Publicidad
Mar Sep 19 2017
27ºC
Actualizado 02:15 pm
Viernes 20 de Abril de 2012 - 12:01 AM

¿Cómo y cuándo pedir perdón?

No es bueno que se quede esperando a que la otra persona se arrepienta. Empiece por perdonarse a usted mismo y aprenda también a perdonar, así deba hacerlo a la distancia.

Arroillarse, jurar, rogar, desgarrarse las vestiduras. Lo anterior no sirve para nada, cuando de buscar el perdón de alguien se trata.
Hay personas que creen que poniéndosele de rastras al otro lo perdonarán. Pero, ¿qué tal que sea solo un acto teatral y no haya un profundo arrepentimiento?
Tampoco puede creer que alguien que se suelta en llanto está totalmente arrepentido. ¿Por qué cree que existen las llamadas lágrimas de cocodrilo?
No es que un verdadero arrepentimiento venga sin lágrimas o sin rodillas doblegadas. Para algunos, así se exterioriza.
Lo que se trata de explicar es que no importa las arandelas que acompañen ese momento; sólo basta con que esa persona que ofrece perdón abra su corazón.
Pero bien se sabe que hay personas que tienen claro que no son quiénes para perdonar. Sólo le piden a esa persona que se siente mal, que la embarró o que se equivocó, que en realidad se perdone a sí mismo. De esa forma aceptan las disculpas y siguen adelante.
Vanguardia Liberal habló con expertos en el tema del perdón, para saber cómo y cuándo perdonar.

Preguntas y +respuestas

Nancy Yadira Bohórquez
Psicóloga
¿Cómo ofrecer perdón?
Sincera y abiertamente. El diálogo directo es el mejor, la claridad, el asumir la responsabilidad de los actos cometidos, obvio, sin culpar al otro de lo que uno ha hecho.
Por ejemplo, a veces la gente pide perdón y le dice al otro que él también tuvo la culpa porque lo puso de mal genio, o lo provocó o dejó de hacer una cosa u otra y ahí no hay un reconocimiento de la falta cometida. Es necesario que quien pida perdón esté verdaderamente arrepentido de lo que haya cometido y con una disposición para el cambio. Se requiere de una firme decisión de no volver a cometer la acción de la cual se está arrepintiendo.
¿Cuándo es el mejor momento?  
Cuando hay un arrepentimiento verdadero de la acción que pudo haber hecho daño al otro. Siempre es el mejor momento, no es bueno dejar que se incremente el dolor, la rabia o el resentimiento, ni en quien cometió la falta, ni en quien la recibió.
¿Cómo saber que hay un verdadero arrepentimiento?
Cuando hay una firme disposición para no volver a cometer la acción equivocada que afectó al otro, que le hizo daño o cuando quien comete la falta la reconoce asumiendo las consecuencias de sus actos. Hay arrepentimiento cuando no se inculpa al otro como motivante de la acción lesiva o cuando se está dispuesto a reparar el daño.

Olga Susana Otero
Psicóloga especialista en Constelaciones Familiares
¿Por qué debemos empezar por perdonarnos a nosotros mismos?
Los seres humanos tenemos expectativas de nosotros mismos, muchas veces infantiles, como las expectativas de perfección y de acierto permanente y eso es irreal, nadie es perfecto y todos nos equivocamos. Por eso perdonarnos significa reconocer la imperfección humana y nuestras debilidades así como nuestras fortalezas.
¿Qué pasa cuando nos quedamos esperando que alguien nos ofrezca su perdón? ¿Y qué pasa si este arrepentimiento de parte de otro no llega?
Pasa que no somos felices y sufrimos porque hacer expectativas y que no se cumplan frustra a cualquiera. A veces creamos resentimiento que es repetir el sentimiento de rabia o molestia porque el otro en relación con nosotros no se comportó como esperábamos.
¿Qué decir de las personas que no son capaces de perdonarse a sí mismas?
El sentimiento de culpa es frecuente en el ser humano y aparece cuando sentimos que no cumplimos las expectativas propias. Quedarnos en el dolor de no lograr cumplir con lo que esperábamos de sí mismos sólo sirve para bajar nuestra autoestima y estancarnos. Lo único sano en esta situación es ampliar la expectativa de quiénes somos y cómo reaccionamos para así tener una idea más humana y real de lo que cada uno somos.
¿Qué decir de las personas que no son capaces de ofrecer perdón?
Quien no perdona permanece estático y se estanca. No perdonar internamente hace que no avancemos. Los actos nuestros tienen consecuencias y si ofendemos o lastimamos a alguien, esa persona puede perdonar pero la consecuencia puede ser cambiar la forma de relacionarnos. Es una defensa para evitar ser lastimados de nuevo.  
Existen algunas técnicas para perdonar a la distancia, por ejemplo, cuando se fue la pareja o cuando alguien falleció. ¿Cómo hacerlo y por qué es importante?
Claro. Los terapeutas somos expertos en trabajos mentales donde el corazón se contacta desde los sentimientos para solucionar asuntos pendientes, en especial si la persona ya no vive. No es fácil hacerlo solo, necesita el apoyo de alguien experto. Expertos en duelos por ejemplo.
Por último, ¿qué decir de aquellos que ofrecen su perdón arrodillándose, desgarrándose las vestiduras, entre otras manifestaciones físicas más dicientes?
Histéricos hay hombres y mujeres, actores también, pero arrodillarse es un acto que muestra que somos más pequeños que el otro, es colocarnos a nivel del niño que teme el abandono y necesita honrar al otro.
Nos arrodillamos ante quienes creemos que debemos reconocer como más grandes.
Si es en una relación, quedará pactado que el niño o la niña que será el arrodillado y el que está de pie será una figura paterna o grande. Por lo menos, esto asegura una relación de desequilibrio.

¿Diferencias al pedir perdón, de acuerdo al género?
Muchas personas consideran que existen diferencias en el momento de pedir perdón, si se es hombre o si se es mujer. Algunos hombres expresan que cuando han tenido que ofrecer disculpas a las mujeres, han tenido que “rogar” y que no es fácil para ellos, pues requieren muestras significativas de que son sentidas sus disculpas. Para ellas, simples palabras no tienen validez.
Frente al tema, la psicóloga Nancy Yadira Bohórquez dice que intuitivamente sí cree que las mujeres sean más emocionales y esperen respuestas emotivas del otro. “Los hombres son más racionales y seguramente esperan acciones más específicas por parte de la mujer”.
Para la psicóloga Olga Susana Otero, influye más que el género, las creencias que hayamos adquirido de nuestros padres, respecto de la forma de pedir perdón y de creer en ese arrepentimiento.
“Somos leales a lo que nos enseñaron en nuestras familias de origen y a lo que vimos en las relaciones entre hombres y mujeres de nuestra familia, en especial, de nuestros padres. No solo en la forma de pedir excusas o decir lo siento hay diferencias entre hombres y mujeres, pues quien es más racional  lo hace de forma diferente a la persona en la que predomina su parte femenina, léase centrada en los sentimientos más que en las razones”.

¿Por qué esperar a que le ofrezcan perdón?
Hay personas que viven creyendo que los demás están en deuda con ellos porque les han generado dolor, pero aún así no han llegado a ofrecerles disculpas, pedirles perdón y una señal clara de arrepentimiento.
Es importante que sepa que el primer paso es perdonarse a sí mismo, pues usted también permitió que ese episodio que le generó tristeza se hubiese dado. Así que antes de esperar que otro llegue a ofrecerle disculpas, perdónese usted mismo.
Otro ejercicio que piden los expertos en el tema de Trainer de vida es que empiece a ver a esa persona que le hizo daño como un maestro, porque esa persona apareció en su vida para enseñarle algo.
Usted puede realizar un ejercicio práctico que es, en medio del dolor, decirse dos palabras que le ayudarán a perdonarse. Dígase “lo siento”, “te amo”. Ese “te amo” no estará dirigido a esa persona que lo hirió sino a usted mismo. Ámese.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Postre de limón
Este postre casero es perfecto para calmar tus antojos a cualquier hora del día. Puedes prepararlo en moldes individuales o en uno grande para porcionar en caso de visita.
Publicidad
Publicidad