Domingo 19 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Atlético Bucaramanga sigue en la A gracias a la ayuda de Once Caldas

Bucaramanga perdió 1-0 ante América, con gol de Cristian Martínez Borja, pero salvó la categoría gracias al triunfo 2-1 de Once Caldas sobre Cortuluá.
Cortesía El País de Cali / VANGUARDIA LIBERAL
Los jugadores del Atlético Bucaramanga celebraron y le agradecieron a Dios por la permanencia en Primera División. El elenco ‘Leopardo’ cumplió con una floja campaña, pero se encontró con un Cortuluá que jugó peor y terminó en la Segunda División.
(Foto: Cortesía El País de Cali / VANGUARDIA LIBERAL)
Cortesía El País / VANGUARDIA LIBERAL
Algunos de los jugadores del Bucaramanga alcanzaron a pensar que habían caído a la B.
(Foto: Cortesía El País / VANGUARDIA LIBERAL)
Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Cortuluá empataba 1-1 en Manizales ante Once Caldas y se mantenía en la A, pero en el último minuto recibió el tanto de Miguel Nararit que mandó a la B a los vallecaucanos.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

Alrededor de 47 minutos estuvo Atlético Bucaramanga en la B y cuando parecía que llegaba el cuarto descenso, un tanto milagroso de Miguel Nazarit, en Manizales, le permitió al ‘Leopardo’, que cayó 1-0 en Cali ante el América, salvar la categoría.

‘Manizales del alma’, una frase de batalla de los seguidores del Atlético, quienes recibieron la ayuda del Once Caldas, que se impuso 2-1 ante Cortuluá, resultado que mandó a los del ‘Corazón del Valle’ a la Segunda División.

Atlético Bucaramanga es de Primera, pero la angustia que vivió en las últimas jornadas de la Liga Águila II de 2017, donde completó siete fechas sin ganar, debe ser el espejo para no cometer los mismos errores en el futuro.

La floja campaña del segundo semestre de este año es producto de varios factores, entre ellos las malas determinaciones de los directivos, el bajo rendimiento de los jugadores y las equivocaciones de los entrenadores.

El juego ante los ‘escarlatas’ es el fiel reflejo del cuadro ‘Leopardo’ en la temporada.

Lea también: ¡Gracias Once Caldas! Nos salvó del descenso

Un equipo que tiene buen manejo de balón, pero que genera pocas opciones y, cuando está de cara al gol, no tiene contundencia.

Un equipo que por momentos muestra solidez defensiva, pero que comete errores de concentración, que le cuestan los partidos.

Un equipo sin variantes, debido a que no utilizó todos los cupos que tenía para asumir el campeonato.

El club más tradicional de la región permanece en la A y para el 2018 empezará con 12 puntos de ventaja sobre los últimos del promedio del descenso (ver tabla).

Ahorros suficientes que permiten trabajar sin presión y que deben motivar a realizar un proyecto que apunte a luchar por los primeros lugares, para evitar la angustia de tener a la B cerca.

Galería: Vea los mejores memes de la permanencia del Atlético Bucaramanga en la A

Algunos de los principales errores

No existe proceso: En los dos últimos años, Atlético Bucaramanga tuvo cinco entrenadores y más de 100 jugadores, situación que impide que el trabajo tenga continuidad.

Malas contrataciones: Atlético Bucaramanga no tiene políticas serias de contratación y generalmente los jugadores que arriban al club son de un perfil bajo: sin presente futbolístico, desechados por otros clubes y extranjeros que no marcan diferencia.

Sin patrimonio: En el plantel del Atlético Bucaramanga únicamente tuvieron regularidad tres jugadores de la región: Romero, Aguirre y Pérez, pero si se analiza, en la nómina los jugadores santandereanos no llegan a 10. El equipo vive del préstamo y si en determinado caso algún jugador rinde, de manera inmediata es pedido por el club al que pertenece.



El sistema del campeonato: Aunque en los dos últimos años el Atlético Bucaramanga realizó dos semestres irregulares, también cumplió con dos brillantes campañas, en las que llegó a los cuartos de final y a la semifinal. En líneas generales, tanto en 2016 como en 2017 estuvo en la mitad de la tabla del acumulado de puntos del año, pero sufrió con los puntos que heredó cuando ascendió en el 2015. Así las cosas, la herencia es de 31 puntos, mientras que los puntos conseguidos por el ‘sudor de su frente’ fueron de 55 en 2016 y 47 en 2017.

Desorden administrativo: Las malas determinaciones de los directivos en varios aspectos, entre ellos, los constantes cambios de entrenadores y jugadores, la falta de un proyecto serio en divisiones menores y las malas políticas de contratación de futbolistas.

LOS CLASIFICADOS A LOS CUARTOS DE FINAL

La última jornada de la Liga Águila II 2017 dejó a América y Jaguares clasificados a los cuartos de final, luego de ganar sus respectivos partidos. América aseguró su boleto a la siguiente fase tras vencer a Atlético Bucaramanga 1-0, en un partido que también fue crucial para el tema del descenso.

Asimismo, Jaguares se quedó con el último cupo al ganarle 2-0 a Rionegro Águilas. Con este resultado, el conjunto cordobés sacó de los ocho a Independiente Medellín, que no pudo vencer a Nacional.

Estos dos conjuntos acompañaran a Nacional, Santa Fe, Junior, Millonarios, La Equidad y Deportes Tolima, que se habían clasificado por adelantado a los cuartos de final.

¿A que le atribuye que Bucaramanga peleara por no descender otra vez?

Jesús ‘El Kiko’ Barrios

“Es una cadena de errores en la que tiene responsabilidad todos, directivos, jugadores y cuerpo técnico. No solo se le puede echar la culpa a De la Pava, que es el último entrenador, porque no fue el único que sumó pocos puntos en las campañas. Se cambió muy seguido de entrenador y eso impide que se consolide un grupo”.

Elías Correa

Los jugadores que vienen a Bucaramanga son de estrato dos o tres, todo lo que no está en los equipos grandes queda para clubes como Bucaramanga y obviamente el nivel es menor, comparado con los grandes. Acá llegan, a veces, jugadores muy buenos, pero que son prestados por los clubes grandes, pero luego de que toman nivel, regresan a sus clubes. Otro factor es que no hay oportunidad para el jugador de la tierra y por eso no se puede hacer proceso.

Óscar Upegui

“Y o creo que no se han tomado las decisiones acertadas, en cuanto a nómina y a mantener un proyecto claro. Se han hecho demasiados cambios en los últimos años, que hacen que no se tenga una continuidad que siempre es importante para tener un buen proceso. Yo creo que directivos, entrenadores y jugadores deben asumir una responsabilidad. El tema administrativo le compete a los directivos y lo relacionado con el campo de juego es función de los jugadores y cuerpo técnico”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Resultados deportivos
Liga
Torneo
Partidos
Tabla de posiciones
Publicidad
Publicidad