Publicidad
Dom Nov 19 2017
23ºC
Actualizado 02:45 pm
Martes 08 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Gestos “prohibidos” en el trabajo y en la vida

En una entrevista de trabajo es mejor permitir que las manos cuelguen de manera natural y que acompañen algunos gestos al responder las preguntas. En la vida cotidiana, es mejor mirar a los ojos y mantener las manos relajadas

Se supone que las cosas que están prohibidas se refieren a delitos que atentan con la vida y la dignidad de las personas, pero, precisamente, en algunas ocasiones los gestos pueden ser malinterpretados o resultar groseros. Incluso si esta no fue la intención.

En una entrevista de trabajo, por ejemplo, los expertos recomiendan no adoptar posturas consideradas como débiles o indecisas y, en la vida cotidiana, los coach están de acuerdo en que subir los ojos o empuñar son gestos despectivos y agresivos que tienen todas las posibilidades de ser malinterpretados.

El sicólogo David Blanco explica que los gestos nos pueden ayudar a dar o no credibilidad a la conversación que estamos escuchando, y también nos ayudan a comprender algunos estados emocionales. Es por esto que son tan importantes.

Sin embargo, existen algunos gestos que no sabemos manejar y que pueden ser nuestra perdición si aspiramos a conseguir un empleo o a mantener una buena relación con alguien.

Si los conocemos y comprendemos, podemos entender su significado y actuar de una mejor manera en nuestras vidas y relaciones.

Lo que dicen nuestros gestos

El sicólogo David Blanco explica qué significan algunos de los gestos que hacemos en la cotidianidad de la vida:

* La pupila dilatada denota interés y gusto por el interlocutor, así como una atención total a lo que está diciendo.

* La sonrisa de Duchenne es el nombre que se le da a la sonrisa natural que nos provoca algo que realmente nos divierte o nos hace felices.

* Levantar las cejas rápidamente y volverlas a poner en su lugar denota también un interés por la persona o por la situación que vemos, así como un deseo de coquetear. Por otro lado, levantar las cejas y dejarlas algunos segundos arriba denota sorpresa y dependiendo del tipo de gesto que se haga con la boca, aceptación o rechazo a la situación o hacia el interlocutor.

* Encogerse de hombros puede significar que no está interesado en lo que está viendo o en lo que le están diciendo, así como que no tiene nada qué decir al respecto.

* El exceso de parpadeo demuestra nerviosismo e inquietud y, en ocasiones, cierta timidez.

* Subir el pulgar para indicar que algo le gusta puede denotar que en realidad solo le gusta de manera superficial e incluso que no sabe muy bien de qué trata el tema. No en vano una red social utiliza este elemento y son muy pocas las personas que profundizan en los post.

Gestos “prohibidos” en una entrevista de trabajo

E l sicólogo Arturo Torres enumera cuáles son los gestos que no debe hacer durante una entrevista de trabajo:

1 Un apretón de manos muy débil: si al encontrar las manos para saludar a quien lo va a entrevistar usted no mira a los ojos y no aprieta de forma segura, podría enviar la señal de que es indeciso y asustadizo.

2 Guardar las manos en los bolsillos tampoco es la mejor idea: podría llevar a su entrevistador a pensar que, en efecto, tiene “algo entre manos” o que es una persona poco confiable, con algo que esconder.

3 Cruzarse de brazos: le demuestra a su entrevistador que está a la defensiva y esta no es la mejor actitud si usted va a solicitar empleo.

4 Inclinarse sobre la mesa: suele denotar que es un poco confianzudo o poco profesional. Basta con mantenerse erguido.

5 Tocarse el cabello y la cara: son gestos que denotan inseguridad y hasta mentira. Es mejor evitarlos.

6 Si usted va a una entrevista de trabajo y evita mirar a los ojos de manera natural a su entrevistador: puede considerarse perdido y muestra inseguridad sobre lo que está diciendo.

7 Poner la cabeza en una de las manos: demuestra desinterés y falta de compromiso con lo que está diciendo.

Gestos “prohibidos” en la vida cotidiana

La sicóloga Carolina Dulcey explica cuáles son los gestos que debemos evitar para no herir los sentimientos de los demás:

* Subir los ojos es uno de los gestos que denota desprecio. Este gesto deben evitarse por completo porque es denigrante de la dignidad humana. Aunque es menos agresivo que gritar, es en realidad pasivo-agresivo, pues si bien no se está atacando de forma visible a la otra persona sí está despreciando lo que dice o hace.

* Apretar el puño puede significar que está a punto de perder los estribos y es una amenaza de que así va a ser, una forma de advertirle al otro que podría salir lastimado físicamente. Estos gestos no se deben hacer. Es preferible que abandone el lugar.

* Apretar los labios y empujarlos hacia adelante es un gesto que delata asco por una situación, por una persona o por lo que está diciendo. No es necesario hacer este gesto para demostrar este tipo de desaprobación, puede decirla o guardarse sus opiniones para usted si es el caso.

* Abrir los ojos y estirar los labios es un gesto que denota superioridad y, en realidad, debe evitarlo porque no importa su posición económica o política, nadie es superior a otra persona. Si se trata de una situación en particular, este gesto no viene al caso. Es un gesto arrogante que es totalmente innecesario.

* Mover los pies con rapidez y sin detenerse es una señal de que está entrando en desesperación y, aunque es un gesto normal que no necesariamente está “prohibido”, puede generar una distracción mental que lo lleve a ser más agresivo y generar así malos entendidos.

* Señalar no es el mejor gesto del mundo y no es necesario hacerlo a menos que se trate de una dirección o de escoger algo particular. Al señalar a alguien se da la impresión de que se le está acusando y es mejor evitarlo para que la frase se escuche más neutra.

* Torcer la boca es un gesto infantil y que denota que los argumentos se le acabaron. No lo haga, es preferible solo mirar a los ojos a la otra persona.

* Bostezar, a menos que el contexto incluya comida, la hora de dormir o haya un cansancio que pueda explicar, podría ser malentendido por otras personas si se trata de una reunión o de una conversación importante. Asegúrese de explicar qué sucedió si no puede evitarlo.

* Juntar los dedos de las manos, si no está en una reunión de negocios o creativa -donde usualmente la gente se emociona y no solo los junta, también los choca con rapidez- denota una actitud maquiavélica ante una situación y podría causar en su interlocutor una actitud de zozobra.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Buñuelos mexicanos
Una manera inusual de preparar buñuelos. Esta receta dulce de buñuelos mexicanos son una receta sencilla que encantará a grande y pequeños.
Publicidad
Publicidad