Centro comercial ‘San Bazar’ está en quiebra | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
19ºC
Actualizado 07:41 am

Centro comercial ‘San Bazar’ está en quiebra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-05 02:32:02

Centro comercial ‘San Bazar’ está en quiebra

Nueve años después de la apertura de ‘San Bazar’, bajo la denominación de “El Sol de la Alegría”, una alternativa de solución en su momento a la problemática de los vendedores ambulantes de Bucaramanga, el centro comercial está prácticamente quebrado y  la mayoría de sus ‘inquilinos’ invadió de nuevo el espacio público.
Centro comercial ‘San Bazar’ está en quiebra

Basta con examinar las cifras y anomalías para entenderlo: la cartera vencida asciende a 606 millones de pesos por concepto de pagos de administración y actualmente sólo 300 locales de un total de 726 que tiene ‘San Bazar’, atienden al público. Es decir, el 59% de los negocios está cerrado.

Estas cifras y los testimonios de algunos de los comerciantes que permanecen en ‘San Bazar’, permiten concluir que buena parte de quienes cerraron sus locales, regresaron a buscar mercado en las aceras del centro de la ciudad.

Uno de los fenómenos más graves, es que vienen utilizando los locales como bodegas para guardar los productos que venden en las calles, e incluso hay quienes hicieron negocio y han comprado hasta 20 módulos. Es más, en otros casos los invadieron por la fuerza.
 
“Bomba de tiempo”

La compleja situación fue dada a conocer por Darío Vega Díaz, administrador de ‘San Bazar’, ubicado sobre la calle 37 entre carreras 14 y 15, quien advierte que “la crisis ya tocó fondo”, a tal punto que se convirtió en una “bomba de tiempo social”.

El proyecto pintó mal desde sus inicios, agrega Vega Díaz, al considerar que faltó un proceso de acompañamiento y orientación a los ambulantes, que “pasaron de la informalidad a la formalidad”.

En ese orden de ideas, manifiesta que la Administración Municipal de ese entonces, en cabeza del alcalde Luis Fernando Cote Peña, “no trazó una política coherente, con estrategias de mercadeo y capacitación” para estas personas, y muchas se quejaron de que perdieron su ‘plante’ y lo usaron como pretexto para retornar a las calles.  

Otra faceta del problema, es que se ha  afianzado la cultura del no pago y sumado a esto una “mentalidad paternalista”, según la cual el Municipio debe costearles todo, teniendo en cuenta que las deudas vienen  represadas desde hace ocho años, opina el administrador de ‘San Bazar’.  

Las dificultades saltan a la vista: la planta física está deteriorada, las baterías sanitarias necesitan mantenimiento, hay problemas de higiene y no se cuenta con una disposición adecuada de las aguas residuales.

 De acuerdo con Vega Díaz, lo más importante en este momento es adoptar medidas para afrontar la coyuntura financiera del centro comercial, considerando que la actual Alcaldía ha mostrado voluntad política para hacer que los morosos de ‘San Bazar’ se acojan a un plan de alivio.

sabía usted que...

los propietarios o arrendatarios de ‘San Bazar’ pagan una cuota de administración de $15 mil, durante primeros 15 días del mes, y $24 mil, los 15 siguientes. El impuesto anual por los locales asciende a 25 mil pesos?

POSICIÓN DEL MUNICIPIO

El Departamento Administrativo de la Dirección del Espacio Público del Municipio sostiene que la grave situación de ‘San Bazar’ es el resultado de una mala gestión administrativa y de la mentalidad de los vendedores que se acostumbraron a que todo fuera “gratis”.

Una vez en el centro comercial, ellos debían asumir los costos por impuestos y la cuota de administración, algo  que no ocurrió en la práctica, razón por la cual las deudas se incrementaron sin control alguno, explica este despacho de la Administración local.

Sin embargo, el gobierno local se ratifica en la seriedad del compromiso adquirido por el alcalde Fernando Vargas de despejar las calles de la ciudad de ambulantes y así mismo garantizar la permanencia de los que fueron reubicados en diferentes centros comerciales de la ciudad.

De allí que el Municipio ya tomó cartas en el asunto, con el inicio esta semana del proceso de escrituración en ‘San Bazar’.
 
En ese sentido se instaló una oficina donde funcionarios del Fondo Regional de Garantías, enviados por la Alcaldía, centralizarán la base de datos de deudores y la situación personal de cada local, para trazar un plan de pagos de los compromisos atrasados y legalizar las escrituras a cada propietario. De lo contrario, se pondrán en marcha “procesos jurídicos para restituir el bien” a otros interesados.

Teniendo en cuenta que el Municipio figura como responsable de los 606 millones de pesos de cartera que ahogan a ‘San Bazar’, ya que es el dueño del terreno donde se levantó el centro comercial, es por ende el más interesado en resolver este problema en el menor tiempo, señala esta oficina.

Es de anotar que el Municipio está obligado a recuperar esa cartera vencida, ya que, de no hacerlo, puede incurrir en daño fiscal.

En la actualidad, aproximadamente 385 locales están cerrados, “porque mucha gente los dejó tirados”, así que la Administración local los tiene destinados para el nuevo programa de reubicación de vendedores ambulantes, pero aclara que en este momento paga una cuota solidaria de administración.

LA VOZ DEL EXPERTO
Fenómeno complejo
Antonio José Díaz Ardila / Arquitecto con especialización en Urbamismo y temas de la ciudad

El problema de los vendedores ambulantes es cíclico y está relacionado con muchos factores:

El primero de ellos es el desempleo, pero además hay un manejo ilegal de mercancías y de flujo de dinero igualmente ilegal.

Alguien filtra las mercancías, se lucran y usan a otros para que las comercialicen en las calles sin pagar impuestos.

Pero se piensa que si los gobiernos locales atacan el problema, están atacando a los pobres y su derecho al trabajo.

Es innegable la responsabilidad compartida de las administraciones de turno, en el sentido de hacerles un acompañamiento y seguimiento a los vendedores que han sido reubicados; mientras éstos últimos deben asumir una responsabilidad económica en el momento en que pasan a trabajar en unas condiciones más aceptables.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad