Sábado 12 de Noviembre de 2016 - 09:15 PM

Santos explicó los cambios del nuevo acuerdo de paz con las Farc

“Recibimos más de 500 propuestas de todos los sectores: sociales, religiosos, víctimas, partidos políticos. Se agruparon en 57 temas para la discusión con las Farc”.
COLPRENSA, VANGUARDIA LIBERAL
Presidente Santos explicó los cambios del nuevo acuerdo de paz con las Farc
(Foto: COLPRENSA, VANGUARDIA LIBERAL)

Después del 2 de octubre se inició un diálogo nacional para conseguir el nuevo acuerdo y este sábado , el presidente Juan Manuel Santos se volvió a dirigir a los colombianos para destacar los cambios hechos en el mismo, con ánimo de conseguir el mayor consenso nacional.

El mandatario colombiano, tiempo después de la firma en La Habana, destacó todo el esfuerzo invertido para dialogar con todos los sectores y afirmó que casi todas las propuestas de los promotores del ‘No’ fueron acogidas.

“Recibimos más de 500 propuestas de todos los sectores: sociales, religiosos, víctimas, partidos políticos. Se agruparon en 57 temas para la discusión con las Farc.  Todos, absolutamente todos, fueron discutidos a profundidad con las FARC y defendidos por la delegación del gobierno con total lealtad y fidelidad a lo expresado por los diferentes sectores”, dijo.

“Logramos precisiones, ajustes y cambios en 56 de los 57 temas abordados”, aseguró, al tiempo que agradeció a todos los que aportaron para la construcción de ese nuevo documento.

La tarea que se asumirá ahora será el de la divulgación, que afirmó, inició este mismo sábado con los promotores del ‘No’, y que continuará en estos días pues el equipo negociador se devolverá a Bogotá para explicar el acuerdo.

Vea imágenes de: Colombianos celebran anuncio de nuevo acuerdo de paz con las Farc

“Este acuerdo fortalecido con los aportes ciudadanos lo vamos a divulgar ampliamente a partir de mañana para que sea conocido por todos.  Hoy me he reunido con el expresidente Uribe en Rionegro por tres horas, y he hablado varias veces con el expresidente Pastrana y con la exministra Marta Lucía Ramírez. Todos los voceros del no recibirán los textos a más tardar mañana”, dijo.  

Al igual que el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, el presidente dijo: “con toda humildad, quiero reconocer que este nuevo acuerdo es un mejor acuerdo”, e invitó a los colombianos a que se unan con el nuevo documento.

“Este acuerdo, renovado, ajustado, precisado y aclarado, debe unirnos no dividirnos. Esa es mi invitación. A que nos unamos, así el acuerdo no satisfaga todas las aspiraciones de todos los sectores.  Invito a todos los colombianos, a los promotores del Sí y del No, a que le demos una oportunidad a la paz con este nuevo acuerdo”.

Los cambios

En una larga alocución, el mandatario se tomó el tiempo para explicar los que serían los puntos fundamentales del nuevo acuerdo, que permitirían la entrega de armas por parte de las Farc.

Lea también:  Uribe Vélez pide revisar nuevos acuerdos entre el Gobierno y las Farc

“Uno de los temas que más reclamaron los colombianos era que las Farc entregaran sus bienes y la plata que tengan disponible para reparar las víctimas. Eso se logró. En el nuevo acuerdo, las Farc tendrán que declarar y entregar todos sus bienes, so pena de perder los beneficios, y se usarán para reparar a las víctimas”, dijo.

Jurisdicción especial para la paz

El presidente Santos destacó dentro de los cambios de la Jurisdicción Especial para la Paz,  que  se especifican en qué consistirá la restricción efectiva de la libertad.

“El Tribunal debe fijar en cada caso: Los espacios concretos en donde deben estar los sancionados durante la ejecución de la pena (que nunca serán más grandes que una Zona Veredal Transitoria de Normalización); los horarios en los que deben cumplir las sanciones restaurativas; establecer el sitio de residencia durante la ejecución de la sanción; imponerles el deber de solicitar autorización para salir de las zonas donde cumplan la sanción y señalar la periodicidad con la que el órgano de verificación debe reportar sobre el cumplimiento de la sanción”, dijo.

Explicó, también, que el tiempo que pasen los guerrilleros que decidan desmovilizarse en las zonas veredales se tendrá en cuenta como parte de la sanción si en ese periodo realizan actividades de reparación.

Sobre la articulación de la justicia transicional y el sistema judicial ordinario, el mandatario afirmó que se acogieron varios puntos, como por ejemplo ponerle un tiempo de duración a la Jurisdicción Especial para la Paz.

“Eso se logró. Funcionará hasta por 10 años y sólo podrán recibir solicitudes de investigación durante los dos primeros años”, dijo Santos.

Se acordó que las ONG no podrán actuar como fiscales y acusar, “solo presentar información que será valorada y contrastada por los jueces y magistrados del Tribunal”.

Se quitaron los jueces extranjeros, por lo que todos serán colombianos y el manejo de las tutelas frente a las decisiones de la Jurisdicción Especial para la Paz podrán ser revisadas. Según el jefe negociador, Humberto de la Calle, por la Corte Constitucional.

Además, se eliminó, según el presidente Santos, una de las preocupaciones de los empresarios frente a una especie de “cacería de brujas”.

“Ese temor quedó totalmente disipado y los empresarios satisfechos. Los que no sean responsables de crímenes graves tienen la posibilidad de obtener la terminación de los procesos que hoy los puedan afectar en la justicia ordinaria”, dijo.

Y agregó, frente a este punto, que se logró una fórmula para que los soldados y policías tengan los máximos beneficios.

“Logramos una fórmula que garantiza a nuestros soldados y policías, en servicio activo y retirados, los máximos beneficios, pero con total seguridad jurídica. Esta solución dejó tranquilos a todos. Es lo mínimo que podíamos hacer por ellos y había sido un compromiso personal mío”, dijo.

Reforma agraria integral

Sobre el campo colombiano, el presidente Santos aseguró que en el nuevo acuerdo se eliminó una de las más grandes preocupaciones del Centro Democrático sobre la expropiación y la propiedad privada: “Todo eso se logró y se ratificó, como lo pidió expresamente el ex presidente Uribe. Que no queden dudas: ¡Se respetará el derecho a la propiedad!”.

Además, afirmó que se decidió crear una comisión de expertos para revisar algunos temas sobre la legislación agraria, que aunque no hicieron parte del acuerdo firmado en Cartagena, decidieron atenderlas.

“El catastro –fundamental para formalizar la tierra—no modificará por sí mismo los avalúos de las tierras.  Dejamos absolutamente claro que en virtud de este acuerdo no se autorizarán nuevas zonas de reserva campesina, más allá del trámite normal de acuerdo a la legislación vigente que hay sobre estas zonas”, dijo el presidente.

El dinero

Sobre las preocupaciones de la financiación del acuerdo de paz, el presidente explicó que  pusieron fechas realistas para el tema de la implementación, siempre con el condicionante de la sostenibilidad fiscal del país.

“Para dar tranquilidad, se incluyó expresamente que la implementación se hará con respeto al principio de sostenibilidad fiscal, y se amplió de 10 a 15 años el plazo de implementación para reducir la presión fiscal, si es que la hubiera, y no afectar de manera alguna los programas prioritarios del gobierno”, dijo.

Participación en política de las Farc

Sobre el punto de participación política, se especificaron puntos como el de las 15 curules transitorias en las cámaras de representantes, dado a que muchos afirmaron que serían para las Farc.

“En el nuevo acuerdo se incluyó expresamente que el partido que surja de la reincorporación de las Farc no podrá, repito, no podrá, inscribir candidatos para esos espacios. Esta modificación dejó satisfechos a muchos de los voceros del No que habían expresado preocupación por este tema”, dijo.

Además, se redujo desde el primer año en un 30 % la financiación al partido de las FARC para que haya igualdad con las demás colectividades; y sobre la protesta social se dejó claro que debe ser siempre pacífica y que el Estado debe proteger los derechos de todos los ciudadanos.

La reincorporacion

Sobre el punto de reincorporación de los desmovilizados de las FARC, el mandatario afirmó que se creó una  comisión de protección y garantías de seguridad en la que se incluía la participación de las FARC pero en el nuevo acuerdo se eliminó, por recomendación de la exministra Marta Lucía Ramírez.

“Se eliminó también las facultades de esa comisión para revisar hojas de vida, o ejercer facultades de inspección y vigilancia sobre las empresas de seguridad privada”, dijo el presidente.

Narcotráfico

Respecto al narcotráfico y la lucha contra el problema de las drogas, “el nuevo acuerdo obliga a todos los que se presenten a la Justicia especial de Paz a entregar toda la información relacionada con el narcotráfico de manera exhaustiva y detallada para atribuir responsabilidades. En este tema fue particularmente insistente el ex presidente Pastrana”.

Así mismo, dijo el mandatario, “se reiteró y subrayó también que el gobierno mantiene todas las herramientas para la erradicación, incluyendo la fumigación, además de los programas de sustitución para los campesinos”; y se especifica que no habrá formalización de ningún predio sin que antes se constate que está libre de la presencia de cultivos ilícitos.

A lo anterior se suma que se robustece el papel de la familia y de los grupos religiosos en la política de prevención y atención a los consumidores.

El bloque de constitucionalidad

Como el jefe negociador Humberto de la Calle, el presidente reiteró que no se incorporarán los acuerdos en el bloque de constitucionalidad, ya que según el presidente generó mucho rechazo.

“Confieso que tenían razón, porque además generó muchas malas interpretaciones sobre el acuerdo. Eso se corrigió. Sólo quedarán los temas de derechos humanos y de Derecho Internacional Humanitario, que ya de por si hacen parte de la constitución”, dijo el presidente.

En esa línea también se suma la aclaración en el nuevo acuerdo, de que el Gobierno Nacional será el único responsable de la implementación.

Enfoque de género

Santos afirmó, nuevamente, que en el acuerdo de paz no se incluirá la denominada ‘ideología de género’: “Se hicieron las modificaciones para garantizar que la llamada ideología de género no está presente -nunca lo estuvo- ni siquiera de manera sugerida”.

Explicó que lo que se dejó claro es que se le darán garantías especiales a las mujeres; se incluyeron “principios de igualdad y no discriminación, de libertad de cultos y se reconoció a la familia y a los líderes religiosos como víctimas del conflicto. Esa fue otra solicitud expresa”.

En qué no se avanzó

Sin embargo el presidente Santos también aceptó que hubo un tema en el que no se avanzó: “un punto que reclamaban muchos de los del No era que los jefes guerrilleros no pudieran ser elegidos”.

Por ello dijo: “Es muy importante que los colombianos entendamos que la razón de ser de todos los procesos de paz en el mundo es precisamente que los guerrilleros dejen las armas y puedan hacer política dentro de la legalidad. Este proceso con las FARC no es una excepción, ni puede serlo”.

Y agregó: “Para ser claro: no tendrán curules a dedo. Al contrario, tendrán que participar en las elecciones. Tampoco tendrán cargos en el gobierno, como ha ocurrido en muchos otros casos. Pero si podrán ser elegidos”.

Publicada por
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad