Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 07:38 pm
Viernes 14 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

Me declaro la tía chevere

No se trata precisamente de Charlie en el papel de tío en ‘Two and a half men’. Es todo lo contrario. Un tío o una tía chévere es aquel que se gana la confianza de sus sobrinos y cumple un papel fundamental en la vida de ellos.
Internet/ VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

La tía o el tío chévere no es precisamente aquel que recibe el título de “alcahuete”, ese que lo cubre y le acolita todo lo que quiere. Tampoco el que le da dinero cuantas veces quiere o el que se sienta con usted a embriagarse para acabar con una pena.
Si fuese así estaríamos hablando de Charlie en ‘Two and a half men’, cosa que resulta bastante fuera de órbita, pues el tío o la tía chévere es una persona que guía, direcciona, que se convierte en un amigo sin dejar de ser ese polo a tierra.
Por eso si usted quiere ser esa tía o tío que adoran sus sobrinos, conozca las características o cualidades que le regalan ese gran rótulo, pero ante todo la admiración de esos hijos prestados de sus hermanos.

Preguntas y respuestas

Juan Manuel Blanco
Formador de procesos sociales
¿Qué características otorgarían el título de tía o tío chévere?
Ser tolerante, comprensivo, amigo. Por supuesto siendo tío no es tan difícil, porque el tío chévere siempre puede ver todo lo que le pasa al sobrino como observador de tercer nivel, sin el afán de que es el hijo o su gran responsabilidad.
¿Cómo se puede ganar la confianza de los sobrinos? ¿Cuál es la estrategia?
Ser papá indica autoridad en los niños, ese es el indicador de reserva. Ser tío o amigo es una buena estrategia, ya que la autoridad no está tan presente.
Es más fuerte el respeto de amistad, que el principio de autoridad que ostentan los padres. El tío no es quien tiene a cargo criarlos, por lo tanto no son sujetos diarios de autoridad y represión. Estas características permiten mayor confianza y una manera diferente de tratar sus problemas.

Marisol Ramírez Cabrera
Psicóloga Máster y Trainner en Programación Neurolingüística
Twitter: @MarisolRamirez2     
¿Cómo lograr la confianza de los sobrinos pequeños?
La confianza se gana gradualmente, y siempre con acciones más que con palabras, con la congruencia entre lo que pensamos, decimos, sentimos y hacemos.
La confianza se establece lentamente entre personas que recién se conocen, y la relación entre tíos y sobrinos es como cualquier otra relación con personas que recién conocemos, ya que a veces a los sobrinos se los frecuenta poco, por tanto, cada encuentro debe centrarse más en la calidad que en la cantidad, tanto de horas, como de días de visita, a veces.
Lo principal, en todos los casos, es centrarse en el amor, en el afecto que podemos brindar en cada encuentro.
Otro punto central es que si se les hace una promesa a los sobrinos, en lo posible, siempre cumplirla. Por tanto, no prometer lo que se sabe o sospecha que no se podrá cumplir. Para ellos es una gran decepción que el tío o tía no cumplan una promesa.
La ruptura de una promesa es una lesión a la confianza.
¿Qué se les puede permitir y qué no a los niños?
Se puede permitir todo aquello que esté dentro del marco de relacionamiento. Tíos, sobrinos, y sobre todo, lo que se sabe y se ha consultado con los padres de los niños que se pueda permitir. Consultar a los padres o encargados directos de los niños es fundamental para “autorizar” algo que ellos piden o demandan a los tíos.

Es importante que establezca los límites con sus sobrinos, y les deje claro que por encima de los padres no hay nadie. Sea amigo de ellos pero no alcahuetes.

Papás, ojo con los celos
Cuando se crean lazos tan fuertes entre sobrinos y tíos, es probable que los padres sientan ciertos celos y aparezcan en sus discursos frases como: ¿pero por qué no me cuenta a mí todo lo que le sucede y si te busca para contarte todo con lujo de detalles? o “Es que tú lo malcrías y con tu actitud me estás desplazando”.
Ante esa reacción de los padres, explica el formador de procesos sociales, Juan Manuel Blanco, que cada rol es importante. Los últimos estudios sobre la materia indican que los padres son la fuente de autoridad indispensable para la formación adecuada de los niños, y al ser amigos se pierde este principio de autoridad.
Para la psicóloga Marisol Ramírez Cabrera, “los celos casi siempre se producen cuando el rol de los padres no se respeta o se trasgreden los límites que señalan cuál es el rol de los tíos en la vida de los sobrinos”.
Por eso es necesario tener cuidado en desacreditar a los padres, ya que esto siempre produce roces en la relación familiar, y sobre todo, afecta a los sobrinos que quedan en conflicto afectivo entre sus padres y sus tíos.
Entonces, ¿qué debe quedar claro entre sobrinos y tíos?
“Es útil que el sobrino siempre tenga en claro, que a pesar de todo el amor que puede profesarle el tío o la tía, los padres están por encima del apoyo o ayuda que quieran darle. Por supuesto que también el sobrino debe tener muy claro, que en un caso extremo, como si su vida o integridad física corren riesgo, puede recurrir a el tío o la tía. Lo importante es que en caso de los niños, se sepa dejar claridad de límites de lo que un tío puede y no puede hacer en la vida de su sobrino, ya que trasgredir el rol de los padres es lo que perjudicaría la ecología de la relación familiar”.
Si esto se cuida, la demostración de afectos ya sea en tiempo, obsequios materiales o espirituales, ayuda para estudiar, o una salida de paseo, son bienvenidas”, enfatizó la profesional Cabrera.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Encocado de calamares y camarones
Camarones y calamares, en una deliciosas salsa con leche de coco, servidos sobre una canastilla de patacón.
Publicidad
Publicidad