Martes 20 de Febrero de 2018 - 09:54 AM

Plagas atacan frailejones de los páramos en Colombia

Varias plagas están atacando los frailejones de los páramos Chingaza, Cruz Verde, Sumapaz, Galeras y Cocuy, informó el Instituto Humboldt.
Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL
Plagas atacan frailejones de los páramos en Colombia
(Foto: Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL)

Como si no estuvieran presionados ya por los cultivos de papa y cebolla, el turismo no controlado y la minería, ahora están afectados por polillas, hongos y escarabajos, comprometiendo la capacidad futura de captar, almacenar y regular el agua.

Se tienen además reportes de la afectación en otros páramos: Tamá, Pisba, Guasca, Guanentá, Los Nevados, Las Hermosas, Puracé, Nevado del Huila y Frontino.

Y aunque no hay un responsable confirmado de porqué se da esta invasión, se cree que el mayor calentamiento ha alentado la presencia de las plagas.

Lea también: En marzo se conocerán avances de delimitación del páramo de Santurbán

El primer reporte de lo que pasa se dio en 2009 por el Ideam. En aquel entonces, frailejones de la especie Espeletia grandiflora de la cuenca alta de la quebrada Calostros, en el Parque Nacional Natural Chingaza, presentaban cambios en la forma de las hojas las cuales se estaban muriendo, al parecer, por actividad de insectos (polillas y escarabajos) y hongos, dice el informe.

Cerca de 376.600 m2 estaban afectados, pero un monitoreo ocho meses después comprobó que la cifra aumentó a más de 1’871.000 m2 de frailejones afectados e incluso muertos.

En 2011 se creó el Programa Nacional para la Evaluación del Estado y Afectación de los Frailejones en los Páramos de los Andes del Norte, conformado por las universidades Jorge Tadeo Lozano y Javeriana, la Sociedad Colombiana de Entomología, Parques Nacionales Naturales de Colombia y Patrimonio Natural.

El equipo de investigadores realizó toma de muestras y su análisis. En cuanto a las polillas, una de ellas especie nueva para la ciencia, se comprobó que devoran las hojas juveniles más internas de la roseta foliar del frailejón, acción que debilita la planta pues las nuevas hojas crecen con deformaciones e incluso no llegan a desarrollarse, lo que resulta en una reducción de las defensas y aumento de susceptibilidad al ataque por parte de herbívoros y hongos.

Lea también: UIS destinará $1.000 millones para investigaciones que protejan el páramo de Santurbán

Hendiduras

Claudia Martínez, investigadora adscrita a la Sociedad Colombiana de Entomología (Socolen) y miembro del equipo investigador, dice que en el tronco del frailejón hay hendiduras, como resultado de la caída de las hojas, que se convierten en hábitat, zona de reproducción y alimentación para muchos insectos, incluyendo a los escarabajos relacionados con las afectaciones. Por ejemplo, los escarabajos, de las familias Curculionidae y Scolytidae, quienes consumen esta planta sana o ya debilitada.

Los hongos, por su parte, causan cambio del color en las hojas, su desprendimiento del tallo, una deformidad conocida como entorchamiento y manchas. Según las investigaciones, entre tres y nueve meses ocurre el proceso de muerte de un frailejón enfermo.

Amanda Varela, investigadora, cuenta que también se visitpo el PNN Cocuy, a en la cual pudo identificarse frailejones moribundos con hojas caídas, excepto las centrales. “Toda la médula de la planta, es decir aquella por la cual toma el agua y los nutrientes, estaba podrida desde las terminaciones por donde salen las hojas y de ahí hacia abajo. Allí encontramos adultos de un escarabajo parecido a la Broca del Café, sus larvas y huevos”.

Ingrese al especial de Vanguardia.com sobre el Páramo de Santurbán

Dentro de la médula del frailejón pudieron verse especies de galerías cuyo acceso se encontraba en una perforación justo donde terminaban las hojas, por la cual se introducía el escarabajo para, al parecer, cumplir todo su ciclo de vida al interior, es decir poner sus huevos hasta que eclosionaran, dejar que las larvas crecieran y, una vez adultas, abandonar la planta.

Este escarabajo se conoce como “de ambrosía” y de él hay reportes de uso en Brasil con fines medicinales, y ataques a plantaciones de pino en Estados Unidos y Canadá, y a cultivos de oliva en España. Estos insectos son tan voraces que pueden devastar grandes hectáreas de bosques.

Por ahora los investigadores descartan que esas plagas hayan llegado con los cultivos que se hacen en los páramos, pero se requieren más recursos para continuar con las investigaciones.

Los modelos, de otro lado, revelaron que con esta problemática se afecta entre el 29 y 37 % de la recolección de agua de los frailejones, poniendo en peligro el suministro hacia los poblados que toman el líquido que regulan los páramos.

Lea también: Estas son las razones para ordenar una nueva delimitación del páramo de Santurbán

 

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad