Dom Jul 23 2017
22ºC
Actualizado 05:57 pm
Martes 30 de Septiembre de 2014 - 09:52 AM

La perrita Muñeca, amputada por un hombre en Bogotá, volvió a caminar

Los juegos preferidos de la perrita Muñeca son perseguir las sombras de sus orejas puntiagudas y tratar de cazar moscas. Observa con detenimiento las figuras que se dibujan en el piso y permanece atenta al más mínimo zumbido. Desde que tres de sus cuatro patas fueron amputadas sus sentidos de la vista y el oído se agudizaron.

El pasado mes de abril Muñeca fue víctima del maltrato animal. Mientras jugaba en una zona verde del barrio Protecho, en la localidad de Ciudad Bolívar de Bogotá, un contratista de la empresa Aseo Capital cortó sus patas con una guadañadora. Tres fueron amputadas y una sufrió una fractura en la tibia. Muñeca perdió la movilidad y su estado de salud se deterioró.

Pasó por varias cirugías y largas hospitalizaciones en la clínica veterinaria Dover. También fue centro de atención de los medios de comunicación y de algunos personajes de la farándula criolla como ‘La gorda’ Fabiola. Han pasado casi cinco meses desde aquel episodio y la perrita Muñeca quedó en el olvido. KienyKe.com la buscó para saber en qué va su proceso de recuperación y si Aseo Capital ha cumplido a cabalidad su compromiso.

El veterinario Henry Benavides de la clínica Dover, donde la perrita Muñeca ha permanecido desde el incidente, explica que ha tenido varios cambios representativos. “Ella está bien entre comillas porque sufrió la amputación de tres extremidades. Pero su evolución médica y de comportamiento ha sido favorable”, dice. Benavides también reconoce que sufrió un trauma y ha soportado mucho dolor.

En la actualidad, Muñeca, de 18 meses aproximadamente, logró superar que su esófago se estrechara y le impidiera comer e incluso respirar. También ha mejorado las relaciones con los humanos. Aunque prefiere la compañía de las mujeres. Camina, juega con otros perros y se atreve a escarbar en la tierra. Así es la nueva vida de Muñeca.

“Dócil pero fuerte de espíritu”

“Muñeca no soportaba que las personas se le acercaran. Era agresiva y estaba a la defensiva. Pero era su manera de decir: ¡No me hagan daño!”, dice Paula Hoyos, veterinaria de la guardería Mi Refugio Canino.

Los lunes, miércoles y viernes la perrita madruga para ir a Mi Refugio Canino, un lugar especializado que lleva siete años cuidando y entrenando perros. La ruta, donde ella y más de 20 perros escuchan música relajante en el camino, la recoge a las siete de la mañana en la clínica Dover.

Su primer día en la guardería fue el pasado 11 de agosto, luego de que Paula Hoyos y Luis Gabriel Corredor, veterinarios y propietarios de Mi Refugio Canino, y sus perros Agaton y Freiya, de raza bernés de la montaña, le hicieran una visita. Muñeca se sintió segura junto a la familia.

Al principio solo socializó con cuatro perros, todos de carácter dócil, poco temperamentales y extrovertidos. Además, su trato con las personas fue restringido. Entre la segunda y tercera semana convivió con perros un poco más juguetones. Pasó el tiempo y logró socializar con todos los perros y estar más cerca de los humanos.

Ella no oculta su empatía con Luis Gabriel. Se deja cargar y consentir sin problema. Pero lo más importante de su paso por la guardería es la recuperación de la movilidad. Muñeca volvió a caminar con alguna dificultad. Esto gracias a la fisioterapia activa que le permitió que el metabolismo se activara y sus músculos se fortalecieran. Es más autónoma e incluso juega con sus compañeros a revolcarse.

Es difícil definir su carácter pero Paula y Luis Gabriel aseguran que es cariñosa, tierna y sociable. Además es un animal que ya no tiene miedo, fuerte y equilibrado.

Desde Estados Unidos llegarán las prótesis que harán que la perrita Muñeca camine con mayor facilidad y recupere su postura natural. Fueron hechas a partir de radiografías, videos y moldes especiales. Según Benavides, las piezas tuvieron un costo de 4.000 dólares y requieren un mantenimiento anual que cuesta 500 dólares. El futuro de Muñeca es incierto. Su tratamiento es costoso.

“En algún momento los responsables se van a limpiar las manos y no van asumir la propiedad de ella. Muñeca necesita cariño, afecto y cuidado. Ella es de todo el mundo pero al mismo tiempo no es de nadie”, confiesa Benavides.

Publicada por
Su voto: Ninguno (5 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Espagueti al Ajo, Aceite y Picante italiano)
Una pasta elemental y rápida de preparar, pero con mucho sabor.
Publicidad
Publicidad