A cooperativas entregó el Icbf sus restaurantes infantiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-09 05:00:00

A cooperativas entregó el Icbf sus restaurantes infantiles

Los comedores que funcionan en los sectores vulnerables de los municipios de Floridablanca, Piedecuesta y Girón, que eran administrados directamente por el Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, y las juntas de los barrios, fueron adjudicados, por convocatoria pública, a diferentes cooperativas que se encargarán de suministrar el alimento a la población infantil.
A cooperativas entregó el Icbf sus restaurantes infantiles

Teniendo en cuenta el cumplimiento de las directrices y condiciones de operación de los restaurantes, seguirá bajo el control del Instituto de Bienestar, que buscará su debido funcionamiento.

Uno de los cambios que se presentó con la modificación, fue la reducción del cobro de los almuerzos que alcanzó a ser, en algunos restaurantes, de $7.000 a $3.500 y que, ahora, no podrá ser superior a los 2.000 pesos por cinco almuerzos semanales, para los niños que cursan de primero a quinto de primaria. En el caso de la población desplazada, los padres de familias que entreguen los papeles que demuestran su condición social, no deberán pagar esa suma.

Por otro lado, las juntas de los restaurantes que antes se encargaban del funcionamiento de los espacios, pasarán a ser veedoras, junto con las Secretarías de Desarrollo en cada municipio.

Ante la preocupación de la ciudadanía que se beneficia del programa en Piedecuesta, la secretaria de Desarrollo del municipio, Elvinia Herrera, manifestó que se encargará de velar por el buen servicio de los restaurantes, toda vez que los más beneficiados deberán ser los niños.

Además, la ventaja “es que antes los padres debían pagar $3.000, ahora sólo $1.100. Todo cambio causa malestar en las personas, pero estaremos pendientes con el despacho de la primera dama de que los niños sean los beneficiados y la comunidad puede estar tranquila”, explicó la funcionaria.

Inquietudes y peticiones

Las juntas que estaban a cargo de los restaurantes presentaron sus dudas sobre la nueva forma de administración, teniendo en cuenta que no les han explicado con claridad cómo será el proceso en cada barrio.

Como es el caso de Armando Rojas, encargado del restaurante en el barrio Hoyo Grande de Piedecuesta, pues sabe que entró una cooperativa, pero la incertidumbre continua, debido a que no sabe si seguirá allí.

“A mi no me han dicho que entregue, no me han citado y por eso sigo siendo el presidente del restaurante de Hoyo Grande. Entonces, quiero que hablen con nosotros, que nos citen a las reuniones, porque además nosotros nos encargamos de arreglar las sillas, las mesas, cambiamos el piso de la cocina y pintamos paredes”, expresó Rojas.

Sobre las condiciones actuales del restaurante, una de las prioridades es contar con dos personas como mínimo en la cocina, pues la demanda de niños en el barrio es de 175 y una sola manipuladora de alimentos no da abasto.

La presidenta de la Junta, Edith Cristancho, manifestó que “también es necesario que el salón siga siendo del barrio, para las reuniones y alquiler, que sea autónomo de la Junta”.


preguntas y respuestas

Habla el director regional del Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, Luis Alejandro Rivero Osorio

Vanguardia Liberal: ¿Cuáles son los motivos por los que deciden entregar la administración de los restaurantes escolares?

L.A.R.O.: “Porque los niños en muchos casos estaban pagando hasta 7.000 pesos, y era muy caro. La idea es que los niños puedan pagar máximo 2.000 pesos. También porque se presentaron irregularidades de algunas juntas de restaurantes que nos dimos cuenta que no pagaban servicios públicos, como agua. En algunos comían adultos, y en época electoral se prestaba inconvenientes”.

VL: ¿Cuáles son las cooperativas que ganaron la licitación en el área y cuánto cobrarán a los padres por el alimento de sus hijos?

L.A.R.O.: “El Piedecuesta y Floridablanca está Cooprosperar y en Girón Unión Temporal Amigos de los Niños, En Bucaramanga está Consorcio Andino. El precio cambia, porque algunas cooperativas se presentaron para unos municipios y otras para otros, y lo que hicimos fue escoger, por convocatoria pública, la mejor propuesta que cada una nos dio. Por eso en Piedecuesta y Florida pagan 1.100, en Girón y en Bucaramanga las cooperativas  que se presentaron no cobran”.

VL: Hay preocupación de la comunidad sobre el manejo de los salones ¿Ellos seguirán con el poder de administrarlos o serán las Cooperativas?

L.A.R.O.: “Los salones son de la comunidad, para sus actividades, bingos y todo. Las cooperativas lo que hacen es administrar la entrega de alimentos y las juntas que antes estaban a cargo de los restaurantes no podrá manejar más recursos, entrarán con la comunidad y padres de familia a ser veedores”.

V.L: ¿Se reduce o amplía el número de estudiantes beneficiarios y qué pasa si quedan algunos por fuera, cómo se prioriza?

L.A.R.O.: “Se conserva el mismo número que se traía el año pasado. No se discrimina por barrios, porque son todos niños, sino porque sean del Sisben 1 y 2. Y sí buscamos hablar con Bogotá para ampliar cupo, pero falta más corresponsabilidad de las Alcaldías, para que financien a esos que faltan, con el Sistema General de Participación que tienen”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad