Jueves 08 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Un hurto sería el móvil del homicidio en el barrio Estoraques

Los presuntos asesinos, dos jóvenes venezolanos, se habrían llevado dinero en efectivo, un celular y otros objetos de valor. La víctima fue identificada como Eyecsi García, de 50 años.
M.V. / VANGUARDIA LIBERAL
En esta habitación de la carrera 41W con calle 59 del barrio Estoraques, de Bucaramanga, fue asesinado Eyecsi García, de 50 años.
(Foto: M.V. / VANGUARDIA LIBERAL)
Eyecsi García, de 50 años, es la víctima.

Consternación se experimentaba ayer en el barrio Estoraques, tras conocerse la noticia del asesinato de Eyecsi García, de 50 años, un albañil de profesión que fue hallado en su habitación con varias heridas en el pecho y el cuello

Por este crimen, que de manera preliminar se habla que fue producto de un hurto de dinero y objetos de valor, tanto la Policía como el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, están tras el rastro de dos jóvenes, de nacionalidad venezolana, que días atrás habían llegado a vivir al inmueble y son señalados como los responsables.

El hallazgo

El homicidio de ‘Yesid’, como los vecinos llamaban a la víctima ante lo difícil que era pronunciar su nombre, quedó al descubierto ayer a las 5:00 de la mañana.

A esa hora, una hija del hoy fallecido, con quien vivía en una vivienda de la carrera 41W con calle 59 del barrio antes mencionado, se levantó y notó con extrañeza que en la habitación de su padre se escuchaba el televisor a todo volumen, por lo que se acercó a observar pero lo que halló fue rastros de sangre en el suelo.

“Ella fue a tocar la puerta, pero miró al piso y por debajo de la puerta salía sangre, entonces abrió y lo vio ahí tirado muerto. Lo único que hizo fue salir corriendo y avisarle a mi primo que vive en el tercer piso y llamaron a la Policía. A mí me llamó y me dijo: -Mataron a mi papá-” relató Harbey García, hijo mayor del fallecido.

Lea también: A la cárcel el presunto homicida del hombre que le reclamó por fumar marihuana en Girón

De acuerdo con la inspección técnica al cadáver y los allegados, Eyecsi estaba boca abajo entre la cama y la ventana, lo habían amarrado a la garganta con una camisa rota para tratar de asfixiarlo y tenía varias heridas con arma blanca en el pecho y el cuello. Además, las marcas en sus tobillos y muñecas advertían que había sido atado, al parecer, con otros retazos que fueron hallados en la escena.

Asimismo, la habitación fue revolcada y según sus hijos le hacía falta su celular, ropa y dinero en efectivo, pero se desconoce la suma sustraída.

Reportado el hecho, la Policía llegó al lugar, acordonó la vivienda para preservar las evidencias. Minutos después, decenas de curiosos se agolparon a las afueras para conocer qué le había pasado a ‘Yesid’, un reconocido albañil y pintor de la zona.

Los sospechosos

De los jóvenes inmigrantes acusados del crimen se conoció que habían llegado hace tres noches a quedarse en la casa. Durante el día laboraban limpiando vidrios de automóviles en el barrio La Concordia.

“El hermano de uno de ellos ya se había quedado antes acá y se los presentó a mi papá y él por buena gente les brindó hospedaje. No sabemos quiénes eran, de qué ciudad venían, ni donde los conoció”, expresó Harbey.

Sin embargo, algunos residentes del sector aseguran que los habían visto en las calles del barrio, en ocasiones consumiendo estupefacientes con los ‘jíbaros’ del lugar.

“Hay una persona que los vio que salieron corriendo en la madrugada y bajaron hacia Girón. Los testigos ya están rindiendo indagatoria en la Fiscalía, pero no conozco detalles de lo que vieron” agregó el hijo.

“Esperamos justicia”

Ayer, en medio del dolor y la impotencia, los habitantes del barrio exigieron a las autoridades que se haga justicia mientras recordaban a ‘Yesid’ como una persona servicial y trabajadora, y quien había llegado a vivir a Estoraques desde hace 25 años,.

“Nos hicieron un daño grande, nos quitaron a un padre y el ejemplo a seguir en la familia. Solo espero que se haga justicia”, concluyó el hijo.

Antecedente

Este es el segundo asesinato que se sospecha fue perpetrado por ciudadanos venezolanos en Bucaramanga. El primer caso se registró el 20 de diciembre en el Bolo Club Matecaña, ubicado en la carrera 9 con calle 33, donde fue asesinado Víctor Julio Olarte Camargo, de 72 años.

Su cuerpo fue hallado con signos de violencia en el parqueadero de su negocio. Sus familiares aseguran que fue asesinado por un joven de 17 años a quien hospedaron ocho meses antes.

Los hijos de la víctima aseguraron en su momento que el móvil del asesinato obedecería a un robo, pues a Olarte Camargo no se le encontraron cerca de $2 millones que había retirado horas antes, unos celulares y otras pertenecías de valor. Además, la habitación de la víctima fue encontrada revolcada.

El sospechoso continúa prófugo.

Publicada por
Contactar al periodista
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad