Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 05:55 pm
Martes 19 de Septiembre de 2017 - 05:01 AM

Aumentó en 32% embarazo de niñas menores de 14 años en Bucaramanga

Wendy Cárdenas* quedó embarazada por primera vez a los 13 años y solo a los 15 dio a luz a su primogénito. Actualmente tiene 19 años y tres hijos. Su vida hace parte de las cifras de embarazo adolescente que preocupan a las autoridades.
Archivo/VANGUARDIALIBERAL
En 2015 reportaron 34 casos. En 2016 la Secretaría de Salud de Bucaramanga tuvo conocimiento de 45.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

La bumanguesa, madre de dos niños y una niña, habló con Vanguardia.com sobre los cambios que tuvo su vida después de su primera relación sexual a los 13 años y posterior embarazo a la edad de 15. Cárdenas hace parte de las 1.766 menores entre los 15 y los 19 años que dio a luz en 2013 en Bucaramanga.

En el marco de la semana Andina de prevención de embarazo en adolescentes, el secretario de Salud de Bucaramanga, Raúl Salazar, aseguró que en Bucaramanga durante 2016 se reportaron cerca de 45 embarazos en niñas de 10 a 14 años de edad.

Lea también: 50,5 % de los niños en Colombia son de embarazos no deseados

La cifra es alarmante sobre todo si tienen en cuenta los resultados de 2015, año en el que se reportaron 34 casos similares en Bucaramanga. Es decir, 11 casos menos que en 2016.

Aunque Wendy no hace parte de las cifras del año pasado sí hace parte del triste panorama que les espera a aquellas niñas que quedan embarazadas en la ciudad.

"Tuve mi primera relación sexual a los 13, con mi novio de 17 años. Quedé asustada de ese encuentro, por lo que no tuve más relaciones con él. A los cuatro meses el médico me dijo que estaba embarazada…", contó la joven a Vanguardia.com.

Para ese entonces la niña vivía con sus padres y un hermano menor en una casa al Norte de Bucaramanga. Como sus padres la regañaban constantemente, ella asegura que encontró en su novio la felicidad que no tenía en su hogar.

"Cuando tuve seis meses de embarazo me fui a vivir con mi novio. Pero a tres semanas de que naciera el bebé, lo perdí. Yo tenía anemia y al parecer mi cuerpo no tuvo fuerzas para tener a mi hijo más tiempo. Nació muerto. Ahí comenzó el tormento. Mi novio se disgustó porque yo no iba a ser ni mamá ni estudiante, porque ya me había retirado del colegio", confesó Wendy a Vanguardia.com.

El cambio de la casa de los padres a la casa del esposo es más frecuente de lo que parece. Para el secretario de Salud de Bucaramanga, en la mayoría de los embarazos adolescentes hay un trasfondo de maltrato en el hogar o nivel económico bajo, por lo que las niñas buscan un escape o 'algo para hacer'.

Según Salazar, "a veces se fijan en los subsidios que da el gobierno por los hijos. Otras veces simplemente quieren salir de su casa, irse a vivir con su novio. Este problema va más allá de la sexualidad, porque estos jóvenes no tienen un propósito de vida claro".

Lea también: Invima aprobó nuevo medicamento para interrumpir el embarazo

Para disminuir los números de este flagelo, de acuerdo con el Secretario, es necesario comenzar a prevenir las relaciones sexuales sin protección y a tan temprana edad.

Este esfuerzo ha disminuido el número de embarazos en niñas entre los 15 y 19 años de edad. En 2015 los casos sumaron 1.595 mientras que en 2016 las autoridades tienen registro de cerca de 1.395 casos en Bucaramanga.

"Mientras trabajamos con las menores ya embarazadas hay que dedicarnos a prevenir más casos. A los niños y jóvenes hay que hablarles con seriedad. Es mejor que desde primero primaria se les hable de propósito de vida y que cuando estén un poco más grandes ya se les toque el tema sexual. También es necesario que los jóvenes encuentren en maestros y doctores una voz amiga a la cual acudir", expreso Raúl Salazar.

"¿Me embarazo y luego qué?"

La vida de Wendy dio un giro cuando perdió a su bebé. A los seis meses de la pérdida volvió a vivir con sus papás porque la relación con su novio no funcionó. Sin embargo, al año volvió a quedar embarazada.

"Conocí a un muchacho que era nuevo en el barrio. Nos volvimos novios y como a los cinco meses quedé embarazada de nuevo. Yo tenía miedo, pero él me acompañó en todo momento. Cuando nació mi hijo nos fuimos a vivir a una casa que él consiguió. Vivimos en una invasión muy cerca a la casa de mis papás", afirmó Cárdenas.

De acuerdo con el estudio caracterización de las adolescentes gestantes de Bucaramanga, realizado por la Universidad Autónoma de Bucaramanga, el 59% de las menores embarazadas consultadas afirmó haber deseado quedar embarazada.

Al respecto, el estudio determinó que estas mujeres "desean su gestación con el fin de formar un nuevo hogar, tratando de escapar del suyo propio por violencia intrafamiliar. Sus compañeros son algo mayores, quienes en su mayoría aceptan y se preocupan por la evolución del embarazo, llevando una buena relación de pareja".

La joven bumanguesa, por ejemplo, quedó viuda a la edad de 16 años. Pero cuando tenía 17 ya en su vientre cargaba a su segundo hijo. Y a la edad de 19 tuvo a su tercer bebé, su única hija.

"Mi bebé tiene 3 meses. Gracias a Dios mi novio tiene trabajo legal, porque no sé qué haría si no contara con su ayuda. Yo no terminé mi bachillerato y no soy experta en nada. Si mi novio me deja, creo que me toca llevarle mi hijos a mi mamá para poder buscar algún trabajo", explicó Wendy.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
dorado festivo
Sorteo del 22 de Oct
1
0
9
9
culona festivo
Sorteo del 22 de Oct
9
1
4
9
Astro Luna
Sorteo del 22 de Oct
cancer
0
4
3
9
Publicidad