Publicidad
Sáb Oct 21 2017
25ºC
Actualizado 04:26 pm
Miércoles 20 de Septiembre de 2017 - 03:30 PM

Bucaramanga habló sobre juez que avaló tratamiento para curar homosexualidad

A propósito del debate suscitado en las redes sociales sobre la decisión de un juez el juez federal de Brasilia, Waldemar Cláudio de Carvalho, quien atendió el recurso de una psicóloga evangélica y dictó un auto en el que acepta como legales las "terapias" de reversión sexual, líderes de la población Lgbt en Bucaramanga explican de qué se trata la decisión.
Banco de Imágenes
La Asociación Colombiana de Psiquiatría señaló a través de un comunicado de prensa en 2015 que "la homosexualidad no está actualmente clasificada como un trastorno mental y en ningún caso podría considerarse como una enfermedad psiquiátrica. Esta consideración es producto del consenso médico científico internacional aceptado por las Asociaciones Médicas y facultades de medicina de la mayoría de los países del mundo".
(Foto: Banco de Imágenes )

La sentencia responde a una acción popular interpuesta por grupo de psicólogos que defienden, alegando el principio de libertad científica, las terapias de "reversión sexual". 

Juliana Martínez, profesora de American University, Wahsington, DC, y coordinadora de proyectos de Sentiido.com y experta en temas de género, explica que "la decisión del juez de Brasil, aunque limitada, es peligrosa por dos razones principales. Primero, aporta a la desinformación y afianza prejuicios al sugerir que la homosexualidad puede ser tratada por la ciencia como algo que necesita “cura”, es decir, como una enfermedad. Pese a que en la resolución el juez dice que se asume la doctrina científica de la Organización Mundial de la Salud que desde 1990 aclaró que la homosexualidad no es ni una enfermedad ni un trastorno y que por el contrario constituye una manifestación más de la diversidad humana, en la práctica su pronunciamiento da piso al prejuicio que considera la homosexualidad como algo no deseable y que debe ser erradicado. Esto ha llevado a que miles de personas sean sometidas a tratamientos degradantes, muchas veces en contra de su voluntad, y deja profundas heridas físicas, psicológicas y emocionales en ellos.

"Segundo, muestra la apropiación y manipulación del lenguaje de no discriminación y garantía de derechos por parte de grupos cuyo principal objetivo es discriminar y despojar de derechos a quienes no se ajustan a su visión, por lo general religiosa, del mundo. Esto es muy grave y es una tendencia no solo en Latinoamérica sino en muchos países como los Estados Unidos. En este sentido es preciso recordar que el argumento de la libertad religiosa o científica no puede usarse para legalizar la violencia (física y/o psicológica) y la discriminación contra distintos grupos de personas por ningún motivo, incluyendo su orientación sexual".

A su vez, Laura Badillo, integrante del movimiento en defensa de los derechos de la población Lgbt en Bucaramanga explicó que "pese a las decisiones de jueces en contra vía de los derechos alcanzados por la población Lgbti, estas decisiones deben respetar los convenios internacionales ratificados. Se necesita de una sociedad civil mas fortalecida que puede defender la diversidad como un principio ético y ciudadano sin dogmas y discriminación".

Lea también: Denuncian que 'Santander continúa siendo una región homofóbica'

Este tipo de prácticas están prohibidas por el Consejo Federal de Psicología de Brasil desde 1999. En 2012, la Organización Panamericana de la Salud señaló que las "terapias de reorientación sexual" no tienen una base científica y deben ser penalizadas.

De hecho, el abogado y defensor de los derechos de la población Lgbt, Mauricio Albarracín, Investigador de 'Dejusticia', explicó que si bien es cierto que esta decisión suscitó polémica en las redes sociales, "no es cierto que el juez haya autorizado la cura a la homosexulidad, ni que haya eliminado la prohibición de las terapias de la reversión sexual. Es una situación local. Ningún médico de ningún país que tenga un respeto por los derechos fundamentales puede hacer tratamientos para curar la homosexualidad. A parte del tema legal, el asunto ético y de la autonomía de una persona, en asuntos de salud, es claro que no se pueden hacer tratamientos que afecten la dignidad y los derechos de las personas. En Colombia la legislación es muy clara y estos tratamientos son inconstitucionales. Frente a la misma legislación brasileña, el juez tomó una decisión equivocada". 

Ya el 12 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud había eliminado la homosexualidad  de su lista de enfermedades psiquiátricas.

Por su parte, la Asociación Colombiana de Psiquiatría señaló a través de un comunicado de prensa en 2015 que "la homosexualidad no está actualmente clasificada como un trastorno mental y en ningún caso podría considerarse como una enfermedad psiquiátrica. Esta consideración es producto del consenso médico científico internacional aceptado por las Asociaciones Médicas y facultades de medicina de la mayoría de los países del mundo".

Sin embargo, en países como Rusia e incluso Estados Unidos, este tipo de "terapias" busca una vía libre: el estadounidense Aaron Bitzer, de 36 años, buscó hace tres años una forma de "frenar" su homosexualidad y la encontró en el estado de California.

En Rusia, medios internacionales han reseñado que Yan Goland, de 80 años, ofrece en Moscú un “tratamiento” contra la homosexualidad con un método de tres pasos desarrollado por su mentor, el psicoterapeuta Nikolai Ivanov.

También en Latinoamérica, este tipo de "tratamientos" se mantiene: en Ecuador existe un lugar llamado 'Puente a la Vida', un centro que ofrece "curar" la homosexualidad.

Diego Ruíz, de la Corporación ConPázes explica que existe una preocupación por las recientes noticias en Brasil, aunque se trate de una medida provisional.

"Vemos con preocupación que a través de la ley, en muchos países de Latinoamérica, se busca impulsar una terapia de "reversión sexual" que no tiene ningún tipo de base científica, y que en cambio sí ha dejado daños irreversibles sobre los cuerpos de las personas "tratadas". Así quedó expuesto en el 2012 con las 'Clínicas para curar homosexuales en Ecuador', el cual llevó a varios suicidios por la sevicia y el maltrato a miembros de la población LGBT recluidos".

Por su parte, Iván Darío Prada, vicepresidente de la Plataforma Lgbtiq Santander condenó la decisión judicial en Brasil. "Es lamentable e indignante ver cómo se siguen usando los diferentes poderes del Estado para perpetuar el odio, el racismo y la discriminación. Brasil no es un caso aislado, hace parte de una avanzada ultraconservadora moderna que pretende desbaratar el trabajo hecho durante años por la población LGBT en pro del reconocimiento de sus derechos civiles. Rechazo de manera tajante estás interpretaciones a la ley".

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
culona
Sorteo del 21 de Oct
3
8
2
7
dorado tarde
Sorteo del 21 de Oct
9
0
8
2
Astro Sol
Sorteo del 21 de Oct
acuario
8
0
4
0
Publicidad