Cuánto cuesta perdonarse a sí mismo | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
24ºC
Actualizado 01:32 pm

Cuánto cuesta perdonarse a sí mismo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-15 05:00:00

Cuánto cuesta perdonarse a sí mismo

“Sé que te hice mil heridas, casi imposibles de sanar, y nadie gana la partida, pues tú allí y yo acá. Cuando el orgullo no te deja entrar en tiempo y en razón, hay que callar todas sus quejas y hacerle caso al corazón.
Cuánto cuesta perdonarse a sí mismo

Te doy hasta la luna con su esplendor,

te doy hasta mi sangre por tu piedad,

doy lo que sea para que tu corazón,

mire lo grande que es perdonar”

Quizá más de una vez usted habrá cantando la letra de la canción ‘Lo grande que es perdonar” de Gilberto Santa Rosa.

Es el momento de que se siente a analizar la letra. Pero esta vez ajustando el mensaje a usted mismo.

¿Tiene en deuda algún perdón hacia usted mismo?

¿Se sigue reprochando haber dejado pasar el amor de su vida? ¿Se sigue dando golpes de pecho por una situación que no pudo asumir en el pasado? ¿No ha sido capaz de perdonarse y lleva ese peso en su conciencia y en su alma por varios años?

Si sus respuestas son afirmativas es tiempo de que hago un alto en el camino y se perdone.

Cuando lo haga, no sólo descansará sino que se sentirá más libre, más motivado y más orgulloso de usted mismo.

No crea que es el único que no es capaz de perdonarse a sí mismo. Si es difícil perdonar a su pareja, a su familia; es más complicado entender que usted pudo equivocarse alguna vez.

Perdónese.


Desde niño no aprendió a perdonarse

Aunque no lo crea el no saber perdonarse puede haber sido aprendido en la niñez.

Según explicó el psicólogo Juan Gabriel Sánchez, “algunos papás son implacables y no admiten errores en sus hijos. Para ellos las cosas tienen que hacerse perfectas, por eso en el momento en que hay una equivocación entran en crisis”.

Ante la situación la sofróloga especialista en desarrollo humano, Marina Rodríguez, explicó que “el presente es el que cuenta. Las personas deben entender que si de niños los castigaron, les pegaron, tuvieron ejemplos en la vida de no perdonar, en el presente deben acudir al perdón. Lo más importante es tener en cuenta que el pasado ya se fue, que deben soltarlo, dejarlo ir”.

La profesional agregó que dentro de ese proceso de perdón es importante ver que había una acción positiva.

“Esas personas que estuvieron en nuestra infancia pudieron hacer lo que hicieron porque querían que fuéramos limpios, ordenados, organizados, pero quizá no tenían las herramientas para hacerlo bien. Lo más importante es tener la posibilidad de comprender esa acción desde una intención de amor, empezar a manejar el pasado y darse cuenta que el presente es hoy y al soltarlo me libero y logro tranquilidad conmigo mismo”.

La tallerista Rodríguez estará dictando el próximo 17 de diciembre en el Hotel Dan Carlton de Bogotá una conferencia sobre ‘lo grande que es perdonar’.


preguntas y respuestas

Marina Rodríguez Arias

Tallerista, Sofróloga y Programación Neurolingüística

rodríguez_marina65@yahoo.com

¿Por qué nos cuesta trabajo perdonarnos a nosotros mismos?

“Básicamente por miedo y por ego. El aceptar que cometemos errores es asumir que hice las cosas mal y  esto genera miedo.

Las personas olvidan que las cosas que hacen las hacen de corazón, con intenciones positivas pero no resultan. Ese miedo a equivocarse los castiga y les genera falta de auto perdón.

¿Cómo perdonarnos?

Teniendo autonomía, reconocimiento. Una persona debe tener autoestima para aprender a ser tolerante con los otros seres humanos, y para eso debe empezar por sí mismo. Al aprender a vivir, el empezar a entender que uno tiene acciones y eso nos hace caer, nos permite levantarnos sin echarles la culpa a los demás, enfrentando nuestros fracasos.

¿Qué consecuencias pueden generarse de no saber perdonarnos?

Cantidades alarmantes de enfermedades físicas, mentales, espirituales.

Al no perdonarnos cargamos un bulto sobre nosotros todo el tiempo. La conciencia existe pues somos seres integrales con cuerpo, mente y espíritu. Esa mente tiene reconocimiento de lo que somos en realidad, por eso si ocultamos algo que cometimos estamos cargando ese peso.

Al no soltar ese peso no nos alimentamos bien, se generan los rencores, odios, se revierten enfermedades físicas porque el 80% de ellas son psicosomáticas.

Esos miedos, esa ira, generan gastritis, cáncer, úlcera, problemas de colon.

El estreñimiento, el dolor de cabeza, la angustia permanente que se da sin entender por qué, son problemas físicos conectados a lo emocional.

Las personas que se desconectan de lo espiritual no sueltan las cosas que llevan dentro, están cargados de pensamientos que no les permiten sentir paz y viven amargados, con un cansancio permanente debido a esa lucha de querer sacar la bondad de su corazón.

 

Beneficios al perdonarse

1. El cuerpo se beneficia porque ya el páncreas no generará toxinas que lo intoxiquen.

2. Deja a un lado las culpas, el odio y el rencor hacia usted mismo. Esto le ayuda a recuperar su autoestima y volver a creer.

3. Logra la paz interna mediante el perdón.

4. Recupera la capacidad de amar.

5. Recupera la tranquilidad.

6. Logra la armonía

7. Tiene salud física

8. Su salud mental le regala paz.

9. Puede disfrutar de la belleza de la vida.

10. Irradia alegría ante los demás.

preguntas y respuestas

Juan Gabriel Sánchez

Psicólogo

¿Por qué es tan difícil para algunas personas perdonarse a sí mismas?

El proceso de perdonarse a uno mismo resulta tan complejo porque nos volvemos jueces muy crueles con nosotros mismos, porque nos juzgamos de manera fuerte. Este tipo de situaciones suele presentarse porque  tenemos un proceso de desarrollo moral que nos hace ver la culpa más fácil en otro que en nosotros mismos.

Cuando descargamos la culpa en el otro encontramos respuestas más fáciles pero cuando nos culpamos a nosotros mismos somos implacables y no nos perdonamos.

¿Qué consecuencias puede dejar en nosotros no sabernos perdonar a sí mismos?

La autoflagelación, darnos golpes y subvalorarnos nos hace sentirnos incapaces para el desarrollo de cualquier situación, ya sea personal o profesional.

La persona que no se perdona tiende a creer que nunca volverá a ser capaz, afectará su autoestima, no volverá a creer en sí mismo pues sus autoconceptos no son gratificantes.

Una persona que no se perdona lo invade la amargura, no encuentra salida a las cosas.

¿Qué puede hacer una persona que no es capaz de perdonarse?

Lo primero es reconocer el error y buscar ayuda  o permitir que un tercero ayude.

Existen clínicas del perdón. Son terapias individuales o grupales en las que se brinda un proceso terapéutico para que la persona entienda que debe darse una oportunidad como ser humano que falla.

El problema se da cuando una persona vive en un mundo rígido. El día que falla se le derrumba todo a su alrededor, porque entran en crisis hasta el punto de caer en el suicidio.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad