martes 23 de julio de 2019 - 12:00 AM

Robi, el ‘entrenador’ de los futuros programadores

Dagabot es una compañía santandereana que le apuesta a la educación aplicada desde la robótica y la programación. Robi es su primera creación, pero en la actualidad esta empresa trabaja en otros novedosos desarrollos.
Escuchar este artículo

Hay emprendedores por necesidad pero también los hay por motivación. Nelson Darío García Hurtado, CEO de Dagabot, hace parte de los últimos, es un incansable soñador y amante de la educación que vio un vacío en la enseñanza de la robótica y decidió tomar cartas en el asunto.

“Siempre me interesé por el tema de la robótica y cuando terminé mi ingeniería Dios me dio la oportunidad de trabajar en el tema educativo. Creo que desde la educación se puede cambiar no solo la vida de las personas, sino a todo un país”, comenta este emprendedor.

Fue precisamente en ese trabajo, en que recibía visitas de estudiantes de colegios para conocer más de robótica, en el que vio la necesidad de crear una manera diferente de enseñar a la tradicional, pues un tablero solo aburría a los niños y jóvenes.

“Es fundamental que un niño esté motivado porque así desarrolla su potencial al máximo, por eso empezamos a hacer algunos robots y los papás empezaron a comprarlos; pudimos motivar mucho más con este tipo de herramienta”, recuerda este ingeniero electrónico de la Universidad de Pamplona.

El robot Robi se puede programar desde una computadora o desde dispositivos móviles, como tabletas y celulares; el programa puede ser ejecutado por niños desde los cinco años, ya sea en el colegio o en la comodidad de su vivienda.

Hola, soy Robi

Este proyecto pasó a ser un desarrollo de cerca de tres años y medio para lograr un robot más complejo, un aula virtual y un material conjunto que estuviera adaptado a las necesidades educativas del país. Así nació Robótica para Educar y Robi, un robot móvil autónomo programable, en el que se invirtieron cerca de $800 millones.

“Al comienzo nos apalancamos con un capital semilla, estuvimos en convocatorias de Colciencias, ganamos una convocatoria del Fondo Emprender e hicimos algunos programas locales de emprendimiento, lo que nos ayudó a sostener parte de este sueño que completamos con préstamos e ingresos propios”, afirma.

Aunque todavía están cumpliendo con algunas obligaciones financieras de ese inicio empresarial, en la actualidad esta idea ha tenido una excelente acogida y ha mejorado notablemente los ingresos.

En este momento, Robótica para Educar está presente en más de 82 colegios ubicados en Bucaramanga, Bogotá, Barranquilla, Cali y Medellín en los que más de 45.000 estudiantes se benefician; cuenta con nueve empleados, seis en la parte técnica operativa y tres en la comercial, además de seis personas distribuidas en Bogotá, Cali y Medellín.

Desde su creación, Robi ha tenido múltiples distinciones. Ganó Expo Robot en el Campus Party en 2015, ha ganado reconocimientos en varias exposiciones de robótica y en la Feria del Libro de Bogotá; también ha sido el primero por nivel de ventas en Apps.co.

“El año pasado pudimos participar en Apps.co en donde se midió la proyección que tiene Dagabot. Allí la empresa fue tasada y a hoy vale más de $5.000 millones por la gran proyección en el mercado, pues en Colombia hay cerca de ocho millones de estudiantes, por esto creemos que vamos a lograr un 5% de presencia en el mercado nacional este año”, asegura este ingeniero.

Además, espera aumentar sus ventas en el mercado latinoamericano por lo que sus productos ya están siendo comercializados en México; también trabajan por llevar este proyecto a Costa Rica, dos de los cinco países en los que espera incursionar.

“Nosotros queremos cambiar la mentalidad. Esto no es solo para quienes quieren ser ingenieros o les guste la tecnología, porque la programación enseña a pensar, desarrolla en el niño habilidades intelectuales, motivación, pensamientos de orden superior y tolerancia a la frustración”, explica el también máster en Controles Industriales y Robótica.

Tres líneas de servicio

Sumado a Robi y el programa Robótica para Educar, en el que están trabajando para brindar servicios educativos para estudiantes de últimos grados y universitarios, Dagabot cuenta con dos líneas más de servicios: robótica industrial y desarrollo.

En el área de robótica industrial ofrece a las empresas en Colombia y Latinoamérica soluciones de automatización basadas en robótica, pero asequibles y configurables, lo que permite a diferentes sectores un incremento en la productividad.

Mientras que en el área de desarrollo se trabaja en un robot para tareas de antiexplosivos, remoción de minas antipersona y erradicación de cultivos ilícitos.

Finalmente, Nelson Darío García invita a que “los que quieren emprender tienen que entender que el dinero es lo último que se debe conseguir. Lo primero es prepararse, formular un buen plan de negocios y entender que necesitamos rodearnos de personas que sepan del tema en lo que uno tiene falencias”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad