Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Así son los heteroflexibles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-08 05:00:00

Así son los heteroflexibles

Todo está listo para pasar una noche inolvidable: velas encendidas, una botella de champaña, música suave y una cama con sábanas blancas que invitan a un buen descanso.
Así son los heteroflexibles

En este escenario una pareja celebrará su primer año de relación. Los dos cuentan impacientes las horas que faltan para que la luna llena haga presencia y, así, encontrarse una vez más. Ya perdieron la cuenta del número de veces en que se han unido de manera clandestina para transmitirse toda su pasión.

Contrario a lo que muchos piensan, este no es el lugar en el que un hombre y una mujer tendrán un encuentro sexual. Es el punto de encuentro en el que, más de lo que podría imaginarse, personas de diferentes características se dan cita para sostener una relación homosexual. Sin embargo, ellos no se identifican como homosexuales, sino como heteroflexibles.

De acuerdo con Rafael, un ejecutivo de 42 años que reside en Cali, los heteroflexibles son hombres y mujeres que viven una relación heterosexual, como cualquier otra, pero se entregan a los placeres de la carne con una persona de su mismo sexo con el ánimo de vivir una aventura, fieles al pensamiento de que ‘en la variedad está el placer’.

“Mi esposa desconfía cuando salgo con mis compañeras de trabajo pero no desconfía cuando salgo con mis amigos, por eso es mejor salir con un hombre. Siempre le digo que voy a tomar con un amigo pero en realidad hacemos otras cosas (risas)”, dice Rafael.

Este ejecutivo caleño lleva una doble vida. Aunque muchos podrían definir esta situación como una experiencia bisexual, Rafael dice que no es así porque los bisexuales sienten atracción por los dos sexos, pero él no. Sólo le gustan las mujeres. Su relación con otros hombres la vive por romper con la monotonía y sentir la adrenalina que despierta lo prohibido.

“El amigo con el que me encuentro sí es homosexual, no permito la penetración pero yo sí lo hago. No le hago sexo oral pero él a mí sí”, aclara.
El compañero de aventura es el primo de un compañero de trabajo que conoció en una fiesta.

“Nos quedamos mirando a los ojos y en ese momento supimos que algo más iba a pasar”, comenta.

Casos como el de Rafael, abundan. Personas como él se identifican como heteroflexibles. Aunque aseguran que no son homosexuales, profesionales y expertos opinan lo contrario.

preguntas y respuestas

La socióloga Paloma Bahamón Serrano presenta su punto de vista frente al tema.

1. ¿Por qué se dan estas nuevas tendencias para vivir y explorar la sexualidad?
“Evidentemente ha habido una apertura. Fueron muchos años de represión e hipocresía social pero también siento que pesa más la explotación de los medios y la explotación comercial del asunto sexual, que una verdadera cultura de tolerancia y de ética.
La aparición de los heteroflexibles se da porque para algunos es una moda, es In, y no porque haya una absoluta convicción de que la heterosexualidad sea la única opción”.

2. ¿Independiente del objetivo que buscan con estas relaciones, ellos son homosexuales o bisexuales? ¿O ninguna de las dos?
“Creo que esas respuestas sólo las pueden tener quienes realizan las prácticas ‘heteroflexibles’. Cada quien cataloga la sexualidad del otro a partir de sus propios cánones, su propia racionalidad y moral, pero independiente de ello, a quien debe importarle cómo se rotula o no se rotula, es a quien asume esta forma de realización sexual”.

3. Muchos afirman que antes de decir si le gusta el sexo opuesto o no, hay que probar ¿qué opina?
“Puede ser válido y respetable. Lo que no me parece tan respetable es que un campo como el sexo y el amor sean asumidos por obligación, es decir, es muy agresivo con uno mismo reprimir una inclinación sexual por el miedo al qué dirán o por autorepresión. También es agresivo darle rienda suelta a comportamientos sexuales de los que no estamos seguros, sólo por quedar a tono con ese entorno. El autorespeto va de la mano con la realización de la libertad”.

LISTA
¿Cómo identificarlos?

Las siguientes son unas señales que si bien no son definitivas para asegurar que su pareja es heteroflexible, pueden marcar la pauta del beneficio de la duda:

1.    Cuando el círculo de amigos de los hombres es, en su mayoría, de su mismo sexo y menores a él.
2.    Hombres que participan en reuniones frecuentes con amigos, en los que no existe presencia femenina y hay licor.
3.    Darse cuenta que las prendas de vestir y cosméticos femeninos no permanecen intactos en el lugar que ella los dejó.
4.    Cuando ellos prefieren el sexo anal más que el vaginal.
5.    En el caso de las mujeres, cuando ellas disfrutan y piden más el sexo oral que la penetración.
6.    Cuando tienen una pareja del sexo opuesto pero no son nada expresivos, y se escudan en que detestan las cursilerías. Por nada del mundo la tomarían a ella de la mano por la calle.

El perfil

De acuerdo con el especialista en sexología, Gabriel Gutiérrez Giraldo, es posible que los heteroflexibles tengan un bajo nivel de autoestima y no hayan tenido un buen referente de figura masculina y femenina desde su infancia.

En muchos casos, el niño o la niña que ha sido privado de contar con el patrón masculino y femenino de sus padres, a través de la educación, tiene más posibilidades de que en la edad adulta tenga tendencias hacia la homosexualidad porque es un individuo que no ha podido cimentar su desarrollo psicosexual, la imagen masculina o femenina.

LISTA
¿Por qué lo hacen?

1.    Por divertirse.
2.    Por salir de la rutina del matrimonio.
3.    Por evitar el control de su pareja, pues hombres y mujeres tienden a desconfiar del sexo opuesto y no del mismo.
4.    Por desahogar su oculta inclinación homosexual.
5.    Por experimentar aquello que siempre han mantenido al margen. Muchos aseguran que no se puede decir “no me gusta” hasta probarlo.

VOZ DE EXPERTO
¿Por qué?

gabriel gutiérrez giraldo / Especialista en sexología

Generalmente son individuos que por el ambiente en el que viven, se ven influenciados a vivir experiencias diferentes pero no porque tengan tendencias homosexuales, sólo por el afán de experimentar.

Estos comportamientos heteroflexibles se han derivado de las tendencias de los matrimonios abiertos que optan por los intercambios de parejas y las fiestas swingers.

Sin embargo, en otros casos, los heteroflexibles son los mismos bisexuales, quienes son los que buscan relaciones con los dos sexos. La inclinación bisexual se conoce desde hace 50 años cuando comenzó la liberación sexual, la liberación femenina y la pastilla. En esta época comienzan a darse también esas tendencias masculinas y femeninas para encubrir la homosexualidad. Tal es el caso de los hombres que se encubrían dentro del fisiculturismo para con estos rasgos -muy masculinos- ocultar su homosexualidad. Esto no quiere decir que todos los fisiculturistas sean homosexuales.

Lo mismo sucedía con las mujeres, quienes con una apariencia de modelos muy sensuales, atractivas y elegantes, alejaban cualquier posibilidad de que alguien pensara que eran lesbianas.

Luego, en los años 90 y principios del 2000, se destapa la gente y comienzan a salir del closet. Se da la liberación, la permisión del matrimonio homosexual y todos los fenómenos que se ven actualmente. Todo ha sido un proceso a lo largo de los años.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad