar (qué voy a estudiar, qué me voy a poner, qué voy a hacer el fin de semana, ¿voy a salir con esta persona? ¿Será mejor terminar mi amistad con aquella? ¿Voy a aprender a conducir o no?), que no es fácil escoger o incluso saber qué es lo mejor para ti.
Pero hay algo en lo que los adultos tienen razón: hay que buscar un objetivo, hay que tomar decisiones y hay que perseverar, porque de lo contrario nos quedaremos siendo adolescentes caprichosos el resto de nuestra vida.
Caprichoso no es querer darse un gusto de vez en cuando, caprichoso es no saber si este es el momento justo para comprarme eso que tanto deseo.
“Una persona caprichosa es aquella que siempre está cambiando de parecer sin ningún sentido, sin ninguna razón o ningún argumento y tristemente, los padres tienen mucho que ver, pero eso no significa que no se pueda cambiar”, explica Lilian Mora, psicóloga de la Universidad Autónoma de Bucaramanga.
Es cierto que no es fácil escoger una carrera. Que saber qué es lo que uno quiere no es algo que se dé de un día para otro. Pero cambiar de profesión cada primer semestre demuestra falta de perseverancia y esa es una de las características de una persona caprichosa.
Es verdad, nuestros padres pudieron habernos acostumbrado a darnos cualquier cosa que pedíamos en el momento en que lo pedíamos. Nuestra familia pudo haber soportado nuestras rabietas en la infancia e incluso nuestros amigos pueden aguantarse nuestra falta de constancia, pero, ¿lo hará un jefe? ¿Lo hará un novio o novia?
“Usualmente, las personas caprichosas llegan al caos en algún momento de sus vidas porque no han perseverado. Y si uno no cambia en la adolescencia puede llegar a los 30 años aún sin nada estable, comportándose como un niño y eso no es para nada atractivo”, explica la psicóloga.
Sí eres así, ¡reconócelo! Porque ese es el primer paso para cambiar.

LA VOZ DEL EXPERTO

¿Qué deben enseñar los padres?

Liliana Castillo
psicóloga infantil
*No negociar: cuando se da una orden no se puede hacer en el tono de súplica, ni tampoco pidiendo el favor. Se imparte con un tono claro, sin subir la voz, y una sola vez.
*Ser firme: por nada del mundo cambie la orden que ha dado, manténgase en su posición y no sucumba ante las rabietas, el llanto, o la culpabilidad.
*No amenace: no repita una y otra vez lo que hará si su hijo no le hace caso: hágalo.
*No tenga miedo, culpa o cansancio psicológico en medio de una rabieta. Si se siente así, mande su hijo al punto de reflexión y usted use su tiempo para pensar.
*Sea coherente y consistente: si no sabe ni qué orden dará y no está seguro de qué hacer, será muy difícil que el chico no se convierta en un caprichoso y que sepa como manipular.
*No le de todo lo que pide: este es el primer paso para que lo vean como la despensa y no como papá.
*Practique usted mismo la conducta que quiere enseñar: si usted pierde la paciencia y abandona la tarea que hace en un dos por tres, no puede esperar que su hijo sea diferente.

¿Qué hacer para corregir el carpicho?

Camilo Cifuentes
psicólogo juvenil
*Hablar con ellos de lo que les interesa y fomentar el trabajo en alcanzar sus metas. Premiarlos cuando consigan algo que se han propuesto con seriedad.
*Escuchar con atención los argumentos que se dan para cada cambio de idea o impulso: encontrar las razones para los intempestivos cambios es importante para confrontarlos.
*No sermonearlos: no solo no escucharán, sino que no ayudará a que cambien. Lo mejor es no tomar en cuenta su capricho y en vez de eso, plantearles una estrategia para conseguir eso que se proponen lograr. Si cambia a los tres días de idea, recordarles lo que pensaban primero y no seguirles el juego.
*Tomarlos en serio cuando la idea es buena y premiarlos cuando logren controlar sus impulsos. Lo más importante es hacer lo correcto.

ENTREVISTA a JONATAN CABRERA

JORGE SANABRIA
ESPECIAL VANGUARDIA LIBERAL
Jonatan Cabrera tiene 37 años y nació en Medellín. Actualmente le da vida a ‘Suárez’, el asistente noble y lambón de Roberto (Marcelo Dos Santos) en la serie ‘Amo de casa’. Su recorrido por cine, teatro y televisión es bastante extenso. ‘Juego limpio’, ‘La saga’, ‘Pandillas’, ‘Los caballeros las prefieren brutas’,  y ‘Kdabra’, por mencionar solo algunas producciones, hacen parte de la hoja de vida de Cabrera, quien además también se ha desempeñado como libretista de las series ‘Así es la vida’ y ‘Zona rosa’, ambas éxitos del Canal RCN.
-¿Qué tan difícil resulta hacer teatro?
“Es duro hacer el esfuerzo y a veces la poca asistencia a las salas”.
-¿Cuál ha sido el personaje más complicado de interpretar?
 “Suárez en ‘Amo de casa’, porque hacer humor negro es algo muy serio”.
-¿Qué enseña el oficio de actuar?
“Vivir en la piel de las otras personas para aprender a no juzgar”.
-¿Qué resulta esencial a la hora de interpretar?
 “Escuchar y no juzgar a un personaje por malo que sea a la hora de interpretarlo”.
-¿Qué le falta a la televisión colombiana?
“Un poco de respeto por las personas que hemos hecho este trabajo con honestidad y profesionalismo”.
-Un programa para borrar de la televisión colombiana:
“Ninguno, de los malos es que más se aprende”.
-Un mensaje para los lectores de Jóvenes:
“Por favor, luchar de la mejor manera por los sueños, nada de deshonestidad, nada de pasar por encima de nadie. No juzgar, no somos nadie para criticar”.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Postre de limón
Este postre casero es perfecto para calmar tus antojos a cualquier hora del día. Puedes prepararlo en moldes individuales o en uno grande para porcionar en caso de visita.
Publicidad
Publicidad