Murió la “embajadora” de los chorizos del Valle de San José | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am

Murió la “embajadora” de los chorizos del Valle de San José | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-22 05:00:00

Murió la “embajadora” de los chorizos del Valle de San José

Murió la “embajadora” de los chorizos del Valle de San José

La embajadora de la gastronomía del Valle”, como la tildó su nieto José Antonio Becerra, cumplió 79 años de edad, poniendo en práctica las artes culinarias aprendidas de su madre, doña Florentina Zárate, quien también abanderó una tradición familiar explotada hoy por sus herederos desde un ángulo más empresarial.

Pero fue una osteoporosis la que desde hace cinco años atrás le impidió a doña Eustaquia seguir madrugando cada sábado para elaborar casi 50 mil chorizos embutidos de cerdo, animales que por demás, ella misma sacrificaba.

La misma enfermedad que le causó una fractura en una de sus piernas, y que la obligó a permanecer los últimos 17 días de su vida internada en una habitación de una institución de salud de Bucaramanga, en donde fue operada de su dolencia.

Pero a doña Eustaquia, empresaria y madre de Alcira, Luis Alberto y Antonia, y abuela de 18 nietos, 17 bisnietos y un tataranieto, la venció la muerte el pasado 20 de agosto, a las 3 de la mañana.

Casada con Alberto Becerra desde hace ya 56 años, sus amigos y familiares la recuerdan como una mujer humilde e in-capaz de “negarle un pan al que lo necesitara”, dice su nieto José Antonio Becerra.

Pese a que jamás aprendió a escribir, sin duda alguna lo que más caracterizó a doña Eustaquia fue su amabilidad y su esmero por atender bien a sus clientes.

Y precisamente para fortuna de los comensales de todo el país, antes de morir doña Eustaquia, siguiendo con la tradición familiar, confío sus secretos culinarios a sus nietos Eliseo y Carlos Silva Becerra, quienes hoy están al frente de sus puntos de sus tres puntos de venta de chorizos: Dos en el Valle de San José y uno en San Gil.

Ayer,  su familia, amigos y allegados se reunieron en la iglesia del Valle de San José para despedir a la mujer quien ya había incluso abierto espacio en el Facebook para reunir al grupo de quienes comieron alguna vez chorizos donde doña Eustaquia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad