Mujeres: Aída Martínez Carreño | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

Mujeres: Aída Martínez Carreño | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-01 05:00:00

Mujeres: Aída Martínez Carreño

Mujeres: Aída Martínez Carreño

Es propicio hacerlo con ocasión del coloquio que, como homenaje a la obra de la historiadora Aída Martínez Carreño, organizaron esta semana en Bogotá la Academia Colombiana de Historia, la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia y la Biblioteca Luis Ángel Arango, con la coordinación de otra destacada santandereana: Magdalena León.

La trayectoria de Aída es ampliamente reconocida y sus aportes seguirán siendo comentados siempre que el pasado despierte interés en las generaciones venideras. Su presencia respetada y firme en la élite de la intelectualidad colombiana, es resultado de su disciplina académica, su rigor investigativo, su original manera de asomarse al pasado y, desde luego, de su inteligencia seductora que le explota en los labios a través del comentario certero y oportuno y de su audaz sentido del humor.

Desde sus comienzos en el Fondo Cultural Cafetero y en sus numerosos libros y artículos de investigación histórica, Aída ha mostrado un olfato infalible para la interpretación de hechos otrora desdeñados y para la inserción de éstos en el contexto social y político de cada momento. Sus estudios, en los que se entretejen hechos de connotada factura con aspectos como el vestido, la comida, la infidelidad, el poder femenino fincado en las casonas de antaño y otras cotidianidades, rescatan del pasado personajes y acontecimientos sorprendentes. Pocas veces el rigor histórico fue tan bien acompañado de una prosa recia, limpia y envolvente como la que corre por las páginas escritas por Aída.

De las extintas mujeres de delantal y tambor de bordado, extrajo Aída personajes interesantísimos. Entre las contemporáneas, partícipes del generalizado culto al cuerpo y a la vanidad, Aída remonta las cúspides de la intelectualidad, una dama bonita y linajuda que, por ser fiel a su esencia, se desembarazó de los moldes de su época y enfrentó la vida con coraje, audacia y un talento que hoy todos aplaudimos. Ella y todas las mujeres admirables que surgen de sus investigaciones históricas, merecen plaza, calle, coloquios y cátedra en nuestra ciudad.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad