Viernes 31 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Región
Patrocinado por:
Lunes 22 de Julio de 2013 - 07:28 PM

Cuando los masones de Bucaramanga se visten de luto

Nelson Díaz/ VANGUARDIA LIBERAL
Siete logias existen en Bucaramanga. Políticos, empresarios, educadores y profesionales de distintas áreas hacen parte de esta sociedad.
(Foto: Nelson Díaz/ VANGUARDIA LIBERAL)
Las puertas del templo masónico de Bucaramanga se abrieron en homenaje al desaparecido Alfonso Gómez Gómez. Destacados masones participaron de lo que se conoce dentro de la logia como una tenida fúnebre, ritual de despedida al que quizás haya sido el más grande masón de los últimos tiempos en Santander. Así se vive esta ceremonia especial.

¿Qué sucede en el corazón místico de las logias o sociedades secretas que han generado tantas interpretaciones, especulaciones o intrigas a lo largo de la historia?

A una vieja casona del barrio Sotomayor, pintada de color blanco y celeste, que parece estar perdida en medio de una calle entre las bocinas estridentes de los carros, el estrés de los internos de una clínica y la disonancia de las tiendas del sector, entra un grupo de hombres vestidos de traje negro y camisa blanca, acompañados de sus esposas, que lucen, la mayoría, ropas de color beige. Los siguen sus hijos, así como algunos no masones, invitados ese día al templo.

Son las 10:00 de la mañana de un sábado y en el lugar se reúnen los miembros de la Gran Logia de Los Andes, la sede de los masones en Bucaramanga, ubicada en la carrera 25 con calle 45. Allí acuden miembros de siete logias de la ciudad, que siguen el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, en el cual, según lo explica la historia, se combinan rituales de antiquísima simbología, se incentiva a la fraternidad y se hace el análisis racional y espiritual de lo que es la vida “desde las leyes y preceptos de la naturaleza y el universo”.

La reunión la motiva la celebración de una tenida fúnebre, un encuentro especial organizado por los miembros de la logia para recordar y dar “paso al Oriente Eterno” al líder político, al librepensador y uno de los masones más importantes de la región, Alfonso Gómez Gómez.

Los que por primera vez están en el lugar detallan la manera como los masones de distintos grados se acomodan su particular indumentaria. Tanto los Compañeros como los Aprendices atan a sus cinturas el mandíl (una pieza de tela) color blanco; los Maestros, por su parte, además del mandil celeste con bordes azules, también se acomodan el collarín masónico, un arreo que va alrededor del cuello y que por uno de sus lados es negro y tiene bordada una calavera.

Hacen el llamado para ingresar a la sala geométricamente organizada. Primero ingresan los visitantes o invitados, así como algunos familiares de Gómez Gómez, quienes ocuparán los asientos que tradicionalmente ocupan los Compañeros y Aprendices, ubicados al lado derecho de la entrada al salón. Este lugar, dentro del plano de la logia, se conoce como el ‘mediodía’. 

Le siguen los Aprendices, quienes se ubican frente a los invitados, al lado izquierdo entrando al salón. Siguen los Maestros, quienes ocupan el lugar conocido como Cámara del Medio, en el centro del salón con piso ajedrezado blanco y negro, donde a su vez se encuentra un pequeño cofre de madera que simboliza los restos del Hermano Alfonso Gómez Gómez.

Los exgrandes Maestros, hermanos que han ocupado el máximo cargo administrativo en la Gran Logia, hacen su entrada al salón. Ocupan un lugar en el oriente -al fondo del salón-, en un espacio reservado para los visitantes eminentes. Junto a ellos entran  el Primero y Segundo Vigilante, quienes se sientan a cada lado de la entrada del salón, detrás de dos columnas vestidas con telas negras bordadas con dos calaveras. Allí también se ubicará el guarda del templo, quien sostiene en su manos una espada.

Finalmente, ingresan el Venerable Maestro, quien presidirá el ritual, y el Muy Respetable Gran Maestro, “el primero entre sus hermanos, el primero entre sus iguales”. Ambos se ubican en el oriente del salón, debajo de la imagen del ‘ojo que todo lo ve’, que cuelga en medio del sol delta y la luna. Frente a los ilustres masones y estos símbolos, en el altar de los juramentos, se encuentra una calavera, que representa la muerte.

En la Sala de Pasos Perdidos, en el vestíbulo del Templo, se ubica la logia de mujeres Capítulo Sol Naciente. Junto a ellas, algunos invitados.

El ritual

Al comenzar la Tenida Fúnebre, el templo queda en oscuridad. El Guarda del templo enciende las velas. El Venerable Maestro introduce a los visitantes en el ritual y explica a las logias el por qué la visita de los invitados a su recinto sagrado. En su discurso comenta que la muerte es la entrada a otro plano de la existencia, que la vida es una escuela donde por medio de las vivencias de todo tipo, de éxito o de fracaso, el hombre evoluciona hacia el conocimiento, “a fin de alcanzar la serena plenitud propia de los estados superiores de la conciencia”.

Publicada por
XIOMARA MONTAÑEZ MONSALVE
Su voto: Ninguno (19 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
Dorado Tarde
Sorteo del 31 de Oct
5
2
7
7
Culona
Sorteo del 31 de Oct
8
6
4
5
Astro Sol
Sorteo del 31 de Oct
geminis
3
2
1
7

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones