¿Ciudad de los Parques?, ¿Ciudad Bonita? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
25ºC
Actualizado 04:45 pm

¿Ciudad de los Parques?, ¿Ciudad Bonita? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-19 05:00:00

¿Ciudad de los Parques?, ¿Ciudad Bonita?

¿Ciudad de los Parques?, ¿Ciudad Bonita?

Los parques, que algún día le dieron fama a la capital de los santandereanos en el ámbito nacional, hoy son monumentos al deterioro y símbolos del descuido en el que no solo se encuentran esos lugares públicos, esenciales para cualquier urbe, sino la ciudad entera.

Invadidos por la maleza, como el Parque de Los Leones, inundados de basura, como el Centenario, el de Las Palmas y el de Los Niños, canchas deportivas destruidas y hasta peligrosas, así como un aluvión de grafittis para completar el vergonzoso panorama, son apenas algunas de las plagas que han golpeado esas áreas dedicadas en teoría para el esparcimiento. Plagas que hay que reconocer, no paran de crecer gracias al paso inexorable del tiempo, así como por la falta de cultura ciudadana y sobre todo, el abandono al que los tiene sometidos la alcaldía de Bucaramanga.

De hecho, como se mencionó párrafos arriba, la situación de los parques ilustra     con precisión matemática las condiciones en las que se encuentra el resto de la urbe. Y de paso, ilustran con lujo de detalles lo que constituye una gran contradicción.

En otras palabras, toda la ciudad se encuentra así, deteriorada y llena de basura, lo cual constituye un espectáculo francamente deprimente.

Pero es precisamente por esa razón, por el espectáculo deprimente, que resulta ilógico insistir en que la capital del departamento finque todas sus ilusiones de turismo y desarrollo empresarial en la presencia de inversión extranjera y la afluencia de visitantes nacionales y foráneos, cuando el panorama que ofrece la ciudad a propios y extraños es poco menos que bochornoso.

La presente administración al igual que sus predecesoras, han descuidado de manera inexcusable no solo el ornato, sino la infraestructura básica de la ciudad. La deuda que tienen en ese sentido con los bumangueses es inmensa. Y no sobra decir que ya va siendo hora de que la paguen, antes de pensar en proyectos grandiosos que difícilmente tendrán éxito si no se comienza por solucionar lo verdaderamente esencial.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad