La obligación del Gobierno con el café | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-10 05:00:00

La obligación del Gobierno con el café

Las cifras del caf√© -todav√≠a el primer rengl√≥n agr√≠cola del pa√≠s- hace tres a√Īos mostraban una evoluci√≥n positiva en relaci√≥n con los a√Īos cr√≠ticos entre 1999 y 2001.
La obligación del Gobierno con el café

La Federación de Cafeteros registró que, entre 2002 y 2005, se renovaron cerca de 200.000 hectáreas, que igualmente el porcentaje de broca en los cultivos disminuyó, que las exportaciones subieron casi a 11 millones de sacos y que a miles de productores Finagro compró sus deudas con Bancafé para refinanciarlas en el programa -PRAN-, entre otros hechos relevantes.

Esa mejor√≠a se bas√≥ en un alza de la cotizaci√≥n externa que alcanz√≥ hasta 1,16 d√≥lar por libra y en el apoyo del Gobierno que prodig√≥ $350.000 millones para soportar en los primeros a√Īos el precio interno y otros proyectos de fomento.

Dicha realidad ha cambiado aunque el precio internacional se incrementó a niveles de 1,20 dólar por libra y por momentos haya superado 1,60. En diciembre de 2007, el 46% de los cultivos estaban envejecidos y el nivel de infestación de broca era el mismo que en 2005, incluso mayor en algunas zonas. Hace pocos días se conoció que de 77.785 deudas que Bancafé trasladó a FINAGRO, 25.000 están en proceso de cobro jurídico, hacia el embargo o remate, y que grupos de caficultores de mayor escala y bien tecnificados reclaman planes de reconversión hacia otras ramas agropecuarias.

¬ŅQu√© pas√≥ en estos √ļltimos dos y medio a√Īos? El ingreso se debilit√≥ gravemente. Lo recibido por saco de 60 kilos, en pesos constantes de 2005, cay√≥ de $330.000 a $290.000 y para la cosecha venidera se presagia un descenso peor, al punto que se pronostica la inviabilidad del cultivo. Como se sabe, la causa es que por cada d√≥lar exportado se perciben menos pesos como consecuencia de la revaluaci√≥n. Y, en un movimiento simult√°neo, los costos de producci√≥n han aumentado en espiral. Solamente, entre octubre de 2005 y junio de 2008, la capacidad adquisitiva del productor, en t√©rminos del fertilizante m√°s com√ļn (15-15-15), cay√≥ un 40%. Esos insumos para el caf√© y para los otros cultivos son el 47% de la estructura productiva en finca.

Tambi√©n cambi√≥ la estrategia oficial hacia la caficultura, resultado de una pol√≠tica sectorial prioritaria hacia lo que llaman "empresarizaci√≥n (sic) del campo". Se releg√≥ al caf√©, con el resto de la econom√≠a campesina, al cuarto de San Alejo y parece que se le quiere volver rengl√≥n de supervivencia de peque√Īos productores. Es lo que se infiere de que apenas se le hayan brindado apoyos fiscales inferiores al 7% del total transferido al campo en los √ļltimos tres a√Īos y medio, cuando 20 de cada 100 hect√°reas cosechadas en Colombia est√°n en el grano, 31 de cada 100 empleos rurales provienen de ah√≠, lo mismo que 30 de cada 100 d√≥lares exportados por el agro. Por hect√°rea se le dieron $101.000 mientras que a las flores se le procuraron $15 millones y, por empleo directo, se le han aplicado $117.000 en tanto para el banano fue nueve veces m√°s.

La caficultura, laboreada por 550.000 familias y cuya producci√≥n crece al doble de la de todo el sector, demanda como nunca el respaldo del Estado. Quiz√°s entr√≥ al peor de sus ciclos cr√≠ticos que impele a una acci√≥n eficaz de salvamento, est√° en juego la estabilidad econ√≥mica de millones de personas en la regi√≥n central del pa√≠s. No es posible la recuperaci√≥n de la instalaci√≥n productiva, ni el pago de obligaciones, ni cubrir costos, ni el bienestar si con recursos p√ļblicos no se le acude con lo necesario para garantizar para la pr√≥xima cosecha que ya comienza, al menos una remuneraci√≥n de $55.000 por arroba. Esa disposici√≥n debe acompa√Īarse de la condonaci√≥n de las deudas de quienes en cuatro a√Īos no pudieron honrarlas, (y que ya no podr√°n hacerlo), por montos que en su mayor√≠a ni siquiera superan los tres millones de pesos, y por una intervenci√≥n en el precio de los insumos m√°s all√° de la inocua "libertad vigilada". El caf√© y la producci√≥n de alimentos son las mayores responsabilidades del gobierno con el campo, en lo segundo se est√° "rajando", veremos c√≥mo le va con el grano.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad