Jueves 23 de Junio de 2016 - 01:27 PM

“Hoy dijimos adiós a la guerra”

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció este jueves desde La Habana en la firma del acuerdo del punto 3 del fin del conflicto que el acuerdo final se firmará en Colombia y no en Cuba como viene siendo
AFP/VANGUARDIA LIBERAL
“Hoy dijimos adiós a la guerra”
(Foto: AFP/VANGUARDIA LIBERAL)

El Gobierno Nacional y las Farc firmaron este jueves en La Habana el pacto para preparar el fin del conflicto en Colombia, que incluye el cese al fuego bilateral y definitivo, la dejación de armas, garantías de seguridad y mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz.

Tras ser suscrito por los negociadores del Gobierno y de la guerrilla y los representantes de los países garantes y acompañantes, el presidente de Cuba, Raúl Castro, entregó el documento al mandatario Juan Manuel Santos y el jefe de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverri, alias de ‘Timoleón Jiménez’ o ‘Timochenko’, quienes se estrecharon las manos bajo el aplauso de los asistentes.

Dentro del acuerdo quedó establecido que la Organización de Naciones Unidas recibirá la totalidad de las armas de las Farc tras su dejación para su destrucción y la construcción de tres monumentos con lo que quede de ellas.

“Con la firma del acuerdo final inicia el proceso de dejación de las armas de las  Farc, que incluirá el transporte del armamento a las zonas, la destrucción del armamento inestable, y la recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual de manera secuencial y en tres fases”, quedó consignado en el acuerdo.

En la primera fase, a los 90 días de la firma, se recogerá el 30%; a los 120 días otro 30% y a los 180 días el 40% restante.

Claro que las Farc haremos política, pero por el lado legal”

El jefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', aseguró que harán política sin armas.

"También se ha llegado al acuerdo de dejación de armas, cuando se asevera que tras los acuerdos queremos seguir armadas y haciendo política. El país podrá conocerlo a partir de hoy. Claro que las Farc haremos política, pero por el lado legal, con los mismos derechos de los otros partidos", manifestó el jefe máximo de la guerrilla.

'Timochenko' agregó que en adelante las fuerzas armadas serán las aliadas de este grupo guerrillero para la paz.

"Las fuerzas armadas, agigantadas en el transcurso de la guerra y diestras contrainsurgencia, están llamadas a jugar un importante papel en aras de la paz, la reconciliación y el desarrollo del país. Fueron nuestra adversarias, pero en adelante tenemos que ser aliadas por el bien de Colombia.

'Timochenko' también manifestó que el estado colombiano deberá garantizar "que una vez firmado el acuerdo final, desaparecerá el dispositivo actual de guerra y la doctrina actual de seguridad" y que "ningún colombiano será perseguido por su pensamiento o ideas político".

"El acuerdo final se firmará en Colombia"

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, cerró el evento de la firma del punto del Fin del Conflicto del proceso de paz con las Farc y el anuncio sobre el acuerdo de las partes de aceptar el plebiscito, con un discurso conciliador, aceptando las diferencias en las ideas políticas y económicas, pero dándole la bienvenida a la democracia.

“Hoy es un día histórico para nuestro país”, dijo el presidente al resaltar que han sido más de 30 años de intentos para lograr la firma que hoy se dio y que posibilitará la firma del acuerdo final y la construcción de la paz. (Lea también: Víctimas desde Santander le creen a la paz, pero no todas perdonan)

“Hoy se abre un nuevo capítulo, un capítulo que nos devuelve la esperanza, que nos permite empezar a cicatrizar las heridas, y que les da a nuestros hijos la posibilidad de no repetir la historia que tanto daño le ha causado al país. ¡Nos llegó la hora de vivir sin guerra! Nos llegó la hora de ser un país normal, ¡un país en paz!”, dijo el mandatario.

Santos recalcó cada una de las ventajas de los puntos acordados entre la delegación de paz de su Gobierno y la delegación de paz de las Farc, así como la verificación que estará a cargo de las Naciones Unidas.

“Todo esto será supervisado y verificado por observadores internacionales designados por el Secretario General de Naciones Unidas en virtud del mandato que le dio el Consejo de Seguridad de esta organización, la máxima autoridad mundial en materia de seguridad y paz”, dijo.

Sin embargo, fue muy claro al señalar que aún no se ha terminado el proceso y reconoció que no es el fin de todo el conflicto.

"!Es cierto que subsisten otros fenómenos de violencia y delincuencia, como el Eln y las bandas criminales asociadas al narcotráfico. Pero algo que todos debemos comprender es que este acuerdo logrado con las Farc significa terminar la guerra con la organización guerrillera más grande y más antigua, y tiene una importancia inmensa para el presente y futuro de Colombia", dijo. (Lea también: “La palabra paz queda herida”: Álvaro Uribe)

El primer mandatario también anunció que Colombia será la sede de la histórica firma del acuerdo final con las Farc: “Quiero ser muy claro en que todavía faltan temas importantes por acordar, y hemos convenido con las Farc que vamos a evacuarlos lo más pronto posible. El acuerdo final lo firmaremos en Colombia”.

Dio los agradecimientos a todos los países y organismos que han ayudado a la consolidación de esta firma, así como la labor de las Fuerzas Militares.

“Quiero hacer un reconocimiento especial, y sé que expreso el sentir de todos los colombianos, a nuestras Fuerzas Militares y nuestra Policía. Su sacrificio, su sentido del deber, su compromiso con la defensa de la democracia, han sido esenciales para llegar a este momento. Sin ellos, la paz no sería posible”, dijo.

Y señaló las diferencias entre su ideología y la de las Farc: “No estamos de acuerdo, y seguramente jamás lo estaremos, en la visión política o económica para el país, pero lo que se reconoce hoy es la posibilidad de disentir y de tener posiciones opuestas sin necesidad de enfrentarse por medios violentos”.

Santos le dio la bienvenida a la democracia y agregó: “Ahora que pactamos la paz, como jefe de Estado y como colombiano, defenderé, con igual determinación, su derecho a expresarse y a que sigan su lucha política por las vías legales, así nunca estemos de acuerdo”.

“La paz se hizo posible, ¡Por fin posible! ¡Ahora vamos a construirla!”, concluyó.

El vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, también celebró el acuerdo alcanzando en La Habana, Cuba, entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc sobre el fin del conflicto. Leer nota.

Publicada por
Etiquetas:
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad