Miércoles 20 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Patrocinado por:
Lunes 02 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Fanatismo: Choque entre las parejas

No pierda el horizonte respecto a su concepto de religiosidad, pues esto puede sacarlo de contexto con su pareja y llevar a que su relación se vaya de bruces.

“Sí, nos casaremos”.
¿Pero por qué religión? ¿Por la tuya o por la mía?
Esta puede ser una de las primeras confrontaciones a las que se enfrentan muchos novios, respecto a su idea de religiosidad. Es así como empiezan las diferencias, quizá muy mínimas, en comparación con otras situaciones que sí pueden llegar hasta los límites.
Existen casos de personas casadas que con el tiempo empiezan a adquirir nuevos conocimientos espirituales, otras que van buscando a medida que pasa el tiempo lineamientos religiosos que los ayuden en su día a día.
Hasta ahí todo bien, desde que haya respeto por la ideología y creencias de la pareja. Pero el problema se acrecienta cuando uno de los dos cae en el fanatismo, cuando se salen de parámetros, e  incluso se olvidan de su pareja.
Muchos tergiversan la información hasta el punto de creer que todo es pecado, pierden la chispa, dejan de ser espontáneos, no disfrutan ni un buen vino ni tampoco su sexualidad.
¿Cómo manejar la religiosidad en la vida en pareja para que usted no termine perdiendo el rumbo y afectando su relación amorosa?

¿Qué hacer cuando uno de los dos está cayendo en el extremismo o en la imposición?
Ese es el momento indicado para hacer un alto en el camino, para hablar y poder llegar a un acuerdo, ya que es mejor tomar decisiones en conjunto y a tiempo, para no dejar que las cosas avancen hasta el punto de que uno tenga que sufrir las acciones del otro y se pierda el enfoque por el cual están unidos.

Señales
¿Cuándo es difícil volver a recuperar el matrimonio o el amor?
1. Cuando se ha perdido el respeto.
2. Cuando en lugar de ver la religión como un camino de crecimiento espiritual que conlleva a una evolución del ser con base en el amor propio y hacia los demás, se cambia por una imposición de doctrinas y de creencias que solo llevan al desamor, apegos y miedos.

Preguntas y respuestas

Erdwin Fernando García Martínez
Coach de vida- Trainer en PNL
¿Cómo manejar el tema de las religiones en pareja? Cada ser humano que hace parte de un grupo espiritual o religioso está ahí porque en gran parte acepta, comprende y comparte los valores y creencias por las cuales se fundamentan las directrices, doctrinas o normas que las rigen.
De igual manera cuando una pareja comparte dichas creencias y valores, le es más fácil entenderse y comprenderse mutuamente, por lo tanto la relación fluye con naturalidad y crecen en todas las áreas. En cambio cuando hay diferencias se presentan más problemas, sobre todo si no hay la capacidad de ubicarse en el lugar del otro y conocer su mundo, por lo que se vuelve disfuncional la relación de pareja.
Por ejemplo, el caso de un adventista casado con una cristiana; para ella el sábado es un día normal donde se puede trabajar y hacer distintas actividades, para él en cambio no;  entonces lo más adecuado desde un principio de la relación, y dejando a un lado el corazón e involucrando más la razón, es hablar objetivamente sobre las diferentes doctrinas, conocer muy bien cómo piensa cada uno frente a eso, y determinar hasta dónde están dispuestos a ceder y aceptar.
Esto debe hablarse antes de comprometerse o llegar a casarse, ya que una cosa es el noviazgo y otra es la convivencia en pareja.
¿Qué pasa cuando uno de los dos cae en el fanatismo y cree que todo es pecado?
Yo pienso que la base de la espiritualidad es el amor, y cuando hablo de ello me refiero a tratar a los demás como quisiéramos ser tratados, con respeto, tolerancia, lealtad, a ver en la otra persona el reflejo de la creación, y aprender a mirar el interior de cada quien, entre otras cosas. A veces hay personas que se les olvida eso, y motivados por el afán de agradar a Dios, actúan sin mirar las consecuencias que pueden generar con los demás, sobre todo en la relación con su pareja.

¿Qué fallas no cometer como pareja respecto a la religiosidad?
Estas son las fallas dadas por el experto en coach de vida Erdwin García:
1. Nunca imponer las creencias religiosas que se tengan, es mejor explorar primero y que cada uno elija, con su libre albedrío lo que sienta hacer y que le trae paz, alegría y seguridad.
2. Es bueno que exista un diálogo constructivo constante entre la pareja, para determinar cuál es realmente la más funcional para ellos, entre toda la información que reciben de la religión o grupo espiritual al que asisten.
3. Un grave error es hacer las cosas al pie de la letra, sin analizarlas y sin sentir que están bien para sus vidas.
4. Otra falla es creer que el temor es la mejor forma de agradar a Dios, cuando la base del camino espiritual es el amor.

¿Qué pensaría usted si…

Su esposa cambia de religión y ya no comparte de la misma forma un vino o una noche diferente en un bar o en una discoteca
El coach de vida, Erdwin Fernando García explica que habría que mirar hasta qué punto el esposo puede  aceptar y tolerar ese nuevo cambio que se está dando en su hogar, ya que la esposa ha cambiado notablemente su percepción sobre la diversión.
Esto puede llevar a que uno de los dos se canse de esa situación, originándose una disfuncionalidad en la pareja que conlleve a un distanciamiento entre ellos.
Si no hay un entendimiento en ese aspecto, es bueno en estos casos que cada uno se ponga en los zapatos del otro, es decir, que comprendan las razones esenciales de sus respectivos comportamientos, aprendiendo a mirar la situación desde la perspectiva del otro, y donde pueden tomar las decisiones que crean mejor para ellos y que les permitan seguir conllevando su relación de la manera más adecuada.

Si su pareja le hace cambiar su estilo de vestir…
“Conozco el caso de un hombre que llevado por sus creencias le hizo cambiar totalmente la forma de vestir a su señora, y de igual manera le prohibió trabajar y sacar adelante su carrera profesional, porque eso supuestamente era lo que mandaba Dios. Para el caso de esta mujer fue una situación que la llevó a disminuir notablemente su autoestima, al punto de ver con odio y desagrado a su pareja, generándose una situación de desamor entre ellos”, indicó el coach de vida Erdwin Fernando García, por lo que aclara que los extremos no siempre son buenos, y el fanatismo muchas veces en lugar de reforzar y embellecer el amor de pareja, lo que hace es destruirlo.

Si su pareja cambia de religión y sus encuentros sexuales disminuyen… Todo es pecado
“La sexualidad es un punto delicado, en una variedad de grupos espirituales y religiosos, sobre todo en el tipo de educación que dan al respecto, porque en varias ocasiones la hacen ver como algo oculto, que conlleva muchas veces al pecado, o que se puede perder la santidad y se va a parar al infierno por eso”.
Esto, según explicó el coach de vida Erdwin Fernando García, puede causar en la mayoría de veces culpas y miedos en las personas, hasta tal punto que lo ven como algo malo.
“Conozco el caso de una joven que creció con ese tipo de percepción ante eso, y cuando entabló matrimonio no podía tener relaciones sexuales con su esposo, porque sentía temor de perder su entrada al cielo”, dijo García.
El profesional indicó que es claro que la sexualidad mal llevada o irresponsable puede generar muchas consecuencias que van desde enfermedades, embarazos no deseados, abusos o violaciones; pero lo más importante acá, es el tipo de educación que se le da a las personas sobre ellas, y sobre todo en los grupos religiosos, la cual es bueno que la hagan ver como un acto de amor propio y mutuo, que se puede realizar con libertad y al mismo tiempo con responsabilidad.
“Los seres humanos tenemos el don de crear vida a través de ella, y que tener una vida sexual con una pareja estable y más aún si están casados, es algo normal y que conlleva a fortalecer los lazos de afecto entre ellos, como dicen por ahí, si se hace con amor, es válido”, enfatizó García.

“Una opción es que la pareja vuelva a sus inicios, a su primer amor, a lo que realmente valoran de cada uno y esto los pueda unir, dejando a un lado las creencias disfuncionales y volviendo a lo realmente esencial. Para ello debe existir un profundo compromiso de cada uno de ellos para sacar adelante ese proceso”: Erdwin Fernando García, coach de vida.

Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Su voto: Ninguno (7 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones