Publicidad
Dom Sep 24 2017
26ºC
Actualizado 12:50 pm
Jueves 23 de Febrero de 2012 - 06:58 AM

Aumenta a 50 el número de víctimas mortales de accidente ferroviario en Argentina

Al menos 50 personas resultaron muertas y 675 heridas, unas 200 de gravedad, en el accidente ferroviario que sacudió a Argentina y cuyas causas continúan sin determinarse, según los últimos datos oficiales.
Tomada de Internet/VanguardiaLiberal
Aumenta a 50 el número de víctimas mortales de accidente ferroviario en Argentina
(Foto: Tomada de Internet/VanguardiaLiberal)

Las cifras fueron confirmadas por Claudio Ayruj, subsecretario de Derechos Humanos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, quien admitió que aún no han sido identificadas todas las víctimas.

El accidente se produjo a las 08.30 hora local (11.30 GMT), cuando un tren procedente de la localidad bonaerense de Moreno no pudo frenar y se estrelló contra un andén en la estación de Once, una de las tres más importantes y concurridas de Buenos Aires.

El convoy, compuesto por ocho vagones, estaba abarrotado, con unos 1.500 pasajeros, en su mayoría trabajadores que se dirigían a sus empleos en Buenos Aires.

Más de 15 horas después del siniestro, decenas de personas continúan tratando de localizar a familiares y amigos que viajaban en el tren accidentado y cuyo paradero se desconoce.

A medida que avanza la noche aumentan las voces críticas sobre la precariedad del sistema de transporte colectivo y la necesidad de depurar responsabilidades por la tercera mayor tragedia ferroviaria del país.

Dirigentes sindicales han denunciado que el tren tenía entre 40 y 50 años de antigüedad y había permanecido durante dos meses parado por problemas mecánicos.

El Gobierno de Cristina Fernández, que decretó dos días de duelo nacional y suspendió los festejos por el carnaval previstos para el próximo fin de semana, anunció que desarrollará una investigación en profundidad.

Fernández expresó en un comunicado su "profundo pesar" por la tragedia y envió sus "condolencias" a los familiares de las víctimas.

El secretario argentino de Transporte, Juan Pablo Schiavi, admitió que los dos primeros vagones -los más afectados por el impacto- estaban saturados, lo que provocó que el accidente "tomara el ribete de una tragedia de muchísima gravedad".

"El tren entró a una velocidad habitual. Ahí está la parte del accidente, la incógnita o la responsabilidad. No sabemos qué ocurrió en los últimos 40 metros. El conductor estaba en su puesto y el tren no paró", dijo el funcionario en rueda de prensa.

Más de un centenar de ambulancias y dos helicópteros participaron en las tareas de rescate para evacuar a los heridos a distintos hospitales de la ciudad.

Los equipos de rescate trabajaron durante más de cuatro horas en la estación y tuvieron que cortar los techos de los vagones para evacuar a las víctimas.

Testigos del accidente han relatado que, como es habitual en los trenes de cercanías que utilizan cada día decenas de miles de trabajadores para llegar a Buenos Aires, varios vagones tenían las puertas abiertas.

"Desde el momento en que una formación sale con las puertas abiertas, todos los días miles de personas viajan con riesgo de vida. Esto está ocurriendo y venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo que eso no debe ocurrir y es lo que tiene que cambiar", denunció hoy Eduardo Mondino, ex defensor del Pueblo argentino.

A su juicio, "esto no es un accidente, tiene responsabilidades políticas y funcionales".

Para el economista Leopoldo Markus, en el fondo de esta tragedia está la política de privatización que se generalizó en los años 90 y la falta de inversiones y de control por parte de la administración.

El cineasta y opositor Fernando "Pino" Solanas afirmó que "hace años que la presidenta escucha, lee y ve estas denuncias y no hace nada".

Este nuevo accidente ferroviario es "responsabilidad de un sistema ferroviario vigente desde la época de (el expresidente Carlos) Menem (1989-1999) y que continúa con el Gobierno actual", agregó Solanas, director del documental "La última estación", una denuncia del desmantelamiento de la red pública de ferrocarril.

Las críticas por el deterioro del sistema de transportes inundaron hoy las redes sociales en Argentina, que se convirtieron también en un valioso instrumento para tratar de ayudar a los familiares a encontrar a las víctimas.

Publicada por
Sin votos aún
Etiquetas:
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad