Publicidad
Mié Nov 22 2017
21ºC
Actualizado 07:19 pm
Sábado 18 de Febrero de 2012 - 11:00 AM

Comienza juicio contra 32 acusados del mayor caso de corrupción en Irán

El juicio contra 32 acusados del desfalco de 2.600 millones de dólares, el mayor caso de corrupción desvelado en la historia de la República Islámica de Irán, se inició hoy en el juzgado numero 1 del Tribunal Revolucionario de Teherán.
Tomada de internet/VANGUARDIA LIBERAL
Comienza juicio contra 32 acusados del mayor caso de corrupción en Irán
(Foto: Tomada de internet/VANGUARDIA LIBERAL)

Según la fuente, el fiscal general de Teherán, Abas Yafari Dolatabadi, leyó las 220 páginas del auto de acusación del caso, en el que hay implicados al menos siete bancos públicos y privados y que ha salpicado al presidente de Irán, Mahmud Admadineyad, y su Gobierno.

El principal acusado, aunque no se han dado los nombres de los presentados hoy en el tribunal, es el empresario iraní Amir Mansur Josravi, al que los rivales ultraconservadores de Ahmadineyad vinculan con el entorno del presidente, lo que este ha negado tajantemente.

"La compañía 'Amir Mansur Aria' para el desarrollo de inversiones es una banda organizada que ha amenazado y socavado la seguridad económica de la sociedad", dijo Dolatabadi en la lectura de la acusación, que implica a los cuatro hermanos propietarios de la empresa.

Varios de los acusados a los que se atribuye mayor responsabilidad, según Dolatabadi, están considerados por la legislación religiosa de Irán como "corruptos en tierra" (corruptos desde la raíz) y podrían ser condenados a muerte.

Dolatabadi pidió que el tribunal actúe de forma ejemplarizante y apuntó que hay otras personas investigadas con las que se podría ampliar el proceso.

Según las autoridades iraníes, por medio de sobornos, los principales responsables obtuvieron garantías bancarias falsificadas por empleados de entidades privadas y consiguieron créditos de bancos públicos, que en parte utilizaron para comprar empresas privatizadas por el Estado y en parte sacaron del país.

Tras desvelarse el caso en septiembre pasado, Mahmud Reza Javari, director general del Banco Melli, el mayor de propiedad pública de Irán, dimitió del cargo y posteriormente huyó a Canadá, donde ha sido reclamado por las autoridades iraníes por medio de Interpol.

El vicegobernador del Banco Central de Irán, Hamid Purmohamadi, fue detenido el 29 de septiembre pasado en relación con el caso.

Según diplomáticos destacados en Teherán, el caso lo han aprovechado los más ultraortodoxos del régimen teocrático musulmán chií de Irán, reunidos en torno al líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, en su lucha por el poder contra el entorno de Ahmadineyad, considerado más abierto en cuestiones sociales.

Los partidarios de Jamenei, que se denominan "principalistas", tratan de cercar a los de Ahmadineyad, a los que califican de "desviacionistas" y acusan de poner en duda la primacía religiosa sobre el poder político, lo que ha llevado ya a prisión a varias decenas de personas del entorno del presidente.

Con la excusa de este caso y otras supuestas irregularidades del Gobierno, los principalistas tratan de que Ahmadineyad se presente ante el Parlamento para un interrogatorio el próximo 5 de marzo, en una sesión que podría llevar a una censura y que sería la primera comparecencia de este tipo de un presidente ante el legislativo.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad