Publicidad
Mié Jul 26 2017
25ºC
Actualizado 11:58 am

“A mí es al que le hacen campaña sucia”: JJ Rendón | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-08-25 05:00:00

“A mí es al que le hacen campaña sucia”: JJ Rendón

JJ Rendón se ríe de todo lo que dicen de él. Considera que lo que se ha creado a su alrededor, es un mito. Hace unos años, cuando empezó el Partido de La U, se paseó por los 32 departamentos de Colombia, se tomó fotos con la gente y nadie armó escándalo, dice él.
“A mí es al que le hacen campaña sucia”: JJ Rendón

De hecho, esta es la segunda visita a Bucaramanga y sostiene que en el primer viaje hizo algo para la campaña a la gobernación de Horacio Serpa, cuando el Partido de La U le dio el apoyo.

Desde que el venezolano Juan José Rendón aceptó hacerle reingeniería a la campaña de Santos Presidente y le ‘llovieron’ todas las críticas nacionales e internacionales, el nombre de JJ Rendón adquirió otra connotación.

Le dicen el “padre de la propaganda negra”, “Rasputín”, el “Rey del Rumor” además de muchos descalificativos, pero de todo él solo admite que trabaja mucho, es duro con la gente, es exigente, perfeccionista, no duerme cuando se acelera, es lector empedernido y por eso aprende rápido.

Este hombre de mediana estatura, acento venezolano y autoexiliado de su país en Miami, resulta sencillo en su forma de interactuar, es descomplicado y por más que hablen en su contra, no le podrán negar que acaba de terminar una de las campañas publicitarias más exitosas: la del actual presidente Juan Manuel Santos, a la que en menos de 40 días la sacó de problemas y la llevó al podio ganador.


preguntas y respuestas

Políticamente ¿cómo se define?

“Empecé como social demócrata, como centro izquierda. Con el pasar del tiempo la izquierda se fue demasiado a la izquierda y lo que era el centro comenzó siendo extrema derecha, entonces me he vuelto como consultor de la derecha en el último tiempo…yo me alineo con proyectos, con temas y con circunstancias no del momento, sino de la historia de los países. Sería chavista por ejemplo…, si este gobierno representara un futuro mejor para mi país, pero siento que no”.

Muchos lo llaman el “padre de la propaganda negra” e incluso han llegado a compararlo con Joseph Goebbels, ministro de propaganda de la Alemania Nacional Socialista, ¿qué dice?

“Nada, ya no mucho. Eso empezó en el 2004 cuando denuncié el fraude del referendo revocatorio presidencial de Chávez y ahí me agarró Telesur, rebelión.org, aporrea.com, ese matiz empezó fue ahí …yo creo que la prensa mal intencionada toma la referencia que quiere. Lamentablemente la web no es como la enciclopedia británica, cualquier persona puede subir en un blog lo que quiera”..

¿En qué fallaba la campaña de Santos cuando usted la tomó?

“En muchas cosas; se desconectó del uribismo, quiso capitalizar el tema de la seguridad, se distanció de las propuestas sociales, no estaba usando las 109 propuestas que preparó Echeverry en lo programático, perdió alegría, perdió que la gente hablara de ella, perdió agenda, el discurso era lánguido, aburrido, triste...había un súper equipo, pero estaba apagado”.

Cuando usted llegó a la campaña se fueron muchas personas…

“Eso no es tan cierto,  no se fue nadie, ahí están casi todos. Los que están en el gobierno eran los que estaban”.

Dicen que usted se alinea con todo lo que esté en contra de Chávez, pero ganó Santos y a la semana se dieron la mano…

“Mi agenda en Colombia no es la agenda de venezolano, mi agenda llega hasta cuando digo que quiero que siga el uribismo, de ahí en adelante es la agenda de mi cliente. Ahí hay una relación binacional, se tienen que promover las buenas relaciones, hay una deuda del gobierno venezolano con los empresarios colombianos, la caída del comercio internacional afecta a los dos países ¿quién puede desear que dos países se queden en conflicto solo para que a un Presidente le vaya mal? A mí me parece bien que se hayan reunido”.

¿Sería conveniencia política de Chávez ahora que vienen las elecciones en septiembre?

“Es multifactorial, vienen elecciones y hay un problema alimentario en Venezuela ¿Qué pasaría si Colombia diversifica sus exportaciones a otros países y se queda sin satisfacer la demanda de Venezuela? Creo que hay una relación importante que no debe dañarse”.

¿Por qué se fue de Venezuela?

“Porque el chavismo tiene fanáticos. Yo no estoy diciendo que sea una política de estado que a mí se me persiga, pero recibí muchas amenazas después de las denuncias del referendo revocatorio. Para muchos venezolanos chavistas, el hecho de que yo haya ayudado a Santos o a Uribe se considera traición a la patria…por eso me da risa cuando en Colombia me atacan, me sacan los mismos argumentos que usa el chavismo, que soy de la CIA, que soy aliado del Gobierno…por eso cuando un periódico serio colombiano me ataca con los mismos argumentos, no me queda más que reírme”.

¿Es un buen rumor o un mal chiste?

“Si ha sido un buen rumor, a mí no me ha dañado. En términos formales se inventaron un mito, la gente a veces me da la mano y le tiembla, le suda, pero no hay tal sustento. Si eso fuera cierto sería el equivalente a decir que en todos los países que he trabajado no hay leyes o que yo tengo una protección que trasciende las leyes de los países”.

¿Qué opina de lo que sucedió en Venezuela con el diario El Nacional, al que el Gobierno censuró por publicar la fotografía de la morgue llena de cadáveres?

“Es muy posible que esa foto sea cierta, porque la morgue es muy pequeña, no la han renovado hace 50 años y en Venezuela están matando 30, 40, 50 personas por fin de semana. La rabia del Gobierno es que esa foto salió…”.

Se dice que muchos dirigentes políticos a quienes usted asesoró, se escondieron y no lo defendieron cuando le cayeron todas las críticas…

“No me enemisté, me distancié de ellos y ahora cuando me llaman les digo: ‘Cuando quieras que hablemos me tienes que contratar porque ya no hago favores’. Eso con algunos, a otros no como Juan Lozano, Jairo Clopatofsky, el mismo Juan Manuel Santos, José Fernando Bautista, Angelino Garzón, es la gente que ha estado cerca como Roberto Prieto”.

¿Cuál es la verdad en la discusión con el congresista Nicolás Uribe, quien se fue de la campaña de Santos cuando usted llegó?

“Eso es viejo, estoy pasando la página. Me molesté, le levanté la voz a Nicolás y alguien le dijo que yo había dicho que le iba a hacer una cosa que no hice nunca y que además no hubiera hecho, porque es perder el  tiempo dedicándole tanto esfuerzo a un escándalo”.

¿Es a usted al que le hacen la propaganda sucia?

“Yo creo que sí, pero no niego que he hecho campañas negativas. Yo hice la frase: “iba a extraditar a Uribe pero ya no, iba a bajarle el sueldo a los maestros pero ya no, iba a atacar a la guerrilla con lápices y girasoles pero ya no, iba a votarle a Mockus pero ya no’, esa frase se difundió desde la campaña bajo la estrategia mía, pero esa frase no es mentira, él (Antanas Mockus) dijo una cosa y después dijo la otra, eso no es campaña sucia”.

¿Estuvieron bien las simulaciones que hicieron de la voz del presidente Uribe?

“Sí, eso es sentido del humor. ¿Cuál es el prurito de que todo el mundo puede usar la voz de Uribe y cuando uno la usa para el Partido de La U es malo? No es distinto, hay una ley de garantías que dice que el Presidente no puede participar en campaña, que uno haga campaña emulando, recordando, connotando, es otra cosa”.

Si hubiera trabajado en la campaña de Mockus, ¿qué le hubiera aportado?

“Que no se confiara, hubiera tenido más metodología, grupos de enfoque, hubiera sido más concreto en la expresión de ideas, menos disperso, menos abstracto. Habría tratado de que esa pasión de los jóvenes en la campaña se hubiera traducido en organización para llevarlos a votar, me hubiera preparado más para los debates”.

¿Le recomendaría que atacara más?

“No, nosotros al final no lo atacamos, él seguía diciendo que nosotros lo atacábamos en publico, pero en realidad nosotros no lo tocamos. Fue más el miedo y la prevención de que algo iba a pasar, que lo que realmente pasó”.

¿Si el presidente Santos le pide un consejo, se lo da?

“Soy amigo personal del presidente Santos y soy leal a la confianza que él me ha depositado y lo que pregunte, por supuesto que se lo contestaré”.

¿Cómo solucionó el problema de la visa de trabajo?

“Sacándola, es que la visa se sacó mucho antes de lo que ustedes (periodistas) creyeron. Lo que pasa es que a nosotros nos convenía que ustedes  siguieran hablando de mí. A la hora de la verdad se habló de cuatro temas: el comercial de mejor empleo mejor pagado, se lo pusimos a propósito, terminaron viéndolo al aire y de paso comentándolo; el de ‘Julio no me cuelgues’ fue una provocación para distraer del Presidente, que era el que nos interesaba que permeara; de radio sacamos 14 comerciales y mientras, dejamos correr lo de la visa”.

¿Fue algo así como una trampa tendida en la que todos cayeron?

“Yo creo que sí y eso se vale…eso es un aprendizaje de esta campaña: cómo hacer que los medios hablen de lo que tú quieres y cómo servir de pararrayos. Es una jugada como la que en el béisbol se llama de ‘sacrificio’ donde das un rolling a tercera para que alguien anote, eso fue una jugada de ‘sacrificio’”.

¿Es la primera vez que viene a Bucaramanga?

“No, es la segunda. La primera vez vine en septiembre de 2007 a un taller que le dio La U a (Horacio) Serpa el día que le dio el apoyo. Yo era el estratega del Partido. Hice eso en todo el país, visité los 32 departamentos, vine aquí < un taller de dos días y a Serpa no se le cobró un peso por la campaña y no se le cobró porque yo trabajaba para La U, no para él”.

¿Algún día quisiera ser político?

“No, me lo han propuesto pero no”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad