domingo 19 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Vitalogic, NO a la impunidad

La Fiscalía arranca así un proceso que debe conducirla al acuerdo de coimas que pactó Luis Carlos, uno de los hijos del Alcalde, con Vitalogic.
Image
Columna de
Yesid Lancheros

El próximo 30 de mayo se podría empezar a desentrañar el escándalo de corrupción de Vitalogic y el negociado que se pretendía hacer con las basuras de Bucaramanga. Son hechos en la impunidad que ensombrecen el discurso anticorrupción del suspendido alcalde Rodolfo Hernández, ya que las evidencias comprometen a su familia.

Ese día, la Fiscalía les imputará cargos al exgerente de la Emab, José Manuel Barrera Arias; al exjefe de disposición final de la Emab, Rubén Enrique Amaya; y al contratista Jorge Hernán Alarcón; por falsedad en documento privado, contrato sin el cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos.

Todo por el contrato de consultoría 096 del 2016, que tenía como finalidad analizar todas las variables para definir un nuevo modelo de aprovechamiento de los residuos en la ciudad y que, presuntamente, beneficiaba a Vitalogic.

La Fiscalía arranca así un proceso que debe conducirla al acuerdo de coimas que pactó Luis Carlos, uno de los hijos del Alcalde, con Vitalogic. Las comisiones ascenderían a 300.000 millones de pesos.

El mandatario trata de bajarle la temperatura a estos oscuros hechos al asegurar que el Municipio nunca firmó nada con Vitalogic. Para él, fueron “cosas que nunca ocurrieron” y todo fue “indelicadeza” de su hijo. “Que me llamen a mí, que tengan calzones”, ha dicho, desafiando a la justicia.

Alcalde, aquí algunas dudas:

1. En el pasado, ¿tuvo interés por el sector de las basuras?

2. ¿Por qué se terminó el contrato de Samuel Prada Cobos como gerente de la Emab, en 2016?

3. Siendo Alcalde, ¿cómo conoció a Carlos Gutiérrez y Luis Andelfo Trujillo?

4. ¿Por qué se reunió con José Manuel Hormaza, el ciudadano rumano Florin Volcinschi y Héctor Hernán Muñoz Baquero, delegados de Vitalogic?

5. ¿Dónde conoció a Jorge Hernán Alarcón y por qué lo apodó ‘la Calavera’?

6. ¿Le dio la orden a Barrera Arias para que contratara a Alarcón con el fin de que elaborara los términos de referencia para el contrato de las basuras?

7. ¿Alarcón visitó su apartamento y trabajó allí en este tema?

8. ¿Su hijo Luis Carlos le comentó las diligencias que hacía en este negocio?

9. El ingeniero Rodrigo Fernández, su asesor del despacho, ¿participó en la licitación de las basuras?

Esperamos sus respuestas.

Dato de cierre: En el caso Santrich hay que esperar a la apelación de la Procuraduría. ¿Cambiará la historia?

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad