Publicidad
Jue Sep 21 2017
21ºC
Actualizado 09:59 pm
Martes 18 de Julio de 2017 - 10:59 AM

Enfermedad terminal: ¿posibilidad de elegir la muerte?

Las enfermedades terminales suelen traer consigo una serie de sufrimientos no solo para quienes la padecen sino para toda la familia. En esos casos la muerte asistida para evitar el dolor se vuelve una opción a considerar.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Enfermedad terminal: ¿posibilidad de elegir la muerte?
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL )

Aunque la muerte hace parte esencial de la vida de los seres humanos, hablar de ‘homicidio por piedad’, comúnmente confundido con la eutanasia sigue siendo un tabú en la sociedad. Sin embargo, en situaciones en las cuales algún familiar padece de enfermedades terminales cuyo dolor es imposible de sanar, dicha posibilidad toma fuerza. Pero, ¿cómo debe afrontarlo la familia?

Eduardo Méndez* tiene 25 años y desde su nacimiento sufre de parálisis cerebral, una enfermedad degenerativa que no tiene cura.

Nació en una familia humilde y la mayor parte del tiempo está postrado en una cama en su casa o en la Unidad de Cuidados Intensivos de alguna clínica de
Bucaramanga. Allí lucha entre la vida y la muerte. Sufre de dolores intensos, debe estar medicado todo el día, solo pronuncia un par de palabras además de los gritos que reflejan su padecimiento, no puede ir al baño solo, únicamente consume líquidos y no tiene control sobre el manejo de su cuerpo.

Lea también: Bumangueses opinan sobre pena muerte, eutanasia y castración

Su madre, Sandra Díaz*, una mujer de 47 años es la que se hace cargo de los cuidados de Eduardo. Sin embargo, confiesa que su situación es difícil. Pese a los avances científicos, las opciones que tiene la mujer para calmar el dolor de su hijo no son muchas.

En estos casos el paciente puede continuar con el tratamiento o pedir que se le aplique un ‘homicidio por piedad’, un procedimiento permitido en Colombia y
equívocamente confundido con la eutanasia.

El caso de Eduardo es solo el reflejo de la situación por la que atraviesan mu-chas familias colombianas que tienen pa-rientes con enfermedades terminales
cuyo dolor se torna insoportable. Por ello, deciden poner fin a sus padecimientos de manera definitiva.

*Nombres modificados.

Homicidio por piedad: derecho a la vida digna

Aunque este término suele ser confundido con la eutanasia, el ‘homicidio por piedad’ hace referencia a “la acción de quien obra por la motivación específica
de poner fin a los intensos sufrimientos de otro”, según lo establece la Corte Constitucional mediante la sentencia C-239 de 1997.

Rodrigo Javier Parada Rueda, abogado especialista en ciencias penales, le explicó a Vanguardia Liberal que “aunque en Colombia no está reglamentada la eutanasia, existe la posibilidad de que un médico le de fin a la vida de una persona que está sufriendo de una enfermedad terminal, siempre y cuando la familia esté informada y haya una aprobación por par-te de un comité médico”.

Le puede interesar: Dilatan traslado de bebé en Bucaramanga que requiere urgente cirugía

Pese a lo que señala la ley, este tipo de decisiones son difíciles de aceptar tanto para los familiares como para la sociedad.

El duelo de la familia

El sicólogo Augusto Montagu Cote, aseguró que en este tipo de casos en los que existe un pariente con una enferme-dad terminal, los demás integrantes de
la familia deben comprender que el ‘homicidio por piedad’ nace como una forma de acabar con su sufrimiento.

“Cuando hay alguien con una enfermedad terminal, sufre el paciente y sufre la familia. Esta alternativa puede ser útil dependiendo del concepto que se tenga.
Si es un concepto religioso o uno más pragmático con el cual se decide finalizar la vida de esa persona a fin de quitarle el sufrimirnto a un familiar”, comentó.

Lea también: Angustioso llamado de bumanguesa con cáncer ignorada por Cafesalud

Además, el especialista agregó que es importante “empezar a desconstruir todos los mitos que hay sobre la muerte. Hay que ayudarle a la familia a hacer el
duelo. Al final, ellos terminan aceptando la decisión de sus seres queridos”.

Montagu Cote también subrayó que pese a ser considerada como una manera para darle un fin digno a la vida de las personas, sigue siendo un tabú por las
creencias religiosas que priman en la sociedad.

Lo que dicen los expertos

El médico Omar Fernando Gomezese Ribero, es uno de los más experimentados en este tema. Fue presidente de la Asociación Colombiana de Cuidado Paliativo e hizo parte del co-mité que desarrolló el protocolo de ‘homicidio
por piedad’ ante el Ministerio de Salud.

Por ello, aclaró que “la diferencia entre el ‘homicidio por piedad’ y la eutanasia, es que la primera aplica para pacientes con enfermedades terminales y la segunda para personas que quieren acabar con su vida sin necesidad de tener dicha condición”. 

Le puede interesar: Reciben 1.200 quejas al año por negligencias en salud en Bucaramanga

Aunque reconoce que tal procedimiento se efectúa para aliviar el dolor de pacientes con enfermedades incurables, aseguró que esta determinación se debe ofrecer como última alternativa.

“Existe un temor en las personas a las que se les diagnostican enfermedades oncológicas o terminales. Lo primero que dicen es que se quieren morir para no sufrir, les preocupa es el dolor. Pero actualmente la mayoría de los dolores son aliviables. Cuando el paciente se entera de las alternativas que tiene, desiste
de su idea de someterse al homicidio por piedad”, indicó Gomezese Ribero.

Además, el médico afirmó que otra de las opciones que tienen estos pacientes es la sedación paliativa, la cual consiste en dormir al paciente. “No lo matamos, solo lo dormimos para que no sienta dolor”, aclaró.

Una vez el paciente solicita el procedimiento, un comité médico debe aprobarlo. “El pacien-te es remitido a una junta médica en la que debe haber un médico de la misma especialidad de su médico tratante, un sicólogo, un siquiatra y un abogado”, explicó el especialista.

Allí, ellos determinan si cumple con los requisitos para que le sea aplicado el ‘homicidio por piedad’.

Lea también: Un corazón que une una ‘Amistad de titanio’ en Bucaramanga

Según Omar Fernando Gomezese Ribero, en Colombia “los niveles de alivio de dolor son deficientes teniendo en cuenta el bajo consumo per cápita de morfina, en comparación con países de América Latina”.

Primera muerte asistida legal en Colombia

El 3 de julio de 2015 Ovidio González, padre del caricaturista colombiano, Julio César González, conocido como ‘Matador’, se convirtió en el primer hombre al cual se le practicó una muerte asistida legal en Colombia, en una clínica de Pereira.

A sus 79 años, el hombre le ganó la batalla al Comité pro Muerte Digna de la Clínica de Oncólogos de Pereira, donde se autorizó su procedimiento luego de
cumplir cinco años con un cáncer terminal en su boca.

Este hecho, el cual no se había registrado nunca en Colombia, despertó una serie de críticas en la sociedad, lo que abrió nuevamente el debate sobre la
legalidad de este procedimiento.

Le puede interesar: Trasplante con pacientes vivos: un avance científico que salva vidas

Por su parte, ‘Matador’, a través de su cuenta de Twitter y sus caricaturas, manifestó el apoyo a la decisión de su padre.

*Caricaturas tomadas de Twitter: @matadoreltiempo.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Tapas españolas de tabule y jamón
Las tapas son una tradicional receta española que permite jugar con infinidad de ingredientes; son ideales para servir como entrada, acompañante o pasabocas.
Publicidad
Publicidad