Publicidad
Lun Mar 27 2017
20ºC
Actualizado 09:33 pm
Lunes 16 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Súbete a la cicla

Columnista: Donaldo Ortiz Latorre

Cómo dice el poema “Nos amamos en una bicicleta” de Santiago Azar: “Ayer tú y yo, en un solo beso para la vida, en el amor que nos conoció a los 15 años y yo pedaleando para nunca llegar tarde a tu corazón. Fuimos nosotros los que inventamos el beso en una bicicleta…”Que mayor placer que montar una bicicleta camino a la montaña o al mar, o a una cita; y cita es lo que tenemos para el 19 de abril cuando se realice el Primer Ciclo Paseo Urbano Nocturno por los parques de Bucaramanga que organizan Cine Arte Konsciente que completa un ciclo de cine sobre la bicicleta y El Solar, porque la bicicleta es un poema y no hay mayor placer que aprender a montar en ella. Hacerlo supone esfuerzos y de paso nos sirve como lección: si no pedaleas te caes, y supone además algo bello, la libertad de viajar, desplazarse, ver el cielo, el aire que se acerca a acariciar tus mejillas. Inmensa alegría produce montar en ella  y como en el cuento de Julio Cortázar “Ciclismo en Grignan” es posible, entonces, ver a una dulce adolescente con falda de liviana tela amarilla moldeando la grupa pequeña y ceñida, los muslos, en un vaivén  interminable con esas nalgas adolescentes húmedas y calientes, mientras la punta negra de la silla se insertaba entre las dos mitades “del joven durazno amarillo” como lo describe  Cortázar, en esta aventura de la niña con su bicicleta y también uno piensa que a veces con el caballo sucede lo mismo. El escritor español Manuel Vicent dice que según la doctrina zen, en el primer viaje en bicicleta estaban contenidos todos los viajes que iba a realizar uno a lo largo de la vida (ojalá se trate de una vida larga y bella). Montar en bicicleta no solo es un esfuerzo, es dejar que el sol, o la luna en este caso, nos abracen, porque la bicicleta a cualquier edad es una resurrección y eso ya es suficiente para amarla como la amó la adolescente del cuento de Cortázar. Por eso el jueves 19 de abril se inicia el primer Ciclo Paseo Nocturno, para que todos podamos ir y disfrutar de la compañía, del placer de subirse a la cicla y repartir poemas y risas mientras danzamos con la mente y buscamos con esos gestos que la vida, por lo menos en ese instante, sea plena y feliz para todos los libertarios. Ojalá se repita este ciclo-paseo no sólo por los parques de la ciudad sino por todos sus barrios y sus caminos celebrados.

Autor:
Donaldo Ortiz Latorre
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (8 votos)
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad