Transparencia política e idioma | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 08:12 pm

Transparencia política e idioma | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-23 05:00:00

Transparencia política e idioma

Hay palabras que se han vuelto lugares comunes a fuerza de ser usadas  en  contra de su significado pristino y original. Tal ocurre con “transparencia”,  palabra que se cita iterativamente a tontas y a locas en los contextos políticos más disímiles. Se dice que un político es ‘transparente’, que las políticas o actividades públicas que practica dicho político son `transparentes’ cuando se quiere decir que son imparciales, que son correctas y dignas de elogio.
Transparencia política e idioma

El diccionario (DRAE 21ed.2001, p. 2313) dice: “Transparente, dicho de un cuerpo a través del cual pueden verse los objetos claramente”. Dudo mucho  que en su cuarta acepción, “claro, y evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad” los políticos (nacionales o extranjeros) sean transparentes , es decir, que se les comprenda claramente, sin duda ni ambigüedad aunque sean filósofos o matemáticos, profesionales o analfabetos, pues de toda esta fauna se encuentran especímenes entre los políticos y los candidatos presidenciales colombianos.

Así como hay congresistas presos o subjúdice por procesos de parapolítica hay otros que merecen el titulo de Honorables aunque sean opacos y no transparentes. Algunos no participan en las sesiones, ni siquiera hablan: otros hablan mucho pero nada dicen. Todos cobran cumplidamente sus dietas aunque no asistan a las sesiones. Pero todos ellos son, sin duda,” transparentes”. Se usa mucho también, equívocamente, la palabra inglesa “billones” para mencionar a un uno seguido de nueve ceros, que en castellano o español son mil millones, o sea un millardo, palabra derivada del francés “millard”. Un billón en español es un uno seguido de doce ceros, es decir, un millón de millones.

En un contexto político el usar la palabra inglesa en vez de la palabra española millardo induce a confusión, a veces deliberada para confundir al lector, y a veces por desconocimiento del idioma. Asimismo la palabra “doméstico” o “doméstica”, derivada del latín  dómus, casa, se usa mal para referirse a “nacional” como lo contrario a internacional, para decir, refiriéndose a los vuelos en avión “vuelos domésticos” en vez de “vuelos nacionales”, como si pudiera volar un avión dentro de la casa; o a la economía nacional llamándola “economía doméstica” para diferenciarla de la economía internacional. Es importarte conocer el idioma propio aunque no sea uno un político transparente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad